Magnifica película la que protagonizó Garay Cooper y que se tituló “ sólo ante el peligro “. En ella el sheriff Kane antepone su deber y su honor a la comodidad y se enfrenta en soledad al matón de turno. Algo parecido sentimos desde la Fundación Nacional Francisco Franco cuando leemos las últimas declaraciones de la Vicepresidenta Calvo al referirse implícitamente a esta Fundación manifestando que ni comparte ni va a compartir lo que el Consejo General del Poder Judicial dice sobre el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática cuando dice que la apología del franquismo, mientras no se humille a las víctimas, está amparada por la libertad de expresión. Es la misma actitud que el propio Gobierno adopta ante , nada menos,  que un informe del Tribunal Supremo oponiéndose rotundamente contra los indultos a los golpistas catalanes.

La pregunta que se hace cualquier españolito de a pie es muy simple : si el Gobierno desoye los argumentos importantes que desde el Poder Judicial se le hacen al respecto de los asuntos citados para qué narices existen estas instituciones. Que el Gobierno comunista haga lo que quiera y acabamos antes.

Este Gobierno es lo más parecido al matón Miller de la película citada.

Estamos enfrentándonos a una serie de matones peliculeros que se han adueñado de la política española y que con tal de seguir en la poltrona son capaces de venderse hasta el mismo diablo. Todo les da igual. Y además arrastran tras de sí a toda una serie de instituciones cada vez más caducas e inútiles.

A ver, seamos claros : la egabrense Calvo, acólita de Sanchez, es simplemente una totalitaria que hubiera sido feliz en la Unión Soviética. Y lo es porque imponer la historia por Ley es un signo del más puro totalitarismo. También es sectaria pues en esa Ley solo se contempla a las víctimas de una parte en lugar de velar por la concordia de todos los españoles. Es cansino e inútil recordar las atrocidades que cometieron sus antepasados ideológicos del Frente Popular y digo ideológicos, que no de sangre, pues basta con acudir a hemerotecas para descubrir como muchos de sus abuelos militaban con su odiado franquismo. La Constitución española es para este Gobierno papel mojado como lo demuestra su desprecio por el Poder Judicial  una y otra vez y aquí es donde radica el verdadero problema de España. Lo he dicho antes : nos enfrentamos al matón Miller y lo hacemos en una casi estricta soledad al igual que sucede en la película cuando el sheriff Kane se enfrenta solo a los matones ante la pasividad de tanto miserable cobarde que por pura conveniencia personal se esconde. Lo último en relación con los indultos ha sido el apoyo obtenido de la Jerarquía eclesiástica por acción u omisión, claro que a mí esto hace tiempo que no me afecta. Desde su traidora colaboración con el mismo Gobierno actual para profanar la tumba de quien fuera su salvador y protector, el Generalísimo Franco, los señores  obispos me traen sin cuidado. No sé a quien representan pero desde luego a la Iglesia de Cristo no y a mi menos aún.

Yo a la totalitaria Calvo le aconsejaría, puesto que quiere abolir todo vestigio del franquismo, que eliminara la seguridad social y las pagas extraordinarias; que demoliera las más de cuatro millones de viviendas sociales construidas por Franco así como los 556 embalses que riegan España y por supuesto los más de 300 pueblos de colonización ; que desmontaran todos los polos de industrialización y tantas universidades; ah! también que deforestaran media España y ¡como no ! que descapitalizaran por completo a la clase media creada por Franco …. y tantas otras cosas más que harían estas líneas interminables. Sra sectaria Calvo, sirviente de Sanchez, me da Vd. mucha pena. Su odio jamás podrá borrar el paso de Franco por más que lo intente. Es sencillamente imposible. Su cinismo raya en el esperpento. Nos habla de humillación a las víctimas de la desgraciada guerra civil cuando es Vd y sus compinches quienes lo hacen hiriendo a tantas víctimas de ETA negociando y sentándose con sus asesinos a cambio de  su apoyo para poder seguir su hoja de ruta para trocear España camino de una republica bolivariana. Sra Calvo, nosotros no humillamos ni menospreciamos a nadie. Vd. Sí. Es surrealista oírle hablar de cercenar la libertad de expresión de la Fundación Nacional Francisco Franco al tiempo que calla y apoya otras Fundaciones de claro carácter apologético del más rancio comunismo, una doctrina que tantas millones de muertos ha ocasionado en España y en el mundo. Claro, que estos son los suyos.

Termina la película citada con el sheriff Kane victorioso, más quitándose la placa del pecho y arrojándola al suelo en un claro desprecio a quienes le ningunearon  al tiempo que abandonaba el pueblo.

Nosotros no somos el sheriff Kane ni seguramente tenemos la valentía que este muestra en la película pero desengáñese Sra egabrense : no abandonamos ni abandonaremos la defensa de los principios y valores que aprendimos de nuestros mayores. De esta situación presente o de la futura no nos apea nadie. Vd desde luego no.