En estos últimos días ha circulado por las redes sociales una información que yo desconocía que existiera y que en las circunstancias actuales es de vital importancia. Se trata de la información suministrada por el Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo), que a partir de (1) los datos aportados por 3.929 Registros Civiles, que cubren el 93% de la población española y de (2) los datos históricos de fallecidos diarios desde 1980, te informa del número de fallecidos reales día a día y del número de fallecidos “esperados” en ese día en base a la información de esos 40 años de datos.

Esta es la información que aporta el MoMo desde el 25 de noviembre hasta el 24 de abril, sacada directamente de la web del Ministerio[1]:

Captura_de_pantalla_2020-04-26_a_las_13.21.39

La línea negra es el número de defunciones reales registradas cada día; la línea azul es el número de defunciones esperadas cada día, en base a los datos históricos; y la zona sombreada en color púrpura es la banda en la que se deben mover los fallecimientos reales de cada día con una probabilidad del 99%, según un riguroso cálculo estadístico.

Antes de entrar en materia, lo primero que se constata es que la predicción del MoMo es muy fiable: con los datos reales del periodo 1-Ene a 10-Mar (justo antes de que empiece la avalancha de muertes provocadas por el Covid y por la negligencia del Gobierno), el error en la previsión del MoMo fue solo del 0,8%.

Lo verdaderamente llamativo de esta gráfica, obviamente, es la montaña gigante que se observa entre el 11-Mar y el 24-Mar, último dato disponible al escribir este artículo. Esa “montaña” son, precisamente, los muertos del Covid.

¿Qué dice esta gráfica?

Que el exceso de fallecidos entre el 11-Mar y el 24-Abr sobre los que hubiera habido en una situación normal es de 29.550 personas. Como los datos se refieren al 93% de la población española, y asumiendo que el restante 7% se hubiera comportado igual (lo que es más que razonable), el exceso de fallecidos por causa del Covid es de unos 30.500 en ese periodo.

El propio informe advierte que se está produciendo cierto retraso en registrar las defunciones, especialmente en Madrid, por lo que el número de fallecidos día a día puede variar al alza en futuras actualizaciones. Supongamos que ese retraso es en media de dos o tres de días, en ese caso habría que añadir unos 2.500-3.800 fallecidos no registrados todavía, por lo que la cifra anterior subiría a unas 33.000 a 35.000 personas.

ESAS 35.000 PERSONAS SON LOS MUERTOS DEL COVID hasta el 24-Mar

¿Qué se puede concluir de esto?

  1. Como prácticamente todo los españoles pensábamos, los muertos reales del Covid son muchos más que los que nos dice el gobierno (22.524 a 24-Abr según la última actualización publicada cuando escribo este artículo): hay del orden de 10.500-12.000 fallecidos más que los que dice el gobierno, un 50%-60% más.
  2. Desde el 31-Mar, cuando se alcanzó el tristísimo “récord” de muertes (1.392 fallecidos más de lo esperado), las cifras de muertos por Covid han caído -afortunadamente- en picado.
  3. Los últimos 3 días (22, 23 y 24_Mar) los muertos por Covid han sido unos 100 al día, un 10% más de los que hubiera habido en España en situación normal, sin Covid (unos 1.050 al día)

 

¿Cómo comparan estos datos, 100% fiables, con los datos facilitados por los “muñecos diabólicos” (Pedro Sánchez, Salvador Illa, Fernando Simón y compañía)?

Captura_de_pantalla_2020-04-26_a_las_13.22.22

Las barras azules son los fallecidos en exceso sobre lo esperable, día a día, según el MoMo; la línea roja son los fallecidos por causa del Covid reportados por el Gobierno.

Hasta el 14-Abr, aproximadamente, el gobierno estuvo manipulando a la baja las cifras de fallecidos. A esa fecha, mientras que la realidad era que habían muerto por Covid unas 27.700 personas, el gobierno nos dijo que eran solo 18.579: nos ocultaron 9.000 muertes, UNA DE CADA TRES.

A partir de esa fecha, cuando la mortandad por Covid empezó a bajar aceleradamente, estos canallas empezaron a “sacar muertos” del cajón: entre el 15 y el 24-Abr, con unos 2.800 fallecidos reales por Covid según el MoMo, el gobierno ha reportado 4.323.

¿Por qué lo hacen?

En primer lugar, porque no tienen vergüenza, ni escrúpulos ni nada que se le parezca. Pero hay otras razones.

La manipulación a la baja en la primera fase de la pandemia fue, obviamente, para que no se viera en toda su magnitud el desastre que estaban provocando con su nefasta gestión. La manipulación al alza, en esta fase en que nos encontramos, es para “blanquear” los 9.000 fallecidos que nos habían ocultado, que tarde o temprano saldrían a la luz, pero, sobre todo, para mantener una falsa sensación en la población de que todavía el virus está matando a centenares de personas al día y, con ello, prolongar injustificadamente el arresto domiciliario al que nos tienen sometidos y el “coma inducido” de la economía que han provocado y que nos está arruinando.

Esta información no solo la conoce el gobierno, sino que la genera el propio gobierno: los Registros Civiles reportan al Ministerio de Justicia y el informe MoMo lo elabora el Centro Nacional de Epidemiología, dependiente del Ministerio de la Incompetencia y de la Muerte (antes llamado Ministerio de Sanidad), que es precisamente el organismo público que se encarga de monitorizar y hacer el seguimiento de la pandemia. SIMPLEMENTE, NOS LA HAN OCULTADO. Todo lo que nos cuentan los Picapiedra en sus comparecencias, en los soporíferos, ridículos y lacrimógenos “Aló Presidente” de los sábados, cada uno de ellos un insulto a la inteligencia, es una burda manipulación de la realidad en aras a sus propios objetivos.

EL GRUESO DE LA EPIDEMIA PASÓ HACE 10 o 15 DÍAS: no solo se ve (1) en la cifra de fallecidos diarios, que como se ha demostrado está ya en el entorno de 100 y bajando a toda velocidad, sino que también en (2) la cifra de nuevos contagiados que reporta diariamente el Ministerio ya es de unos 2.800 al día (hemos llegado a los 9.222 el 30-Mar), con un crecimiento diario de nuevos contagiados de poco más del 1% y eso a pesar de que se han multiplicado por muchas veces el número de test que se hacen, por lo que las cifras actuales no son en absoluto comparables con la serie histórica; y en que (3) la presión sobre los hospitales y las UCIs ha desparecido: en Madrid[2] se ha pasado de 1.528 pacientes en UCIs el 1-Abr a casi la mitad (892) el 24-Mar, y de 15.227 hospitalizados a 6.183 entre esas dos fechas, habiendo ahora UCIs y camas hospitalarias disponibles para cualquier enfermo que la necesite, como demuestra el hecho de que (afortunadamente) ya se han cerrado o se están cerrando los hospitales de emergencia.

YA NO HAY UNA SITUACIÓN DE EMERGENCIA que justifique el confinamiento de toda la población y la ruina de una parte relevante de esta. Ya no hay razón para mantener a toda la población atemorizada en sus casas, sin atreverse, en muchos casos, ni a asomarse a la ventana. AHORA YA ES TODO UNA GRAN FARSA.

Con la proliferación de tests se está constatando que hay una parte muy significativa de la población que ha padecido la enfermad sin darse cuenta, que son asintomáticos y que, muy probablemente, están ya inmunizados. Creo que todos conocemos a alguien que ha descubierto que pasó la enfermedad, sin saberlo, que ha estado confinado con su familia y que -aparentemente- ¡no ha contagiado a nadie!. ¿Por qué no nos dan el dato de que porcentaje de los test dan positivos, y de ellos cuantos han sido “asintomáticos”? Porque no les interesa, para mantener esta situación de estrés y acobardamiento, esta psicosis colectiva, que les permite gobernar por decreto, de la forma más totalitaria imaginable para un país supuestamente democrático, saltándose a la torera todos los controles parlamentarios.

En un ‘tuit’ del Presidente de HM Hospitales (D. Juan Abarca Cidón), una sociedad sanitaria importantísima y con intachable reputación que gestiona 41 hospitales con 1.500 camas en toda España, dirigido a toda su plantilla y que ha circulado estos días, aparte de decir textualmente que “Vamos acabando … Todo indica que el virus se está apagando”, informa que se estima que algo menos del 10% de la población ya se ha contagiado. Esto es, ya se han contagiado unos 4,5 millones de ciudadanos, de los cuales han tenido síntomas que han obligado a hospitalizarlos y que han hecho que sean considerados “contagiados confirmados”, en terminología del Ministerio, algo más de 200.000, un 5% aproximadamente. El resto, un 95%, han pasado la enfermedad prácticamente sin enterarse.

Esta gentuza, por motivos bastardos que nada tienen que ver a estas alturas con la emergencia sanitaria, nos mantienen secuestrados a todos los españoles por una enfermedad que es verdad que ha contagiado a uno de cada 10 españoles en apenas dos meses (aunque otro gallo nos hubiera cantado si no hubiera sido por el maldito 8M …), pero que de cada 100 contagiados parece ser que hay solo 5 o 6 que desarrollan síntomas que exijan tratamiento o, en su caso, hospitalización y uno (1) de cada 100 se muere, cifra esta última que sería probablemente la mitad o menos si hubiéramos tenido un gobierno mínimamente capaz que se hubiera anticipado con medios y que se hubiera ocupado de las residencias de ancianos, donde ha tenido lugar una auténtica masacre. Tengan en cuenta que, a pesar de la vacuna, la gripe común afectó en España en la temporada 2017-2018 a unas 800.000 personas, de las cuales 52.000 (7 de cada 100) tuvieron que ser hospitalizadas, y causó la muerte de unas 15.000 personas (2 de cada 100 contagiados y 3 de cada 10 hospitalizados, más que el Covid)[3].

Ya es hora de dejar de salir a los balcones a aplaudir. Es hora de salir a exigir, con todas nuestras fuerzas, que nos liberen del secuestro y que estos golfos se marchen, si es posible directamente a la cárcel por un delito contra la salud pública o por homicidio imprudente o por el que corresponda.

Y mientras tanto, los bobos del PP siguen en el limbo, haciendo discursos grandilocuentes de cara a la galería pero apoyando con sus votos en el Congreso que continúe esta aberración … pero eso no es de este artículo.

[1] https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/MoMo/Documents/informesMoMo2020/MoMo_Situacion%20a%2023%20de%20abril_CNE.pdf

[2] Madrid es la única región que informa sobre el número de hospitalizados o y el número de UCIs ocupadas cada día; el resto informa sobre el número acumulado desde el inicio de la pandemia, por lo que no es posible conocer el grado de ocupación en cada momento.

[3] Fuente: Redacción Médica (www.redaccionmedica.com) a partir de datos del CIBER de Epidemiología y Salud Pública y del Instituto de Salud Carlos III