A propósito de una tercera de ABC, en concreto la del 13 de noviembre y la firma Ignacio Sanchez Cámara.

A medida que España se encamina a pasos agigantados hacia su destrucción como nación, surgen paulatinamente artículos de opinión que van dando cuenta de la situación presente. ¡Vaya! ya hay más de uno y de dos que concuerdan con todo lo que desde la Fundación Nacional Francisco Franco venimos diciendo y alertando desde hace unos cuantos años. Ni alardeo ni presumo de ello. Constato una realidad . Basta con la lectura del libro recientemente aparecido a la venta y que se titula “ Franco, crónica de la lucha contra la profanación de su tumba “ para comprobar como en muchos de los artículos, que en ese libro están recogidos, se reproduce cuanto podemos leer en la Tercera citada del ABC. Una Tercera magnífica y certera.

Que la España que lideran Sanchez e Iglesias, o mejor dicho Iglesias y Sanchez, lleva camino de convertirse en una desestructurada nación bajo un régimen socialcomunista es algo tan obvio que ya nadie puede negar. Lo lamentable es que sea ahora cuando muchos empiezan a despertar ante algo anunciado a bombo y platillo por el Sr. Iglesias y sus colegas comunistas y separatistas desde hace mucho tiempo.

Cualquiera que se hubiera entretenido un rato en leer con profundidad la vigente ley de Memoria Histórica, y no digamos el proyecto de la denominada Ley de Memoria Democrática, hubiera constatado que esas leyes no son más que el camino para la destrucción del actual sistema político y su enlace con el de la frustrada II República en su versión socialcomunista, por supuesto llevándose por delante a la propia monarquía por considerarla de origen franquista. Todo cuanto estamos viendo hoy no es mas que la aplicación de tácticas marxistas para el derribo del poder establecido y sustituirlo por otro de nuevo cuño. No hay nada nuevo. Lo que tampoco es nada nuevo es la docilidad de los partidos de derecha o centro derecha - PP y Ciudadanos - que asisten impávidos al torrente de acontecimientos que estamos viviendo. Buena prueba de ello es su posición ante la proclamación del Estado de Alarma, bien apoyándolo o bien absteniéndose por puro interés partidista. Una situación que al amparo de la lucha contra la pandemia ha dado luz verde a todas las tropelías que está cometiendo el Gobierno socialcomunista sin control parlamentario . Y otrosí cabría decir respecto al sentido de su voto en la moción de censura que presentó VOX contra Pedro Sanchez. Sí, tanto Ciudadanos como el PP son buenos colaboradores del Sr. Sanchez en la aplicación de las leyes ideológicas cuya implantación nos está llevando a un régimen comunista. Son partidos que desde hace mucho tiempo no se sabe donde están sus principios, muy al contrario de lo que sucede con los de la izquierda radical y los secesionistas que lo tienen y expresan siempre con claridad. Buen ejemplo es el que vimos ayer cuando el líder de Sortu dijo ayer que venían a Madrid a tumbar el régimen. Hoy muchos se sorprenden de esta declaración tan clara. ¡Caramba! si llevan diciéndolo desde siempre incluso mediante el asesinato y tortura de casi mil personas. ¿Qué hay de nuevo en esta declaración? Y todavía hay memos que nos cuentan que ETA está vencida. ¿Vencida? ¿ de qué ? ¿ Acaso no están en las Instituciones?

Dijimos reiteradas veces que la inquina contra Franco y la consecuente profanación de su tumba no era más que el primer paso de todo lo que vendría después. Y no porque así lo piense yo sino porque son ellos mismos los que así lo dijeron en una Ley, la LMH.

Nos dice Ignacio Sanchez Cámara en la Tercera citada que “ el actual proyecto socialcomunista conlleva la destrucción de la Constitución y de la convivencia, de la concordia y de la libertad, de la monarquia y del Estado de Derecho” . Cuanta verdad . Ahora muchas voces se levantan tardías en lugar de haberse levantado en defensa de la memoria de Franco en su momento que era donde estaba  la primera línea de defensa. ¡Ojo! No me refiero a la defensa de un régimen autoritario, hoy, como el que fue ocasional y circunstancialmente necesario en un determinado momento histórico, sino al de los ideales de la patria única y diversa, al de la España cristiana, al de la España social , a la del profundo anticomunismo. Todo cuanto representó Franco y que está en juego hoy.

Sí, tiene razón Sanchez Cámara cuando escribe que España agoniza a lo que añado yo que lo hace ante la pasividad de quienes tienen que defenderla.

No hay otra solución que posicionarse frontalmente ante aquellos que buscan la ruptura de nuestra vieja nación y de la esencia de la misma. Basta ya de circunloquios baratos y cobardes. Sólo VOX actúa hoy en solitario contra esta chusma que nos amenaza sin miramiento alguno y sin más apoyo que el que encuentra en sus filas. Fue Azaña quien dijo que “Franco no se había levantado contra la República sino contra la chusma que se había adueñado de ella”. Hoy las circunstancias históricas no son las mismas que las de entonces pero empiezan a parecerse mucho. Hoy ya no hay ningún Franco, pero sí españoles hartos de la miseria de unos gobernantes que suprimen el castellano como lengua vehicular, que nos frien a impuestos, que nos encierran en casa, que pactan con defensores de asesinos, que se alían con secesionistas corruptos en Cataluña, que prevarican con las leyes, que imponen a nuestros hijos y nietos una enseñanza sectaria, que disparan el gasto público en miles de chiringuitos, que desconocen lo que es la ética social y política, que se empeñan en llenar nuestras ciudades de inmigrantes ilegales, que han hecho y hacen una gestión sanitaria tan desastrosa que nos ha ocasionado 70000 muertos y todo ello a la par que ocupan ya suntuosas mansiones disfrutando de todas las prebendas de lo que antes denominaban la casta política.

España agoniza.

¡ Dios que buen vasallo si hubiera buen Señor !