¿Qué políticas han seguido los gobiernos ucranianos posteriores el golpe de Maidán? Fundamentalmente dos: tratar de meter la OTAN en Ucrania y extirpar la cultura rusa del país. Las dos políticas llevaban a la guerra, la primera con Rusia y la segunda a guerra civil con los ucranianos prorrusos.  No vale aquí invocar derechos,  porque si Ucrania lo tiene a meterse en la OTAN, Rusia lo tiene a proteger su seguridad (y la OTAN ha dado sobradas pruebas de expansionismo y destrucción de países enteros); y si los Zelenskis invocan el derecho de la cultura ucraniana para agredir a la Ucrania rusa, esta tiene derecho a defenderse y a pedir la ayuda de Rusia. El asunto es así de sencillo, en esencia.
¿Eran Zelenski y su antecesor  conscientes de que sus políticas llevaban a la guerra? Por lo que respecta a la extirpación de la cultura rusa, y de ese idioma de la vida oficial, la enseñanza, etc., no solo era consciente, sino que se aplicó a aplastar militarmente las protestas mediante una guerra civil en el Donbás que se prolonga desde hace siete años y que ha provocado por lo menos 14.000 muertos. Y por lo que se refiere a la OTAN, probablemente confiaba en que Rusia no se atreviera a intervenir, o en que, si lo hacía, sería destrozada con apoyo de una OTAN militarmente superior en muchas veces a Rusia.
Lo que ha pasado es también, en esencia, muy sencillo: la OTAN no se atreve a intervenir directamente por el temor a una guerra generalizada en Europa, incluso con armas nucleares. Pero sí interviene con armas y sanciones económicas para prolongar el conflicto y las muertes y destrozos, y desgastar y arruinar a Rusia.
En cuanto a Zelenski, al ver que la OTAN no interviene como él habría deseado, además de prolongar la guerra trata de extenderla a  Europa, agitando por todas partes para hacer creer que Rusia está a punto de invadir los demás países
¿Cómo calificar a un personaje que la Triple M nos presenta como un héroe? Un héroe que aparte de su belicismo enloquecido  intenta arrastrarnos a una guerra al servicio de intereses ajenos; y  que sigue una histeria antirrusa idéntica a la antiespañola de los separatistas en nuestro país. La Triple M al servicio de intereses de unos partidos y gobiernos lacayos  ha conseguido sembrar histeria antirrusa en una opinión española manipulada y desinformada. Razón de más para intentar contrarrestarla.