Para despertar del letargo de la crisis y asimilar las experiencias implantadas en otros lugares, hoy traemos a nuestra columna la referencia de lo que están implantando en otros lugares para acercar a los pueblos y ciudades una novedosa forma de turismo que han dado en llamar turismo colaborativo.

Esta forma de turismo cobra cada vez más un peso específico dentro del ámbito rural. Modalidad turística que permite conocer el mundo a un coste mucho más asequible. De esta forma, la web Intercambiocasas.com, especializada en intercambio de viviendas, ha realizado un balance de los destinos de mayor demanda por sus usuarios durante el último año. Pero conviene indagar otras vías de intercambio de casas, siempre con todas las prevenciones, que nos garanticen que no haya sorpresas desagradables. Internet es una buena vía, pero también alberga sus riesgos.

El primero de estos destinos es Nueva York: la ciudad de los sueños es uno de los eternos favoritos dentro de la web, encontrándose en los últimos años en las primeras posiciones. Esta gran demanda se corresponde con una destacada oferta de alojamientos, lo que facilita en gran medida las posibilidades de intercambio.

Después está París. Al igual que Nueva York, la capital francesa siempre ha suscitado un gran interés dentro del portal, al ser uno de los destinos forzosos para todo viajero. Disponen de casi dos mil viviendas que se reparten por todos los barrios de su ciudad, que en todo caso mantienen la esencia de lo parisino.

Luego Ámsterdam: la ciudad conocida como la Venecia del norte, que acostumbra a ser una de las preferidas para los usuarios de la web que comentamos, por la gran oferta de alojamientos y casas-barco. Por otra parte, la mala relación de calidad-precio del alojamiento de pago en la capital potencia las fórmulas de esta especialidad de intercambio.

Londres, al igual que las ciudades antes comentadas, representa una gran opción a la hora de viajar con el sistema de intercambio de casas, pues los altos precios que caracterizan a esta capital pueden verse aminorados a través de este procedimiento de alojamiento turístico.

La ciudad de Los Ángeles la consideran los viajeros como un destino perfecto durante todo el año, la meca del cine se halla en esta clasificación como una de las mejores alternativas para unas vacaciones de lo más completas: glamour, playas inmensas y un ambiente cálido de relajación, constituyen algunos de los motivos que animan a los usuarios de este portal a utilizar este intercambio.

Con el tiempo, Berlín se ha convertido en un destino muy popular, para situarse en la actualidad en las primeras posiciones en las preferencias de los usuarios.

Ibiza: conocida como La Pitiusa, constituye la mejor representación de España y el destino más demandando, gracias a un creciente incremento en la demanda y también por el conocimiento previo que los turistas tienen de la isla. Los miembros más interesados en viajar a la isla provienen de Holanda, Francia, Reino Unido, Italia, España y Estados Unidos. Los viajeros más lejanos llegan desde Indonesia, Brasil, Argentina y Curaçao.

La capital de Dinamarca, Copenhague, la eligen entre las ciudades del norte de Europa, siendo desde el principio uno de los destinos más deseados por los usuarios del portal.

Si bien Sudáfrica cada vez está más presente en el ideario de los viajeros, Ciudad del Cabo se impone sobre el resto de las ciudades del país y se sitúa por primera vez dentro del ranking. Por otra parte, concentra la mayor parte de la oferta nacional en la web que comentamos, lo que beneficia la organización de los viajes colaborativos.

Auckland constituye una novedad. Esta ciudad de Nueva Zelanda está entre los mejores destinos y no es para menos, ya que esta gran urbe al encontrarse rodeada de un entorno natural que deja a todo el mundo con la boca abierta.

Esta iniciativa nos permite pensar en lo que podría hacerse en nuestros pueblos para captar la atención de nuestros vecinos de las grandes aglomeraciones urbanas. El mundo es para los que tienen iniciativas. Muchas casas de nuestro medio rural, un poco adecentadas, eso sí, permitirían atrae la atención de cientos de personas, siempre con permiso del coronavirus, deseosas de disfrutar de nuestros recursos, los que sean, que casi todos son atractivos: clima, gastronomía, paisaje, silencio...

Si algunos ayuntamientos se organizaran mejor para ayudar a sus convecinos, en este sistema encontrarían un buen procedimiento para dinamizar sus pueblos. Es cuestión de planificarse  un poco mejor y de pensar en la forma de llegar a los posibles intercambiadores.