Este es el argumento principal que el inquilino de la Moncloa utiliza para justificar su decisión de indultar a los golpistas catalanes. Son innumerables las opiniones que he leído de expertos, no ya en política, sino en asuntos jurídicos concluyendo la inviabilidad legal de los mismos. La verdad es que da igual cuanto se pueda alegar. La única verdad es la intención de este individuo amoral que con tal de permanecer en la poltrona es capaz de venderse al mismo diablo. Todos los buenos argumentos que se pueden utilizar en contra de los indultos son inanes e inútiles. Tiene la decisión tomada y así ya todos los medios lo asumen, incluso con una desvergüenza notable. El día 13 de junio saldrán a la calle en Madrid miles de ciudadanos para mostrar su repulsa a este hecho. Otra acción que al Sr Sanchez le preocupa absolutamente nada.

Y encima tiene la cara dura y desfachatez de apelar a la concordia y a una actitud nada revanchista. Basta ya de milongas. Hablan de concordia quienes han logrado merced a la mentira continuada retrotraernos a los enfrentamientos de una guerra civil de hace 80 años sembrando la discordia y el odio entre españoles. Ahí tienen la Ley de Memoria Histórica y el proyecto de Ley de Memoria Democrática como prueba de lo que digo. Y he de reconocer que con un cierto éxito pues no es menos cierto que, pese a la oposición de no muchos, todo esto es algo que al parecer importa bastante poco al conjunto de una ciudadanía en su conjunto. Lo dijimos algunos cuando se profanó la tumba del Generalísimo Franco alertando de que aquello no era más que el comienzo de todo cuanto estamos viendo. En breve veremos esa llamada “ mesa de diálogo” presentada como una mesa entre pares : España y Cataluña,  para discutir sobre asuntos que no son siquiera presentables constitucionalmente. Claro que respetar la Constitución cuando esta es violentada tanto en Cataluña y en las otrora provincias vascongadas todos los días es para esta gente lo menos importante. Y lo que es peor : también para una sociedad que ya lo asume con naturalidad. El esperpento nacional es de tal calibre que, sí, el día 13 muchos españoles convocados a Colón por algunos partidos serán también rehenes borreguiles de aquellos que como el PP animan a manifestarse mientras en Galicia imponen un bilingüismo separador y frentista , asumen con entusiasmo el expolio del Pazo de Meirás a la familia Franco, ¡ ay si Doña Emilia Pardo Bazán levantara la cabeza y viera este apoyo a los herederos de quienes asesinaron a su hijo y a su nieto !, en Ceuta se alían con el PSOE y siempre toman a VOX  como su principal enemigo. “ El PSOE es un gran partido “ dijo recientemente el Sr Casado y seguro que lo dice como lo piensa. ¡ Porca miseria! Que diría un castizo italiano.

El Sr. Sanchez artífice principal de la deteriorada situación moral y económica actual de España tiene en el Sr Casado su “ alter ego “ . Por sus hechos les conoceréis dice el viejo refrán y de nada me sirve que este individuo intente desmarcarse de la corrupción institucionalizada de su partido en un reciente pasado bien presente. Sólo VOX se enfrenta de cara a los sátrapas socialistas y comunistas si bien cometiendo también errores mayúsculos como el darle a Sánchez manos libres para manejar los fondos europeos que algún día llegarán, algo incomprensible. Todo hay que decirlo. Y España, además, se deshace en 17 pedazos donde los reyecillos taifales juegan a ser alguien y el españolito de a pie se convierte en un mero espectador de su desgracia asaeteado por demás a múltiples y crecientes impuestos necesarios para sostener la fiesta socialista y de los demás partidos que aquí no se libra nadie. 

Y es que el problema de España es sistémico y no coyuntural. La partitocracia hace estragos y las posibles soluciones pasan por unas reformas constitucionales de tal calado que no las veo factibles a corto ni a medio plazo. Quizás cuando estemos arruinados económicamente del todo ,y digo económicamente porque moral y socialmente ya lo estamos, pueda haber un despertar y un empezar de cero.

Envejecer es como subir una montaña. Cada vez cuesta más pero cuanto más alto está uno más claro y nítido se ve todo. Y yo desde esta atalaya contemplo y recuerdo una España en la que prácticamente no había paro, los impuestos eran insignificantes, la deuda pública era nula, se construían en apenas 10 años casi cinco millones de viviendas sociales para una España de apenas 30 millones de habitantes, las industrias eran nacionales y la seguridad en las calles era algo contemplado como normal…etc.

¡AH!, perdón, que no había las libertades políticas de hoy. Esta es la respuesta habitual de muchos conocidos y también de familiares jóvenes. Pues nada, que sean felices en el paro, creyéndose que votan con libertad, a merced de las multinacionales, sin siquiera poder hipotecarse para adquirir una vivienda, soportando una inmigración irregular masiva y batiendo todo tipo de récords en fallecimientos por la pandemia del Covid 19 de los que ya nos hemos olvidado y eso que son más de 100000 que se dice pronto.

Y termino como en alguna ocasión anterior ya lo he hecho. Sean felices y libres . Voten a Gundisalvo como decía el genial Mingote. Igual hasta se lo creen.