El tenista Fernando Verdasco ha decidido demandar a las entidades que gestionan el torneo Roland Garros, ya que no le permitieron participar en la edición de este año por una PCR positiva, que fue fallida, pues el deportista pudo acreditar posteriormente, mediante varias pruebas negativas, que el resultado detectado por la organización del torneo francés fue erróneo. Fernando Verdasco remitió una carta a la entidad que gestiona Roland Garros afirmando que le “han quitado el derecho a participar sin darme siquiera la oportunidad de hacerme otro test con una nueva muestra para confirmar que el resultado del primero podía ser un error”.

La demanda que desea presentar el conocido tenista debe ser interpuesta en Francia por las normas del Reglamento (UE) 1215/2012, de cuyos artículos 4 y 7 se deduce que la mejor opción es instar el proceso judicial ante los órganos jurisdiccionales franceses. Después, el juez francés que conozca del asunto debería aplicar la ley material que determine su norma de conflicto para los daños a la personalidad. 

En cualquier caso, si que es cierto que deberá atenderse a la pérdida de oportunidad ocasionada para Fernando Verdasco, que se caracteriza por la incertidumbre acerca de que la actuación omitida pudiera haber evitado la situación del tenista, con la consecuente entrada en juego a la hora de valorar el daño así causado de dos elementos de difícil concreción, como son el grado de probabilidad de que dicha actuación hubiera producido el efecto beneficioso, y el grado, entidad o alcance del mismo. Para casos como este, el daño no es el menoscabo material correspondiente al hecho acaecido, sino la incertidumbre en torno a la secuencia que hubieran tomado los hechos de haberse seguido en el funcionamiento del servicio otros parámetros de actuación, en suma, la posibilidad de que las circunstancias concurrentes hubieran acaecido de otra manera, pues en la pérdida de oportunidad hay una cierta pérdida de una alternativa, que se asemeja en cierto modo al daño moral y que es el concepto indemnizable.

Es cierto que, para determinar el daño a Fernando Verdasco, se carece de parámetros y de módulos objetivos, de modo que habrá que realizar una valoración global debiendo ponderarse todas las circunstancias concurrentes en el caso, incluyendo en ocasiones en dicha suma total el conjunto de perjuicios de toda índole causados, sabiendo que participar en Roland Garros es algo que desean todos los tenistas.