El otro día leyendo el libro de Ángel Palomino titulado Caudillo me detuve en la parte que describe sobre el bien llamado contubernio de Múnich y que intentaré resumir en este texto. Una reunión antifranquista dicen los palmeros de la misma para mi una reunión antiespañola.

Este ''contubernio'' se celebró entre el 5 y el 8 de junio del año 1962 a espaldas del gobierno de Franco y del propio pueblo español. Allí parece ser que estaban representados según Palomino ''desde Monárquicos de Estoril, demócratas-cristianos de derechas, demócratas a secas, pasando por nacionalistas vascos'' y catalanes e incluso dice que intentó acreditarse ETA. Vaya ''tribus'' allí reunidas...

Después de una reunión acordaron solicitar que a España se le negase la integración en la Comunidad económica europea hasta que cumpliesen sobre todo cinco puntos:

1. Instauración de instituciones auténticamente representativas y demócratas.

2. Garantía efectiva de todos los derechos de la persona humana.

3. Reconocimiento de la personalidad de las distintas comunidades naturales. (Separatismo)

4. Ejercicio de las libertades sindicales sobre bases democráticas.

5. Reconocimiento de los partidos políticos.

Increíble lo que pedían en el punto primero cuando, como dice el propio Ángel Palomino, ''en las Cortes Orgánicas estaban representados padres de familia, ayuntamientos, instituciones académicas, diputaciones y obreros. Ciento dieciocho procuradores eran trabajadores.'' Lo del punto segundo es para habérselo hecho mirar también, ¿es que acaso no tenían los españoles de aquellos años garantizados sus derechos y libertades?. Sin comentarios...
 
Lo que está claro es que ha Franco le ponía enfermo, y con razón, lo del separatismo (punto 3º) y consideraba la vuelta de los partidos políticos (punto 5º) ''un disparate por ser causantes de la caída de la Monarquía, el fracaso de la República y la guerra civil.'', totalmente de acuerdo con esa afirmación aunque, por desgracia, poco tiempo después de la muerte del Caudillo nos acabaron metiendo poco a poco con vaselina las dos cosas.
 
Y bueno el punto 4º abriría la puerta en el futuro para la preponderancia sindical de organizaciones como CC.OO. (creación comunista) y UGT (creación socialista del masón Pablo Iglesias) que, yo me pregunto, ¿de verdad que estos sindicatos ''libres'' han mejorado la situación de los obreros españoles en todos estos años?, ¿acaso no protegía, defendía e incluso mejoró la vida del obrero el llamado ''Sindicato Vertical'' en sus años de existencia?.

En fin, sigo con las palabras del propio Palomino, ''al final en 1986 se firmó un tratado de adhesión ruinoso para España, renunciando al ventajoso estatuto de estado asociado conseguido por la diplomacia de Franco, que concedía todas las ventajas de los países miembros sin pagar nada a la Comunidad, sin contribuir al enorme gasto que genera la voraz burocracia de Bruselas y sin abrumar a los españoles con un impuesto que desde 1986 lastra pesadamente la economía de la nación: el IVA.''

Resumiendo. Esos puntos son, a grandes rasgos, la base del actual régimen liberal que nos ha llevado a la ruina. Una vez más Franco tenía razón.