Sí, dejad toda esperanza los que entráis...
             Dejad toda esperanza los que entráis en la cofradía de los descontentos, de los desilusionados y de los desesperanzados.
             Dejad toda esperanza los que amabais la libertad y los que luchasteis por la democracia.
             Dejad toda esperanza los que creísteis en una España unida, próspera y digna.
             Dejad toda esperanza los que amabais el trabajo, la familia y el orden.
             Dejad toda esperanza los que creíais en Dios y os sentíais hijos de la Santa Madre Iglesia.
             Sí, dejad toda esperanza fuera...
             Dejad fuera vuestras protestas y vuestras quejas.
             Dejad fuera vuestras aspiraciones y vuestra fe.
             Dejad fuera vuestros sentimientos y vuestras palabras.
             Dejad fuera vuestro amor y vuestros símbolos.
             Dejad fuera vuestras nobles ambiciones.
             Dejad fuera vuestras ideas y vuestros proyectos.
             ¡Sí, dejadlo fuera todo!
             Porque, ahora... ahora, sí: todo está atado y bien atado.
             Mirad a vuestro alrededor y contemplad sin ira y sin rencor la verdad.
             Atado y bien atado está el Poder.
             Atada y bien atada está la Oposición.
             Atada y bien atada la clase política.
             Atado y bien atado está el Ejército.
             Atado y bien atado está el Poder legislativo.
            Atado  y bien atado está el Poder Judicial.
             Atada y bien atada está la Televisión.
             Atada y bien atada está la Prensa.
             Atada y bien atada está la Banca.
             Atada y bien atada está la Confederación de Empresarios.
             Atados y bien atados están los trabajadores.
             Atado y bien atado está el Partido.
             Atada y bien atada está la Guardia Civil
             Atada y bien atada está la Administración.
             Atados y bien atados están los cuarteles.
            Atadas y bien atadas están las autonomías.
            Atadas y bien atadas están las plumas.
           Atados y bien atados están los Gobiernos civiles. 
           Atados y bien atados están los alcaldes.
           Atadas y bien atadas  están la escuela y la Universidad.
          Atados y bien atados están los "barones".
          Atado y bien atado está el Partido Comunista.
         Atada y bien atada está la Policía.
         Atada y bien atada está la abogacía.
        Atada y bien atada está la Marina y el Aire
       ... y por estar atada y bien atada lo está la Santa Madre Iglesia.
       ¡Sí dejad toda esperanza los que entráis!
       Porque, ya ha llegado el más guapo y el más listo de todos: Don Pedro Sánchez Pérez-Castejón, el bisnieto de aquel  general legionario tan famoso en 1936.
            Y este hombre, el HOMBRE, lo volverá a atar todo, atado y bien atado.
                   ¿Que las empresas se hunden?
                   ¿Que el paro va en aumento?
                   ¿ Que las Autonomías pueden  ser "independientes"?
                   ¿ Que el campo se arruina?
                   ¿  Que las calles se pierden?
                   ¿  Que Europa se rie?
                   ¿  Que los hospitales rebosan con el virus?
                    ¿   Que las leyes no se cumplen?
                   ¿  Que ya no se construyen pantanos  ni carreteras?
                   ¿ Que el turismo nos da la espalda?
                   ¿ Que la juventud no sabe dónde va?...
       
              No pasa nada.  Peor estábamos en 1939.  El HOMBRE lo arreglará todo... Todo se andará y todo se resolverá.
                      ¡¡  Y  España volverá a ser un vergel y la 10ª Potencia del mundo !!
                     No os preocupéis... ¡Que nadie se preocupe¡
                     FRANCO HA VUELTO... FRANCO HA RESUCITADO.