El pasado domingo el gran periodista que es, mi viejo compañero de fatigas y amigo, escribía en el “Vozpopuli” que dirige un buen y preocupante artículo, con un título a medias entre la esperanza y el desconsuelo. “¿Sigue siendo España una Democracia?”, se preguntaba con cierto pesimismo, o con más pesimismo de lo acostumbrado en él y es que don Jesús, por lo que escribe, ya empieza a no ver clara la situación que vivimos.

Incluso en un momento llega a decir:

 “La degradación del Estado de Derecho es una realidad innegable en la España de Sánchez. Con la mayoría de los medios de comunicación en quiebra técnica y una total dependencia del Ibex y/o de las ayudas oficiales, y unas elites empresariales y financieras, representadas por CEOE, que de rodillas esperan como agua de mayo la parte del león de esos 72.000 millones gratis total que llegan de Uropa y que Sánchez se dispone a repartir con total liberalidad –libertinaje– desde su atalaya de Moncloa, se puede afirmar sin miedo a error que, si bien sería un exceso afirmar que vivimos bajo una forma de dictadura, no lo es en absoluto asegurar que todos los supuestos están dados para caminar con rapidez hacia un régimen autoritario.”

Pues, no, admirado don Jesús, pues no… esto ya no es una Democracia. ¿O puede llamarse Democracia a un Sistema en el que los Fiscales hacen lo que diga el Gobierno; los Jueces lo que diga el Gobierno; la Audiencia Nacional, lo que diga el Gobierno; el Tribunal Supremo, lo que diga el Gobierno; el Tribunal Constitucional, lo que diga el Gobierno… si los Ejércitos (tierra, mar y aire) hacen lo que diga el Gobierno, si la Guardia Civil hace lo que diga el Gobierno, si la Policia hace lo que diga el Gobierno, si los Medios de Comunicación del Estado (y los otros también) hacen lo que diga el Gobierno, si los Sindicatos hacen lo que diga el Gobierno, si los empresarios hacen lo que diga el Gobierno, si la Iglesia tiene que acatar (por razones puramente económicas) hace lo que diga el Gobierno, si los profesores tienen que enseñar lo que mande el Gobierno, si los Diputados tienen que aprobar los que diga el Gobierno, si el Mundo del Cine hace lo que diga el Gobierno (de lo contrario se comen una rosca), si los Cinco Millones de parados no rechistan por miedo a perder el paro, si los Bancos viven mejor que con Franco, si los Ministros hacen lo que diga el Presidente del Gobierno y si el Rey mira a otro lado por no perder la Corona… ¿Qué es esto? ¿En qué se diferencia esto de una Dictadura?

No, querido Jesús, esto es ya una clara Dictadura… porque, incluso esa última “razón de ser” que tú le adjudicas a las urnas es ya el cuento de una noche de verano, puesto que no hay en el mundo un pueblo más fácil de comprar que el pueblo español. Querido Jesús, faltan dos años para las elecciones generales y en dos años y con 72.000 Millones de euros de libre disposición que va a tener el sátrapa de la Moncloa es capaz hasta de comprarles la Mezquita a los cordobeses y la Giralda a los sevillanos.

Claro que también depende del tipo de Democracia que tú tengas en la cabeza, porque ya sabes que Democracias hay muchas.

Según contaba Dionisio Ridruejo (en uno de aquellos paseos obligados por el Retiro con don Ramón Serrano Súñer, cronómetro en mano)

  • ---Mira, Ramón, yo, te lo digo de verdad, cuando me hablan de Democracia me dan ganas de responder de inmediato: ¿y a qué Democracia se refiere usted?, porque yo ya llevo anotadas y vividas más de 10.
  • ---¡Coño, Dionisio!... si yo creí que tu no conocías nada más que la Popular
  • --- Déjate de coñas, Ramón, yo hablo en serio. Verás, sí, está la Democracia liberal, que naturalmente es la más conocida, tal vez por venir de los Estados Unidos de América. Pero luego están:

 

La Democracia Parlamentaria

La Democracia Representativa

La Democracia Corporativista

La Democracia Popular

La Democracia Orgánica

La Democracia Cristiana

La Democracia Inorgánica

La Democracia Vigilada

La Democracia Estadística

La Democracia Panchovilla

La Democracia Sindicalista

Y además hay que contar también con los otros tipos conocidos:

La Oclocracia

La Pornocracia

La Pantocracia

La Plutocracia

La Monocracia

 

Bueno, pues ya sabes, don Jesús Cacho, hay variedad de Democracias, y cada país tiene la que se merece. Incluso aquella que el condenado alcalde de Jerez, don Pedro, llamaba la Democracia del Cachondeo, o sea, la que precede a los tiros, a los cañones y a la sangre. Tú dirás en cuál estamos o a cuál vamos.