La demostración de que los Directivos del PP (don Casado y don Teo, el fulleroo compravotos de Murcia) se hayan vuelto locos y hayan reunido en León a los valores de que dispone (Feijóo, Mañueco, López Mira, Moreno y Ayuso para acordar la fulminación de VOX y alejarle del horizonte de una posible coalición)

Sí, lo escribí y se publicó en este valiente “Correo de España” incluso antes de que comenzara la Campaña Oficial de las Elecciones del 4-M en Madrid… y para que nadie dude que fue así reproduzco el artículo aunque sea en letra pequeña.

26 marzo 2021

¡¡¡ESTÁN LOCOS!!!

 

Y hoy no me refiero a los locos de la Moncloa ni a los podemitas, hoy señalo directísimamente a la "pareja compra-votos" que manda en Génova 13, o sea, al Señorito Casado y al rastrero (que compra en el Rastro) que sueña con la pesadilla de tener que volver a Murcia. Porque locos hay que estar para decir ya, cuando todavía ni se han colocado las piezas en el tablero, que no quieren saber nada de VOX (ni soy usted, ni quiero ser como usted), con la soberbia de creer que van a ganar el 4-M por goleada... ¿y si no ganan, curiosamente si Ayuso no gana será por culpa de ellos y el PP, un Partido en los Tribunales?... Por lógica política tendrían que acudir a VOX si no quieren perder Madrid, lo que sería perder España, y no se dan cuenta estos señores que desde la Moción de Censura están incitando, provocando, abusando, chuleando al Señor Abascal y a los suyos, a que se cansen y rompan la baraja, aunque se hunda el mundo (lo que hizo el señor Casado sin pensar que estaba exponiéndose a perder Andalucía, Murcia, Castilla-León y Madrid) y que eso podría suceder el 5 de mayo... ¿y entonces? Pues, entonces, que habrían entregado Madrid a los "rojos" (y España). Por eso digo que están locos.

Y eso es lo que debe pensar el votante o simpatizante de la Señora Ayuso: sí, yo quiero que gane Doña Isabel, pero lo mejor para España, es que ganen las DOS ( o sea, con Doña Rocío), porque así podrá evitarse que "mangoneen" los egetistas de Casado. Por tanto, nada de voto útil, que cada oveja se vaya con su pareja (bueno, espero que me entiendan y no se ofendan). ¡Ah, y yo ya anuncio, me lo ha dicho mi oráculo de Delfos particular, que Doña Isabel Díaz Ayuso será la próxima Presidenta del PP, si el PP quiere volver algún día a la Moncloa!... Al tiempo.

Pues si locos estaban entonces, más locos deben estar hoy, con acordar con los cinco barones del Partido el trato que deben seguir y dar a VOX, sin darse cuenta que es el único que puede llevar al señorito Casado a la Moncloa y olvidando, quizás, lo que significó para el PP el famoso “Pacto del Tinell”  2003 que dejó fuera de Cataluña al PP. Pero  como yo no estuve en el Parador de León ni presencié la reunión de los “invitados” del Presidente Casado (ni pude disfrutar del menú que le ofreció a los suyos) les reproduzco el artículo que sobre ello publicó ayer Pilar Gómez en el “Confidencial”.

“Ignorar a Vox”

“El PP cierra un fin de semana en el que se logró el objetivo de trasladar una imagen de unidad. El congreso regional de Castilla y León era el termómetro de cómo están los ánimos internos tras meses en que el enfrentamiento entre Génova y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, había tensionado el partido. El ambiente ha sido propicio porque los populares desembarcaron en León el sábado con todo a favor. Las encuestas les dan la posibilidad de lograr mayoría absoluta y en el Gobierno de Pedro Sánchez están en horas bajas por la polémica del ministro Alberto Garzón y los ganaderos, que no amaina pese a los esfuerzos de los gabinetes por rebajar el choque entre los dos partidos de la coalición.

Alberto Núñez Feijóo, Juanma Moreno, Isabel Díaz Ayuso y Fernando López Miras acudieron a arropar al candidato, Alfonso Fernández Mañueco. En público hubo fotografía de grupo y cierre de filas en los discursos. El mensaje era claro: las elecciones del 13-F son un paso más para que Pablo Casado llegue a la Moncloa. El PP está en clave nacional y de ahí los llamamientos a unificar el voto del centro derecha que se escucharon. No hubo sorpresas como cuando, en el cónclave andaluz, Ayuso se desmarcó con aquel "vuela libre y toma tus propias decisiones" dedicado a Juanma Moreno. Aunque sí hubo cierto revuelo entre los de la tierra cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid habló de "Castilla" y se dejó el "León" en su intervención. Más de uno en el PP de la comunidad se llevó las manos a la cabeza mientras el PSOE de León lo viralizó en las redes sociales.

El PP vuelve a acercarse a los ganaderos y se reafirma en el "no" a la reforma laboral

En privado, el ambiente entre los líderes del PP también es distendido. Aprovecharon la cita para comer todos juntos el sábado en el Parador de León. En un pequeño reservado, reunidos en dos mesas. En una de ellas se sentaron los presidentes Feijóo, Moreno, Mañueco, López Miras y Ayuso, que llegó a los cafés tras pasar la mañana con su familia. Compartían mantel con ellos el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, y la de Organización, Ana Beltrán. En la otra, el alcalde de Zaragoza y presidente del PP de Aragón, Jorge Azcón, con otros líderes regionales.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, no se quedó a comer tras su intervención y quizá por eso hubo un ambiente "muy distendido", coinciden en señalar a El Confidencial varios de los participantes. Entre los barones, se hizo un repaso de la situación del partido. Mañueco compartió con ellos que los sondeos van al alza y que la diferencia la marcará la participación. Los alcaldes están movilizados y "el campo está con el PP", fueron algunas de sus reflexiones. Como no podía ser de otra forma, del campo se pasó al ministro Garzón, que ocupó buena parte de las bromas de los comensales. Moreno fue muy directo: "Te ha hecho la campaña. A ver si me sale uno a mí así". Las elecciones andaluzas se pusieron sobre la mesa. Mientras en Castilla y León Vox no preocupa, en la Junta de Andalucía hay "inquietud". El presidente andaluz trasladó a sus compañeros el riesgo de que si Macarena Olona es finalmente la candidata, se movilice la izquierda y eso les perjudique. Todos coincidían en que Andalucía "es otra cosa". El posible adelanto electoral surgió entre plato y plato. El menú era sencillo: entrantes, setas y de segundo se podía elegir entre carne o pescado.

Moreno está midiendo los pasos de Vox y cuánto podrá aguantar en función de las votaciones en el Parlamento andaluz. Pero también, como se habló en este almuerzo, hay que buscar la "oportunidad" y eso pasa por el momento en que el Gobierno de Sánchez tenga un pico de desgaste. Encadenar las elecciones conviene a Génova, pero también hay que hacer un balance de riesgos. Votar después de Semana Santa y hacer campaña en la Feria de Abril es uno de los escollos de sacar las urnas en junio.

El más bromista fue Feijóo. El gallego ya tiene todo hecho y, además, en su territorio Vox ni está ni se le espera. Tras el debate sobre cómo está el voto en el centro.derecha y qué hacer para frenar a los de Abascal, se concluyó con que lo mejor es "ignorarles". No hablar de Vox ni de lo que queda de Ciudadanos. Salvando Andalucía, todas las encuestas en los territorios donde gobierna el PP auguran que se repetirá lo que ocurrió en la Comunidad de Madrid. Se podrá gobernar sin Vox, porque la suma de los populares es mayor que toda la izquierda. Lo que ya en el partido llaman un Gobierno "a lo Ayuso". La baronesa se incorporó tarde y contó que había aprovechado para visitar a su familia. Todos coinciden en que "está mucho más relajada". De lo suyo no se habló. Ahora vienen los congresos de Canarias y Extremadura y luego ya el fuego amigo de dónde colocar el de Madrid. Por cierto, que el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha sido requerido para participar en la campaña electoral en todas las provincias. Los barones estarán también y ya se han puesto a disposición de Mañueco.

"Ahora estamos en campaña y es normal que haya unidad", justifican los más escépticos del partido. Hasta el 13-F todo va a ser armonía y, además, en el PP sienten que han dejado atrás esa etapa en la que "todo lo que podía salir bien, mal o regular, salía mal". Queda una campaña por delante y todo es susceptible de empeorar, pero un dato: en León pararon por la calle al presidente de Murcia.

(Como habrán observado el todopoderoso fullero don Teo, no asistió al almuerzo, lo que agradecieron, al parecer, los asistentes, porque así pudieron vivir “un ambiente muy distendido”… Está claro el hombre que sobra en el PP, es sin duda don Teodoro García Egea, alias el fullero compravotos de Murcia).

 Naturalmente este loco acuerdo, en el que se habla de buscar la desaparición de VOX (cosa que hoy también apunta el Presidente Rajoy diciendo que al final los votantes de VOX tendrán que regresar al PP, sin tener en cuenta que los votantes de VOX sobrepasaron las ultimas elecciones los 3 millones y que seguramente en las próximas pueden subir a los 10) ha provocado una respuesta inmediata de VOX por boca de Espinosa de los Monteros, quien ha aclarado a los Directivos del PP, lo que el Presidente Abascal ya dijo días pasados, VOX no va a ser el coche escoba de nadie y Espinosa lo aclara aun más, porque no aceptar un Pacto de Gobierno, pero sí que les presten sus votos para la Investidura es lo mismo. VOX es una sola voz. Estas son sus declaraciones:

Aviso de Espinosa de los Monteros a Casado: "La mayoría suficiente no existe, sólo existe la absoluta"

VOX no volverá a ser muleta del PP gratis

Vox ha trazado una línea muy clara sobre la nueva estrategia que empezará a poner en práctica por primera vez en Castilla y León: no volverá a ser muleta del PP gratis. El partido califica ahora lo ocurrido en Madrid el 4M, con la investidura de Isabel Díaz Ayuso sin condiciones, como "una excepción", según aseguran fuentes del partido. "La situación es muy distinta con Alfonso Fernández Mañueco", recalcan.

El PP sigue esforzándose por vender la idea de que sólo necesita sumar más que toda la izquierda junta para poder gobernar en solitario y conseguir el apoyo de Vox sin condiciones al requerir apenas su abstención, poniendo de ejemplo lo ocurrido en la Comunidad de Madrid. Una idea a la que se ha opuesto de forma tajante el portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, al ser preguntado en rueda de prensa en el Congreso, al advertir de que "no regalarán sus votos".

"La mayoría suficiente no existe, a no ser que sea absoluta, me da igual que sumen más que la izquierda y sólo les haga falta la abstención de Vox; es que si les hace falta la abstención de Vox, les hace falta Vox", ha dicho con contundencia, después de remitirse a las declaraciones hechas por Santiago Abascal el pasado fin de semana en Valladolid cuando dijo que no voten a Vox quienes pretendan que regale sus votos al PP a cambio de nada

Desde la formación de Abascal ya no están dispuestos a repetir la misma jugada que en Madrid al entender que con Ayuso había un riesgo real de que gobernara la izquierda comunista, sin posibilidad de que el PP pudiera apoyarse en ningún otro partido para impedirlo, salvo Vox. En Castilla y León el escenario es completamente distinto, explican, situando a Mañueco más cercano al PSOE que a los postulados de su partido, por lo que no se ven forzados a facilitar su investidura.

Espinosa de los Monteros ha dejado claro que "lo que no van a hacer es regalar los votos, que sería una falta de respeto a las personas que nos apoyan, a cambio de nada", en la línea también de lo expresado ayer por Jorge Buxadé, que sin querer ponerse en ese escenario al rechazar que vaya a producirse una suma del PP igual al de toda la izquierda junta, sí dejaba claro que Vox no va a regalar sus votos.

Vox ya ha dado comienzo a la precampaña de manera oficial y se implicará de lleno para arropar a su candidato, Juan García-Gallardo en Castilla y León. Además de Santiago Abascal, Javier Ortega Smith, Jorge Buxadé o Macarena Olona, también participará activamente Iván Espinosa de los Monteros después de ausentarse de la campaña de Madrid de forma excepcional al ser la candidata su mujer, Rocío Monasterio.

El portavoz parlamentario ha aprovechado la rueda de prensa en el Congreso para mostrar imágenes de miembros del PP portando el pin con los colores de la Agenda 2030 de la ONU que promueve reducir el consumo de carne para combatir el cambio climático, por ejemplo. Entre esas instantáneas, una del propio Mañueco con el rosco multicolor, para criticar su discurso en defensa del campo y la ganadería, al tiempo que apoyan las tesis "globalistas de la izquierda".

"No se puede soplar y sorber al mismo tiempo", ha criticado Espinosa, asegurando que "es incompatible" defender la Agenda 2030, que reclama "acabar con la ganadería porque produce gas metano o que hay que pasar a la carne sintética", y al mismo tiempo asegurar que defiendes al campo. "Es algo incompatible", ha rematado, al ser preguntado por las imágenes de miembros del PP visitando ganaderías, subidos a tractores o junto a animales de granja para mostrar su apoyo al sector en pleno ataque del ministro, Alberto Garzón

Bien pues ya están las cartas sobre la mesa. Los señores del PP se han vuelto locos y ya en Castilla y León se juega el Gobierno. ¿O creen que van a poder contar con los votos de VOX como lo han hecho hasta ahora “sin pedir nada a cambio”?

Y luego dice el señorito Casado que el Centroderecha ya está unificado, cuando más de 5 millones de españoles no están de acuerdo con él ni con su película y sus miedos.

Según acabo de saber por una especie de manifiesto que circula lo que los posibles votantes del PP le exigen al señor Casado son hechos, pero hechos firmados por Notario para que no se olvide después de las elecciones.

Si Pablo Casado quiere que le votemos lo que tiene que hacer es ante Notario, lo que piensa hacer cuando llegue a la Moncloa. Son estos problemas:

  1. Problema catalán. ¿qué hará para acabar la ya casi independencia que viene de camino? ¿Acabará con el “cachondeo” que ya se traen los catalanes con España?
  2. ¿Qué hará con la “silenciosa independencia” del País Vasco? ¿Hasta cuándo va a permitir que el PNV haya conseguido más que consiguió la Euskadi de 1936?
  3. ¿Qué hará con la Ley Electoral General que permitió la presencia de los separatismos en las Cortes españolas?
  4. ¿Qué hará con las Leyes de Memoria Histórica y Memoria Democrática que rompen la unidad de España?
  5. ¿Qué hará con la Ley de Reforma Laboral que está dejando a los españoles en el paro?
  6. ¿Qué hará con la Defensa de la Lengua Española?

Señores, del almuerzo del Parador de Turismo de León, de esto es de lo que tenían ustedes que haber hablado y no de como deshacerse de VOX, el partido que les puede hacer llegar a la Moncloa. Sí, están locos.