Me siento muy honrado de colaborar con mis artículos en vehículos de información y opinión libre como éste, que es El Correo de España. Hoy estamos en una democracia lánguida, pues la calidad democrática está directamente relacionada con el flujo libre de la información, el prestigio de los llamados medios de comunicación de masas y la capacidad de enriquecer a los ciudadanos desde opciones alternativas, basadas en cosmovisiones libres y diferentes; y es más que evidente que la pluralidad cada vez está más constreñida y embozada.

Es lo que llamamos pluralidad política y social. Y esa pluralidad está basada en una opinión e información libre, cada vez más condicionada y embridada.  La misión periodística o está relacionada con la búsqueda de la verdad y la objetividad o no lo es. No hay prensa libre sin contraste entre la verdad y la manipulación, sin verificación de las fuentes. Una prensa condicionada a la cuenta de resultados y a los poderes que les dota de las treinta monedas de Judas está condenada a la extinción, porque tarde o temprano dejarán de tener lectores, oyentes o televidentes.

 

                Soy uno de los fundadores de la Asociación Hablamos Español que lucha porque se cumpla el sentido literal y el espíritu del artículo 3 de la Constitución Española. Más en concreto la obligación de todo español de conocer su lengua común y que las lenguas autonómicas no sean un deber sino un derecho, como rezaba el artículo 4º de la Constitución de la II República al contener esta expresión “[…] a nadie se le podrá exigir el conocimiento ni el uso de ninguna lengua regional”. Entendemos conocer una lengua en su sentido más amplio, es decir, conocer los registros cultos de la misma. No cabe otra interpretación, salvo que caigamos en las redes de quienes tratan de que los ciudadanos tengamos una visión estrecha de las realidades, cognición que está relacionada, precisamente, a la riqueza de nuestro pensamiento, y por ende a la abundancia de conceptos ligados a la lengua, indefectiblemente.  Y, finalmente, el respeto a los hablantes, que no a las lenguas, que son meros instrumentos de ellos. Lo que, a su vez tiene concatenación con derechos fundamentales como son el de elegir la lengua vehicular para el aprendizaje y el de estudiar en la lengua materna, que según la UNESCO y los investigadores de prestigio en materia de teorías del desarrollo en la infancia y teorías del aprendizaje está demostrado que lengua materna y aprendizaje de calidad están íntimamente relacionados.

 

                Hecho este preámbulo traigo a colación una sentencia que ampara a Hablamos Español en algo que no deja de ser frecuente: si un colectivo determinado no está en línea con determinados intereses corporativos o enfoque editorial de medios que controlan la opinión e información, se le impide la réplica, se mutila su respuesta o se desenfoca el sentido de sus palabras para defender un  interés legítimo. En eso Galicia ya no es una región muy diferente a Vascongadas o Cataluña.  Más bien trata de cogerles la delantera. Se contagia todo menos la belleza.

 

                Y como no voy a adentrarme en el tema lo mejor es reproducir íntegramente la nota difundida por Hablamos Español en relación con dicha sentencia.

Por una vez David vence a Goliath 😊

#HablamosEspañol ha ganado a La Voz de Galicia en los tribunales.

 

Publicaron el enésimo artículo mintiendo sobre nosotros. Esta vez pedimos rectificación vía burofax.

 

Difundieron mutilada la respuesta de Gloria Lago, fuimos a juicio y ‼️hemos ganado‼️

Hemos conseguido una sentencia favorable gracias a nuestro equipo jurídico, y al “comentario de texto” que aportó Gloria Lago para demostrar que cada frase, cada metáfora, habían recibido justa respuesta.

 

Nunca publican nuestras notas de prensa, están en su derecho, pero, por favor, déjennos en paz.

Publicada hoy sin censura:

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/03/24/replica-francisco-castro-asociacion-hablamos-espanol/0003_202103G24P16991.htm

 

https://twitter.com/HablamosE/status/1374646296078905348

 

La Voz de Galicia (https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/03/24/replica-francisco-castro-asociacion-hablamos-espanol/0003_202103G24P16991.htm)

Réplica a Francisco Castro, desde la Asociación Hablamos Español.”