Cuando el virus es de ARN (como dicen que es el todavía no aislado Sars-Cov-2 generador de la fantasmal covid-19) debe transcribirse a ADN mediante la RT-PCR (Transcriptasa Inversa). Una vez realizada esta operación, comienza la llamada PCR de (Polymerase Chain Reaction), produciéndose una amplificación exponencial de un fragmento de ADN muy exiguo.

Es decir, a partir de un bajo número de copias de ese fragmento, tras la reacción de PCR, se obtienen millones de copias que ya serían, en principio, fácilmente detectables en el laboratorio. De todas formas, clave, como tantas veces he mantenido en estas páginas de ECDE, los fragmentos de ADN tienen que ser previamente conocidos. Es decir, aislados, purificados y secuenciados. Y el virus continúa sin ser aislado.

Como herramienta de diagnóstico, la PCR es un mayúsculo bluf (eso por no hablar de los test de anticuerpos/antígenos, todavía más lastimosos). Punto pelota. La mínima decencia. Ética y científica.

Resumiendo

Como herramienta de diagnóstico, la PCR es un mayúsculo bluf. A grandes rasgos:

I. Multiplicar exponencialmente material genético es asunto muy diferente, casi opuesto, a la detección de un virus. Técnica cuantitativa (como su propio nombre indica), jamás cualitativa.

II. Lo que cuenta de la PCR es si los "iniciadores"(primers, starters, cebadores, moléculas de arranque) para su posterior multiplicación "arrancan"o no. Si arrancan, positivo. Si no, negativo. Y sobre semejante "rigor"científico, trituran nuestra libertad y, por ende, nuestra salud.

III. No distinguen el Sars- Cov- 2 de otros coronavirus (u otro material genético).

IV. No establece, de ningún modo, si se halla activo. El ARN viral que supuestamente detecta la PCR puede no indicar la presencia de virus infeccioso alguno. Obvio.

V. Se generan entre un 45 y un 80% de falsos positivos.

Planetaria paranoia

VI. La Organización Mafiosa de la Salud, la FDA y el CDC admiten que los test no son específicos para el covid-19, ergo no se determina que una persona se encuentre "infectada".

VII. Con relativa frecuencia se requiere activar los supuestos anticuerpos con antibióticos, deteriorando la pureza de la muestra inicial.

VIII. El acrecentamiento del ciclo de replicación, que se usa para determinar la "carga viral", convierte el test en algo todavía menos fiable, pues malea la muestra original.

IX. El creador de esta prueba de polimerasa, Kary Mullis, Premio Nobel de Química de 1993, negó en reiterados momentos que valiese para medir la carga viral.

X. Todo el asunto de los contagiados y los asintomáticos (¿pero dónde se ha visto enfermedad alguna que no curse NINGÚN síntoma?), planetaria paranoia ya que los test no sirven para lo que dicen detectar.

En fin.