Todas las mañanas desayuno en el bar de un amigo un cortado y un churro, y ojeo la prensa, en este caso el Heraldo de Aragón.

Miro las esquelas, que ya tengo una edad, para poder despedir como se merece a algún amigo, y las cartas de los lectores, que es la única parte del diario de contenido “libre”, y no siempre.

Hoy he visto una pequeña nota, en una página de la izquierda, que son las que menos se leen, y a pie de página, una pequeña noticia de escasamente cuatro o cinco centímetros de extensión, con lo cual habrá pasado totalmente inadvertida, que seguramente era lo que se pretendía: “El Ayuntamiento de Zaragoza se sube los salarios el dos por ciento, y con efectos retroactivos, desde el primero de año! (más o menos, pues escribo de memoria).

¡Con dos cojones!

Justifican, eso sí, la subida salarial con el manido argumento de que siguen las instrucciones o criterios del gobierno central, okupado (y no es un decir) por los socialistos –no es un error- y los comunistas de Podemos…

El gobierno de Zaragoza está en manos del PP y CIUDADANOS, con el apoyo de VOX, pero por lo visto, ambos gobiernos, el central y el local, tienen las mismas aspiraciones: llevarse lo máximo posible a sus casas, y los demás, que se jodan.

Todos los días ando bastante, y generalmente por las calles urbanas, que me parecen más seguras que los parques, y me permite sentir el pálpito de la ciudad, escuchar las conversaciones ajenas, que en esta ciudad es muy fácil, pues todos hablamos a voz en grito…, y ver los locales comerciales vacíos, que cada día son más numerosos.

Creo que no llegamos ni a 700.000 habitantes, y en alguno de los años pasados se perdieron más de 15.000 habitantes anualmente, es decir un 2% de la población, ese mismo dos por ciento que incrementan sus salarios el Alcalde, los Concejales, los Altos Cargos del Ayuntamiento (en realidad deberían llamarse las Altas Cargas, por lo poco que aportan), y los empleados públicos en general, funcionarios, interinos, contratados laborales, personal eventual, de confianza…, y mediopensionistas.

Por cierto que mantenemos a medio centenar de comisarios políticos, llamados “asesores”, con un coste anual de más de medio millón de euros, pero ya se sabe que somos cual burros de carga que soportamos sobre nuestras espaldas toda la presión y opresión fiscal que la Corporación nos quiera imponer…

(Por lo visto a nadie se le ha ocurrido nombrar asesores de libre designación, pero sólo entre el personal del Ayuntamiento, de forma que no suponga incremento retributivo alguno…

Hay funcionarios del PP, del PSOE, de VOX, de CIUDADANOS, de UNIDAS PODEMOS, de IU, etc., y seguro que al tener la misma militancia política serían de la total y absoluta confianza del Alcalde, tenientes de alcalde, concejales, etc., sin necesidad de gastar más dinero).

Cuando llegué a Zaragoza, allá por 1975, la ciudad rondaba el medio millón de habitantes, y escasamente tenía 3.000 funcionarios… Ahora andamos por algo menos de 700.000 personas, pero la nómina del Ayuntamiento se ha duplicado, y ronda los 6.000 empleados públicos. (Utilizo esta expresión, que engloba a funcionarios, laborales, etc.).

¿De verdad creen ustedes que esta situación es sostenible mucho tiempo más…?

Yo, NO.

Y, lo que más me ha sorprendido y disgustado es ver que VOX está de acuerdo con esta situación y no dice nada.

Del PP hace ya años que no espero nada (nada bueno, quiero decir), pero visto lo visto, de VOX, tampoco.