Se trata de dos organizaciones diametralmente distintas, tanto en su estructura, financiación y fines.

UGT es el Sindicato del PSOE, donde los Ministros del Gobierno están afiliados.

La financiación de UGT se basa fundamentalmente en subvenciones estatales, autonómicas y de ayuntamientos, asimismo las diversas fundaciones dependientes de UGT se financian con fondos públicos.

Gozan de una inmensa legión de liberados a costa de los presupuestos de las distintas Administraciones Públicas y a costa de los empresarios.

La estructura de UGT cuenta con innumerables edificios, derivados del denominado “patrimonio sindical” adjudicados a perpetuidad.

Entre los fines de la UGT destaca el apoyo (a cambio de una cuantiosa subvención) al proceso independentista catalán y al apoyo a desobedecer la sentencia del 25% en español y el apoyo a los presos etarras.

Para el Ministerio Público no es una organización criminal, pese al fraude de los ERES de Andalucía, el fraude continuado de los Cursos de Formación, las facturas falsas, el fraude de FOGASA (Madrid), la malversación de fondos en Asturias del que fue su máximo dirigente Fernández Villa.

Hemos relatado unos mínimos ejemplos, sin acudir a la hemeroteca del escándalo de la famosa Cooperativa PSV.

Pese a ello, ningún fiscal ni juez, se ha atrevido a imputar a la UGT, como organización criminal.

Vayamos al lado diametralmente opuesto del Sindicato Manos Limpias, no tiene afiliados políticos, ni a banqueros ni a Consejeros del IBEX.

No recibe subvenciones públicas, no tiene fundaciones para recibir subvenciones que no son objeto de fiscalización, no dispone de ningún edificio del patrimonio sindical, ni dispone de liberados.

Entre sus fines esta la lucha implacable contra la corrupción venga de donde venga.

No está hipotecado por nada ni por nadie.

Con esta transparencia de estructura, financiación y fines se ha pretendido aniquilarlo, exterminarlo acusándolo  de organización criminal.

Esta es la distinta visión, sectaria, partidista de un Ministerio Público a la hora de acusar. No se defiende la legalidad, se vulnera el Art.14 de la Constitución y lo que es peor si no existiera Manos Limpias la corrupción en este País, hubiera anidado de forma permanente y adquirido carta de naturaleza.

Más que nunca es necesario preservar a Manos Limpias, darle su apoyo, pues estamos en una encrucijada vital para España y los españoles.