Supongo que todos convenimos que el dinero es el cáncer de la sociedad. ¿Verdad?

Bien… pues bajo esta premisa vamos a caminar un poquito, queridos niños. Pero despacito, que con el bozal no es bueno fatigarse. Repetid comigo: el dióxido de carbono no es nuestro amiguito. No, no, no… Sí, ya sé que Messi va siempre con bozal, salvo cuando trota por el césped.  Ya salió el listillo de Jaimito, no podías faltar ¿verdad?. Sí, tienes razón: Messi ya ni trota, va al ralentí como un autobús de esos con el maletero en el techo. Y se quiere ir del Barçalunya pero le han untado, todavía más, y se ha quedado… ¿Pero qué quieres que yo le haga? ¿A qué hora dices que vienen a recogerte tus papis? Qué mono el nene… ¡Uh, uh, uh! no le digas a tus papis que te he llamado así. Quería decir rico. ¡oh, oh,oh! no le digas a tus papis que te he llamado capitalista. Bueno, Jaimito, que te den por culo.  Joder, qué a gusto me he quedado, decir algo gay siempre sienta bien y es ppolíticamente correcto, sí con 2 pes. ¡Jaimito, coño, no me metas mano, que ya no eres menor de edad!.  No sé donde aprenden educación estos alumnos repetidores, la verdad. La pedofilia es lo que es, no innoves.

Bueno, a lo que iba, queridos niños. Que si el dinero no es chachi… ¿Qué dices, Jaimito? Qué no sabes que es “chachi”? ¿Pero de dónde coño has salido tú? ¡Ah! que eres post-milenian. Fallo mío. Bueno, sigo. Seguimos, perdón, no he querido mostrar un rasgo individual en este mundo colectivo, por favor, no me malinterpretéis, queridos niños. A ver… lo del dinero, que no mola. Perdón, Jaimito, que el dinero no… ¿Cómo llamarías tú a algo que no te gusta o que no es bueno? ¡Ah! qué todavía se puede decir molar. Vale sigo, seguimos, perdón.  No sé lo que me digo. Perdón, otra vez, no sabemos lo que nos decimos. ¿Qué dices, Jaimito? ¿qué estoy hablando yo? Claro, pero soy la voz del pueblo. No estoy por encima de nadie, ya sabes. Recuérdaselo a tus papis, y si no te preguntan se lo dices tú.

Acabo esto, en principio, que es más progresista que decir “en fin” (Mafalda, te amo. No como nena, sino como personaje. No como personaje de nena, sino por lo que representas. Bueno… Mafalda que paso de ti, no voy a ir al trullo por decir que amo a una niña. Claro, que si te desprecio igual es peor, es discriminación y machismo, pues eres mujer. Joder, que follón. ¿Quién me mandó a mí ser profesor? Mucho mejor en el paro, y sin cobrar –que es sinónimo de no tener que rendir cuentas a nadie – por supuesto, todo, sin cobrar)

PASEN Y VEAN: