“¿A donde van esos locos? Nosotros tenemos las principales ciudades, los núcleos industriales, todas las reservas del oro de España y tenemos la Escuadra” Indalecio Prieto “dixit “ .

A esto respondió Franco : “ Es verdad. Ellos lo tienen todo. Todo menos la razón “.

Acuden a mi memoria estas palabras tras la aprobación del anteproyecto de Ley de Memoria Democrática por el Gobierno sanchocomunista. Y vuelven a la actualidad desde el análisis de la situación política presente. Pretende dicho Gobierno con dicha Ley materializar su proyecto revolucionario y convertir España en la  añorada República, hoy caracterizada como  bolivariana,  que perdieron en la guerra con las armas y luego en la paz. 80 años después. Sí, hoy,  los nietos ideológicos de Azaña, Largo Caballero, Indalecio Prieto o Negrin se encuentran cerca de conseguir lo que sus abuelos no fueron capaces de obtener. Y entre otras medidas totalitarias figuran la resignificacion , léase destrucción, del Valle de los Caídos y la ilegalización de la Fundación Nacional Francisco Franco. Un hombre joven llamado Bolaños, el nuevo lacayo o esbirro de Sanchez, su presencia no da para más, ha sido el encargado de anunciarlo a bombo y platillo en su minuto de gloria. Triste y pobre figura la suya en nada comparable a la teatral de Pedro Sanchez cuando henchido de soberbia anunció momentos antes de iniciarse esta legislatura : “ Vamos a ilegalizar la Fundación Franco” . Hoy Bolaños nos anuncia lo mismo si bien ahora  armado de una herramienta legal, que de aprobarse posibilitará el deseo de su amo y señor.

La pregunta es : ¿ Y porqué esta obsesión con esta Fundación? La respuesta es sencilla: porque no siendo la única organización que defiende valores como la unidad de España, la tradición católica de nuestra historia y la grandeza de nuestra vieja nación lo hace con el nombre de quien fuera el paradigma de estos valores : Francisco Franco. Sí, hay otras organizaciones políticas que defienden lo mismo o parecido pero con el grave complejo de ser incapaces de reivindicar a Franco. Es más , en un arrebato de inocencia política marcan una equidistancia entre los que lucharon con Franco con quienes bajo las banderas marxistas le combatieron. Vale, no estaría mal desde la perspectiva de la lógica de unos hechos de hace 80 años y sería políticamente correcto si no fuera porque al adversario esta postura o pose le trae sin cuidado. No hay mayor error en la guerra y en la política que no ser consciente de quien es tu enemigo. Ya saben perfectamente a quienes me refiero y no seré más claro para no incurrir en el nada deseable fuego amigo. Otras organizaciones , en este caso me refiero al PP , andan como siempre en los últimos años andando por las ramas y aquí sí son explícitos: manifiestan una vez más su postura relativista y acomodaticia. Veo a su portavoz y a su presidente Casado demostrar ambos su ignorancia supina de la historia cuando reiteran su condena al Alzamiento del 18 de julio y al mismo tiempo hablan de derogar esta LMD cuando lleguen al poder.  Francamente, a mi personalmente me da igual lo que hagan o digan por la sencilla razón de que no me fio en absoluto de sus palabras. A los hechos me remito. Hoy dicen esto y mañana harán lo otro. Sí, cierto es que he apelado a su conciencia para combatir el proyecto de Ley. No nos queda otra ante la gravedad de la situación presente. Todas las fuerzas son pocas .

En cualquier caso yo hablo desde la perspectiva de la FNFF y aquellos que me leen son afines a mis ideas por lo que seguramente entienden mis palabras que son ajenas en todo a cualquier matiz, estrategia o técnica política.

Y seré más directo: he oído al PSOE en boca de su presidente, el Sr Sanchez, y ahora en las de su lacayo más directo, Bolaños, que van a ilegalizar la Fundación Nacional Francisco Franco. Así, de forma clara y explícita. Lo tienen claro. En el fondo nos honran con su odio.

Sin embargo no he oído a nadie por otra parte decir que van a defender a la Fundación Nacional Francisco Franco siquiera fuera por lo que ha hecho y hace o por lo que significa. Sí, muchos subterfugios y conversaciones privadas pero explicito nada de nada. Seguramente porque al contrario que el sanchismocomunismo no nos tienen en consideración alguna por insignificantes.

Y termino como empecé: no me extenderé en demostrar que hoy al igual que en 1936 el Poder abarca prácticamente todo. No es difícil verlo. Nosotros no tenemos nada pero estamos convencidos de que venceremos porque TENEMOS LA RAZÓN. Seguramente va a ser un recorrido duro y en soledad. Estamos curtidos en esta lucha; nadie nos ayudó a evitar la profanacion de la tumba del Generalísimo. Todos se pusieron de perfil entonces haciendo caso omiso a nuestras advertencias de que aquello no era más que el comienzo de lo que ahora estamos viendo suceder. Espero que ahora aunque sea con dos años de retraso no sea igual.