Antecedentes de una ministra a todas luces corrupta, según la información de ACODAD y de la documentación obrante en el caso Royuela que mostramos en archivo al final de este artículo recopilatorio en el tiempo.

2011.-

La vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGP) Margarita Robles ha dicho hoy que los tiempos de la justicia son "distintos" de los de la política, si bien ha considerado "incomprensible" que la instrucción del sumario del "caso Faisán ", como la de otros, haya tardado tanto (cinco años).

Robles ha respondido así al ser preguntada por la prensa por el momento en el que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha dictado auto de procesamiento de los tres mandos policiales imputados, justo después del cambio de ministro del Interior.

"Entiendo que el juez Ruz ha cumplido sus tiempos, lo que no prejuzga que se vaya a decir finalmente (sobre el caso). Quizás, el problema ha sido que este sumario ha tardado demasiado en instruirse en el sentido que fuera ", ha comentado Robles en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Ha recordado que ha habido más de un instructor y ha sugerido que se reflexione en el sentido de que los sumarios "no pueden tardar tanto tiempo en instruirse" porque, si no, se está generando una "indefensión" de las personas que están pendientes del mismo.

Ha precisado, además, que el juez "únicamente" ha dictado un trámite procesal, que no implica "nada en absoluto ", solo que hay una serie de "indicios racionales ", pero en ningún momento está prejuzgando la resolución definitiva, que la tiene que dictar la Audiencia.

Preguntada por cuál sería su intervención en curso "España 2020: una perspectiva global ", ha entendido como "grave" que todavía no se haya renovado la composición del Tribunal Constitucional.

"Cada día que pasa se hace un enorme daño a la institución y, en definitiva, a la democracia -ha asegurado-. Es un llamamiento a la reflexión de los partidos políticos y las fuerzas parlamentarias para que cumplan con su obligación y procedan a la renovación ".

Si no se renueva, la imagen, aunque luego no se corresponda con la realidad, es que los partidos están procediendo a una "especie de reparto de cromos ".

No obstante, todo el mundo tiene que tener la tranquilidad de que los magistrados son, los del Supremo como los del Constitucional, "absolutamente independientes" al margen del motivo y la razón por la que se hubieran elegido, así que es "irrelevante" el modo.

También ha insistido en que la justicia y los jueces se sienten "abandonados ", con "sobrecarga de trabajo ", así que los partidos deberían considerarlo una prioridad, "mucho más en una situación de crisis económica ".

El PP recurre ante el Tribunal Supremo la sentencia del 'caso Faisán'

MADRID, 24 oct. (EUROPA PRESS) –

El PP ha presentado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo por la sentencia del caso del chivatazo a ETA, que condenó al exjefe superior de Policía en el País Vasco Enrique Pamiés y al inspector José María Ballesteros a un año y medio de cárcel por el soplo a ETA en el bar Faisán el 4 de mayo de 2006, según han informado a Europa Press fuentes 'populares'. En concreto, la Audiencia Nacional condenó a año y medio de cárcel y cuatro de inhabilitación para ejercer (...)

Leer más: https://www.europapress.es/nacional/noticia-pp-recurre-tribunal-supremo-sentencia-caso-faisan-20131024132836.html

16/03/10.-

Rubalcaba no quiere que Garzón cese hasta que acabe el caso Faisán. La clave se encuentra en la enemistad manifiesta con Margarita Robles.

El caso que más preocupa al Gobierno en estos días es el Caso Faisán, el supuesto chivatazo para evitar que miembros de ETA fueran detenidos. Y Garzón es el juez ideal para garantizar la independencia judicial que el Gobierno desea. Sin embargo, el magistrado de la Audiencia Nacional tiene encima algunos problemas que pueden apartarle de su puesto: la presunta prevaricación en el Caso de la Memoria Histórica, las escuchas a los abogados del Caso Gürtel y la financiación de sus cursos en la Universidad de Nueva York a través del Banco Santander (a pesar de que tal universidad no se encuentra dentro del Plan Universia).

No hace mucho que Garzón resultaba tan molesto para PP y PSOE que Rubalcaba y Trillo pactaron una patada hacia arriba para nombrarle presidente de la Audiencia Nacional. Ahora, Garzón tiene monedas de cambio que pueden interesar al Gobierno. La clave está en la ex secretaria de Estado y hoy magistrada del Tribunal Supremo, Margarita Robles, que coincidió con Garzón cuando ambos se dedicaban a la política (desde el Gobierno, queremos decir) y que se ha inhibido en la votación ante la amenaza de recusación por enemistad manifiesta. No obstante, es destacable su papel a la hora de poner a Garzón en la difícil situación en la que se encuentra.

Este martes, el presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, aseguró que no ve una conspiración contra GarzónJuanes afirmó que tiene un gran afecto personal hacia el magistrado de la Audiencia Nacional, pero dijo profesar también un gran respeto a los magistrados del Tribunal Supremo.

25/09/2018.-

Del Faisán al ático de González: el otro 'menú' de la comida de la ministra con Villarejo

VillarejoEl GordoGabi Fuentes y Fernández-Chico. Los policías que compartieron mesa en 2009 con la actual ministra Dolores Delgado y el exjuez Baltasar Garzón formaban parte de un grupo de estrechos colaboradores sobre los que recayeron algunas de las investigaciones más sensibles del Cuerpo. Eso les llevó a tejer una red de contactos en el seno de la Audiencia Nacional fruto de la habitual colaboración entre fuerzas de seguridad, jueces y fiscales. Pero sus nombres también saltaron a la primera línea de los periódicos por escándalos derivados de sus actuaciones, mucho antes del caso Villarejo que ya salpica a distintos estamentos del Estado.

"No te preocupes, Baltasar es amigo". Esta frase se la dijo el comisario Enrique García CastañoEl Gordo, al entonces jefe superior de Policía del País Vasco, imputado en el caso Chivatazo. Se refería al todavía juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, al frente de la investigación sobre un soplo policial a la red de extorsión de ETA que operaba en el Bar Faisán de Irún. La conversación quedó transcrita en el sumario del caso y el diario El Mundo la publicó en octubre de 2009. Unos días después se produjo la comida en el restaurante Rianxo de Madrid a la que acudió la ministra, según Moncloa.com.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional le había pedido a Garzón que archivase el caso por falta de autor conocido y la investigación quedó paralizada. Hubo que esperar tres años a que el juez Pablo Ruz, que había llegado al Juzgado en sustitución de Garzón, reactivase el caso. La Justicia terminó condenando al exjefe superior de Policía del País Vasco y a un inspector.

"Un clan policial mafioso"

Garzón era amigo íntimo de Enrique García Castaño, tanto que fue uno de los invitados a la boda del comisario. Cuando el entonces juez de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional le preguntó por la frase recogida en el sumario del caso Faisánel Gordo le restó importancia y dijo que sólo quería tranquilizar a su compañero, según El Mundo. Actualmente, Garzón es el abogado de García Castaño en el caso Tándem. La Fiscalía le ubica junto a Villarejo en el centro de "un clan policial mafioso" que "infectó" a la Policía.

La semana pasada El Confidencial informaba de que, en el marco de esas pesquisas, la Audiencia Nacional investigaba los vínculos entre la ministra Delgado cuando era fiscal de la Audiencia Nacional y Villarejo. Las prisas del Ministerio de Justicia por negar cualquier relación entre la ministra y Villarejo se han vuelto en su contra y han generado la última crisis en el Gobierno socialista. Desde el Ministerio matizaron después que se referían a una relación profesional, pero la publicación de su comida con los policías ha obligado a Delgado a reconocer al menos tres contactos en el ámbito personal con Villarejo.

Fuentes policiales y judiciales admiten que no les sorprende la relación entre estos comisarios, jueces y fiscales de la Audiencia Nacional con los que mantienen un contacto fluido a cuenta de sus investigaciones. La relación de Dolores Delgado con el entorno de Villarejo tenía que ver sobre todo con el comisario García Castaño. Ella era la coordinadora en materia de lucha anti yihadista de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y El Gordo estaba al frente de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Comisaría General de Información.

"Así trabaja en esta casa"

García Castaño fue detenido en julio y declaró ante la Audiencia Nacional que era habitual que facilitara datos confidenciales a Villarejo sin autorización judicial a petición de la Audiencia Nacional. "Así se trabajaba en esta casa, en la Audiencia Nacional (...) No se venía ni con un oficio ni con un papel ni con nada", dijo el comisario, según desveló El Español.

Hasta que fue cesado el año pasado por el ministro Juan Ignacio Zoido, García-Castaño era el enlace con algunos de los servicios de inteligencia extranjeros más prestigiosos, su papel era el de proporcionar dispositivos de escuchas o equipos de vigilancia a las unidades investigadores. Además, su departamento manejaba la gestión de confidentes en la Comisaría General de Información. Tenía conocimiento de las pesquisas más sensibles. La presencia de Delgado, como fiscal especializada, era habitual el tomas de posesión de responsables policiales y actos organizados por el Cuerpo.

El día de la comida en el restaurante Rianxo, el mando con más rango de la mesa era Miguel Ángel Fernández-Chico, director adjunto operativo de la Policía (DAO) durante las dos legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2012). Fue cesado tras la llegada de Mariano Rajoy a la Moncloa y falleció apenas unas semanas después. Moncloa.com informaba este lunes de que Delgado y Garzón le solicitaron que cesase de sus cargos al comisario de la Audiencia Nacional y a un agente que prestaba servicios en dicho tribunal.

El nombre de Fernández-Chico se vio implicado en la investigación sobre el ático del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, que el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz llegó a calificar de "ilegal" en el Senado. El político denunció esas presuntas ilegalidades ante la Justicia, que terminó por archivar el caso y avalar la actuación policial. Según el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, fue Fernández Chico quien en 2011 encargó las pesquisas al comisario de Marbella, Agapito Hermes de Dios. También quien, según Villarejo, avaló su cita con García Castaño y el expresidente González al que grabaron en una cafetería.

05 abr 2017

El Ministerio del Interior ha evitado en el tiempo de descuento que el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata volviera a actuar penalmente contra el ex número dos de la Policía y supuesto cabecilla de la policía política, Eugenio Pino, por obstaculizar la acción de la Justicia, en este caso en el sumario sobre el chivatazo a ETA en el 2006.

El departamento que dirige Juan Ignacio Zoido entregó el lunes a De la Mata el informe desaparecido sobre el caso Faisán, justo horas después de que el magistrado citara al propio Pino para que aclarase dónde estaba el controvertido documento y, de paso, abriera la puerta a investigarlo por sus heterodoxas maniobras extrajudiciales.

Este texto fue reclamado por primera vez por el juez el pasado 28 de febrero, poco después de que Eugenio Pino asegurara en una entrevista que la ya disuelta Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC), el principal instrumento de la policía política se había dedicado a hacer informes sobre investigaciones ya archivadas como el caso Faisán o el 11M. Pero la Policía aseguró que el documento no aparecía. Sin embargo, el papel fue encontrado tras una segunda búsqueda, según Interior, justo antes de la declaración prevista para hoy de Pino y del entonces jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas, otro de los comisarios salpicados en el caso de la policía política.

En el documento, explican mandos policiales, se hace una pormenorizada revisión de los protocolos policiales de la investigación sobre el chivatazo a la red de extorsión de ETA por el que fueron condenados el exjefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies y el inspector jefe José María Ballesteros.

Tras la aparición del documento, el juez suspendió la declaración de Pino y Martín Blas y abrió una pieza separada y secreta para incorporar el informe.

MADRID, 27 May. 2021 (EUROPA PRES) –

Villarejo afirma en el Congreso que 'Gürtel' fue "una operación política"

Más tarde, a preguntas de la portavoz de Vox Macarena Olona, Villarejo ha señalado que al hablar de 'Gürtel' como "operación política" se refería a que era "una operación de diseño de inteligencia" que tiene documentado en su archivo personal. "Dicen que esta encriptado porque ahí está la Atapuerca de los últimos años, ahí está lo que yo viví", se ha limitado a señalar el comisario jubilado. El compareciente ha respondido de forma evasiva a la mayoría de las preguntas del diputado pop ...

El comisario se ha limitado a señalar que colaboró en el Faisán y que en ocasiones "hay que trabajar por el bien superior".

Leer más: https://www.europapress.es/nacional/noticia-villarejo-afirma-congreso-gurtel-fue-operacion-politica-20210527175244.html

Sirva todo lo anterior para acostumbrar nuestras fosas nasales al hedor a mierda que rodea a todos estos ínclitos con los que está familiarizada Margarita, y pulsen en la carátula de las Notas del Fiscal Carlos Villarejo a la magistrada Margarita Robles para arreglar/manipular sentencias y verán que ésta es capaz de cualquier cosa por inmoral que sea.

villarejo-1

Sin-titulo-1

robles4-1

robles3