La pasada semana la prestigiosa revista The Economist publicó una interesante recopilación de las previsiones macroeconómicas para 2020 de las principales economías del Mundo[i], entre las que se incluye a España. La información publicada por The Economist es siempre rigurosa y contrastada, es de fiar, nada que ver con la de Neurona, el chiringuito creado por el golfo de Monedero y su compinche Iglesias para mangar a los incautos afiliados de ‘Pudrimos’, evadir fondos públicos, defraudar a Hacienda, blanquear dinero y, por supuesto, forrarse.

La información de The Economist aporta datos de 42 países (incluida España) que representan el 73% del PIB mundial y el 71% de la población, por lo que es una muestra muy representativa, yo diría que incontestable.

The Economist analiza siete parámetros (variación del PIB, desempleo, déficit público, inflación, balance por cuenta corriente, tipo de interés de los bonos del Tesoro y tipo de cambio de su divisa), de los cuales los más indicativos del impacto de la crisis, en mi opinión, son los tres primeros: variación del PIB, desempleo y déficit público.

Veamos como queda España en esos tres parámetros:

Variación del PIB

Captura_de_pantalla_2020-08-17_a_las_12.35.51

En España se espera una caída del PIB en 2020, respecto a 2019 y en términos reales, del 12,6%. Esto es más del doble que la media de las otras 41 grandes economías (5,8%), prácticamente el doble que la media de los países de la OCDE (6,4%) y vez y media la caída del resto de los países de la zona Euro (8,4%).

Es más, de las 42 mayores economías del mundo, solo una (Perú, con una caída esperada del 13,0%) supera -para mal- a España. Teniendo en cuenta que la economía de Perú es la sexta parte que la de España, podemos decir sin un ápice de exageración que la caída del PIB de España en 2020 será, con gran diferencia, la mayor del Mundo.

Desempleo

Captura_de_pantalla_2020-08-17_a_las_12.36.28

Nuestra tasa de desempleo (media del año 2020) va a ser catastrófica. Las grandes economías se comportan, en media, de forma muy similar: tanto para las 41 mayores economías, como para los países de la OCDE como para los de la zona Euro (excluyendo siempre a España) la tasa de desempleo estará en el entorno del 7,5%. España, con un desempleo esperado en media anual del 15,6% más que duplicará las tasas de desempleo de nuestros comparables.

Por países, salvo Sudáfrica (30,1%), Chile (19,8%), Filipinas (17,7%) y Grecia (17,0%), no hay nadie que genere más desempleo que España. Si atendemos a nuestros comparables directos, la comparación es igualmente escandalosa: Alemania 4,2%, Francia 7,7%, Italia 8,8% … De nuevo, entre los peores del Mundo.

Déficit Público

Captura_de_pantalla_2020-08-17_a_las_12.37.03

En cuanto a déficit público la comparación no es tan escandalosamente desfavorable, pero sigue siendo muy mala para nuestro país. Mientras que el resto de las grandes economías esperan un déficit público en 2020 en el entorno del 9% del PIB, en España tendremos (según The Economist) un déficit del 12,3%, esto es, un 37% mayor que el resto. Me temo que será bastante mayor.

Igualmente, y comparándonos con el resto de los países individualmente, no somos los peores pero estamos en el grupo de los peores. Nuestro déficit previsto del 12,3% del PIB solo es superado por Reino Unido (18,1%), EE.UU. (15,9%), Sudáfrica (16,0%), Brasil y Colombia (14,0%) y Singapur (13,5%); somos el séptimo -por la cola- entre 42.

En definitiva, somos los peores del Mundo o estamos entre los peores en cualesquiera parámetros macroeconómicos que se consideren. Nos dirán que somos un país muy turístico, pero también lo son Italia, o Francia, o Brasil o Thailandia, que están en la lista; no valen excusas, cuando los resultados son mucho peores que los demás no es un problema del entorno, de la crisis, es un problema de los que gestionan, en este caso de los que gobiernan. Podrán repetir aquella gran falacia de que “la prioridad es salvar las vidas”, pero ahora, con más muertos por millón de habitantes del Mundo, ya no se lo cree nadie.

Nos han dejado morir, especialmente a nuestros mayores, nos han coartado la libertad hasta en las cosas más nimias y, encima, nos están arruinando.

¿Hay alguien, todavía, que piense que no hay #MotivosParaLaMoción?

 

[i] https://www.economist.com/economic-and-financial-indicators/2020/06/04/economic-data-markets-and-data