Traduzco el siguiente artículo de la página de Henry Makow que me parece muy interesante y clarificador respecto a la situación que vivimos. Trata de Italia y su lugar en la crisis de coronavirus. Comento solamente el último párrafo. Abajo sigue el artículo:

El fenómeno de coronavirus es el pretexto para un golpe de estado comunista mundial. Comunismo = monopolio satanista de Rothschild sobre todo: poder, dinero, pensamiento y movimiento. Los instrumentos de este asalto sin precedentes contra la humanidad son China y la clase política y los medios traidores. Aquí, Paolo explica cómo Italia ha sido la peor parte de este brutal golpe satanista. Los satanistas están en guerra con Dios. Quieren destruir la cultura y todo lo bueno.

Por Paolo (un colaborador de Italia)

"El primer país en el que quieren probarlo es Italia ... quieren trabajar con la OMS y el gobierno italiano para comenzar a bloquear las ciudades italianas".

Pero los primeros casos de coronavirus se descubrieron en Italia solo a fines de febrero y solo dos semanas después, el gobierno decidió bloquear todo el país.

En otras palabras, parece que la OMS, cuyo verdadero jefe es Bill Gates, había elegido a Italia como conejillo de indias.

De hecho, ningún otro país del mundo ha experimentado un cierre tan total como Italia, excepto la ciudad china de Wuhan.

Durante casi dos meses, todas las actividades económicas han sido detenidas. Realmente vivimos como reclusos en nuestros propios hogares, mientras que los inmigrantes continúan llegando a las costas italianas.

Evidentemente, están por encima de la ley. Y lo que está sucediendo en Italia hoy parece confirmar esta hipótesis de que la OMS ha elegido nuestro país para un experimento.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que ordenó el cierre, podría estar cerca del final de su carrera política. Para el reinicio después del final del bloqueo, llamado Fase 2, anunció que quiere crear un grupo de trabajo, un grupo de técnicos que puedan ayudarlo. El jefe sería el ex CEO de Vodaphone Italia Vittorio Colao.

Pero surgen algunos problemas.

En primer lugar, ninguno de estos técnicos ha sido elegido por el pueblo italiano.

Segundo, estos técnicos quieren inmunidad de enjuiciamiento, como si supieran que corren el riesgo de ser enjuiciados por sus acciones.

Es absurdo Nadie debería tener inmunidad.

En tercer lugar, Colao es amigo de Bill Gates y un habitual en el grupo Bilderberg.

Los políticos de izquierda han pedido un programa de vacunación masiva. Básicamente, no quieren que nadie pueda salir de casa y trabajar sin vacunarse. Realmente parece la marca de la bestia del Libro de Apocalipsis. Entonces el plan de los globalistas comienza a aparecer claro:

Fase 1: Asustar a la población italiana para convencerlos de que es necesario un bloqueo total incluso si este bloqueo causará enormes daños económicos. El hombre elegido para llevar a cabo esta primera fase es el actual primer ministro Conte.

Fase 2: Permitir que un grupo de expertos y técnicos legibus solutus, o por encima de la ley, imponga a Italia un programa inaceptable con el que Europa matará de hambre a Italia como lo hizo con Grecia y haga obligatorio un programa de vacunación masiva, según lo deseado por Bill Gates. Colao es el hombre elegido para esta segunda fase.

Esperanza

Desde el punto de vista de la emergencia sanitaria, las cosas están mejorando.

Algunos médicos italianos, al hacer muchas autopsias en cadáveres de personas que murieron de coronavirus, descubrieron que el virus no causa neumonía sino trombosis en la arteria pulmonar, que es fácilmente confundido con neumonía.

En otras palabras, las personas han muerto porque fueron tratadas para la enfermedad equivocada. El coronavirus causa fallos cardiovasculares, no pulmonares.

Trump tenía razón: la hidroxicloroquina realmente cambia las reglas del juego. En la primera fase de la enfermedad, los pacientes deben curarse con hidroxicloroquina. Solo si la situación empeora es necesario usar heparina para licuar la sangre.

Gracias a estos medicamentos, el número de personas admitidas en unidades de cuidados intensivos está disminuyendo. De hecho, se han gastado millones de euros innecesariamente para aumentar las plazas en la UCI.

De hecho, no hay necesidad de vacunación: la cura ya existe. Y algunos virólogos italianos, como el profesor Giulio Tarro, dicen que la cuarentena es completamente inútil, porque el coronavirus no es tan peligroso y letal como nos dicen los mas media, ¡es decir, se trata de una auténtica estafa!

Pero los globalistas están luchando para ocultar todo esto de las personas y los mas media, que son totalmente corruptos, continúan propagando el miedo y atacan a los que se atreven a decir la verdad.

El problema es que la economía italiana se está derrumbando. Muchas actividades no se reabrirán y muchas otras fracasarán más tarde debido al distanciamiento social.

En vista de la próxima temporada turística, que es fundamental para la economía, muchos hoteles, restaurantes, bares, residencias, etc., no se reabrirán en absoluto, no porque no tengan la liquidez para hacerlo, sino porque no habrá clientes por el tema de distanciamiento social.

Esto significa que cientos de miles de trabajadores temporales, como camareros, cocineros, etc., estarán sin trabajo y sin dinero.

Además, muchas personas, que durante dos meses no pudieron trabajar ni ganar, claramente no pagarán impuestos.

El sistema de bienestar italiano, como toda la economía, colapsará. Las pensiones se reducirán y muchos empleados públicos serán despedidos. Y si los traidores en el gobierno italiano aprueban el mecanismo europeo de estabilidad, será aún peor.

La integridad social del país está en riesgo y es muy probable que el caos se extienda pronto por todas partes.

China

El proyecto del Comité de los 300, para el que Italia sea desindustrializada, está a punto de finalizar. Al igual que Grecia, uno puede temer que los chinos compren muchas infraestructuras italianas fundamentales, como puertos, aeropuertos, presas, tierras, costas, etc.

Los globalistas de izquierda italianos son notoriamente muy cercanos al Partido Comunista Chino, así como el Partido Demócrata en Estados Unidos.

El coronavirus también debe considerarse como un arma geopolítica. El riesgo es que Italia, que siempre ha sido fundamental para controlar el mar Mediterráneo, puede pasar del control estadounidense al chino.

Es impensable que EE. UU. Pueda aceptar tal cambio geopolítico. Las apuestas son enormes. De hecho, Trump y Pompeo ya han dicho que el gobierno estadounidense está listo para ayudar a Italia comprando bonos italianos a través de la FED.

Además, varios especialistas militares rusos llegaron a Bérgamo, la ciudad italiana más afectada por el virus, para ayudar a los médicos locales. Hay que tener en cuenta que esto es más que extraño.

Italia es miembro de la OTAN y es imposible que esos expertos militares rusos hayan tenido el permiso para llegar a Italia por parte del gobierno italiano. Sin una aprobación de la Casa Blanca, eso no hubiera sido posible.

Entonces eso significa que Putin y Trump hablan entre ellos. También significa que Italia es hoy el lugar de una batalla invisible entre las fuerzas más poderosas del mundo: Rusia, Estados Unidos, China, Naciones Unidas, Organización Mundial de la Salud, multimillonarios globalistas, Unión Europea, Vaticano, Jesuitas, Masonería, Grupo Bildenberg, etc ... (Comentario de MB: el autor de la página es un judío canadiense, creo que converso al protestantismo. Conocido teórico de conspiración, con tendencia de ver esta también donde no la hay. De allí a que mete en el mismo saco el Vaticano y los jesuitas, junto con el grupo Bilderberg, etc. No obstante, la política filo izquierdista – cuando no de la izquierda más radical, nunca mejor dicho, o la actuación del “ciudadano Bergoglio” como muy acertadamente afirmó en un momento Santiago Abascal -, sí que va de la mano con la anterior descripción, aunque no se puede decir esto en general del “Vaticano”. No obstante, desde la irrupción de la corriente modernista en los decretos oficiales como del Segundo Concilio Vaticano y posteriormente, incluyendo el cambio de la misa realizado formalmente hace cinco décadas, asistimos atónitos a una ruptura del pensar y creer católico expresado en mayor o menor medida en todo el orbe.)

Llamadme_presidente_1

[Recientemente, el “ciudadano Bergoglio” decidió no emplear el título de Vicario de Cristo en el Anuario de Vaticano de 2020. Gloria.tv se refiere a ese hecho con una caricatura mordaz]

Todas esas fuerzas ahora están luchando secretamente en Italia. Imposible decir cómo terminará todo eso. Lo único que sé es que el futuro próximo para todos los italianos será más difícil que nunca.

Necesitamos por lo tanto que recéis por nosotros.

Enlaces:

https://www.henrymakow.com/2020/04/pandemic-gifted-Italy-to-China.html

Nota: Empieza a llegar la noticia por distintos medios sobre lo equivocado del tratamiento empleado en la cura del coronavirus. La transmito:

http://www.repretel.com/actualidad/italia-realiza-primeras-autopsias-pacientes-fallecidos-covid-19-182370

*ÚLTIMA HORA*
El Coronavirus no actúa como se imaginaron:

A nivel mundial se ha estado atacando mal la Pandemia.

Demos gracias a los doctores que son todo menos científicos y que actúan sin ser analíticos, solo medican a ciegas sin averiguar.

Debido a las autopsias tardías efectuadas por patólogos italianos... se demostró que no es neumonía... sino: Inflamación masiva con coagulación intravascular diseminada (trombosis). Entonces la forma de combatirlo es totalmente diferente a como se ha hecho hasta ahora y que tantos han muerto por ello mientras el planeta entero colapsa.
Hay que tratar con antibióticos, anti-inflamatorios y anticoagulantes.

Ya se están cambiando los protocolos en Italia.

Según la información valiosa de los patólogos italianos, nunca se necesitaron los ventiladores, ni las unidades de cuidados intensivos.

Si esto es acertado en todos los casos, estamos a punto de resolver la crisis más pronto de lo previsto.