Esta Córdoba de mis amores es una caja de sorpresas. Vas paseando y de pronto te encuentras con el obispo Osio parando a los grupos de turistas y gritándoles::"¡HOMOOUSIÖN!"... "¡HOMOUSIÓN!"... Sigues andando y sin darte cuenta ya tienes a tu lado al Séneca recordándote que "A cualquier precio el Poder jamás es caro" y ¡zas¡ cuando acuerdas estás bajo el caballo enfurecido del Gran Capitán que galopa hacia la Mezquita creyéndose que está en Cerñola... Y no te has repuesto del susto y cuando abres los ojos ves que un grupo numeroso de orientales te llevan hacia una plazuela recódita donde el  judío Maimónides y el árabe Averróes disputan sobre el rey David y el profeta Mahoma...y en la plaza de al lado ves al romántico Ibn Hazan poniéndole el collar a su paloma...Y el sol de los 50 grados que te quema te arrastra hacia el Guadalquivir y allí, pasando por encima del Puente  Romano, contemplas los ejércitos del gran César que ya levantan el campamento para dirirse a Munda... ¡¡ Oh, Dios, pero cuando ya te creías que estabas contemplando las bellas piernas de la Chiquita Piconera, lo que encuentras es a un pobre y andrajoso a quien llaman "El Argote", que se coge de tu brazo y con afecto de amigo te lleva a la posada del Potro, donde un grupo de españoles, todos vestidos de negro y con los rostros tapados con mascarillas que sólo dejan ver los ojos, escuchan con fervor  a Don Juan Valera, que está de pie y tiene a sus flancos a la muy guapa Pepita Jimenez y al seminarista Don Luis, que lee un discurso... y que por sentido histórico recuerda a la España que se fue. Este discurso:

  

              "ESTAMOS VIVIENDO MOMENTOS MUY GRAVES PARA NUESTRA VIDA DEMOCRÁTICA... DESDE HACE YA TIEMPO DETERMINADAS AUTORIDADES DE CATALUÑA, DE UNA MANERA REITERADA, CONSCIENTE Y DELIBERADA, HAN VENIDO INCUMPLIENDO LA CONSTITUCIÓN Y SU ESTATUTO DE AUTONOMÍA, QUE ES LA LEY QUE RECONOCE, PROTEGE Y AMPARA SUS INSTITUCIONES HISTÓRICAS Y SU AUTOGOBIERNO.

              CON SUS DECISIONES HAN VULNERADO DE MANERA SISTEMÁTICA LAS NORMAS APROBADAS LEGAL Y LEGÍTIMAMENTE, DEMOSTRANDO UNA DESLEALTAD INADMISIBLE HACIA LOS PODERES DEL ESTADO. UN ESTADO AL QUE, PRECISAMENTE, ESAS AUTORIDADES REPRESENTAN EN CATALUÑA.

                HAN QUEBRANTADO LOS PRINCIPIOS DEMOCRÁTICOS DE TODO ESTADO DE DERECHO Y HAN SOCAVADO LA ARMONÍA Y LA CONVIVENCIA EN LA PROPIA SOCIEDAD CATALAN, LLEGANDO  --- DESGRACIADAMENTE-- A DIVIDIRLA. HOY LA SOCIEDAD CATALANA ESTÁ FRACTURADA Y ENFRENTADA.

                ESAS AUTORIDADES HAN MENOSPRECIADO LOS AFECTOS Y LOS SENTIMIENTOS DE SOLIDARIDAD QUE HAN UNIDO Y UNIRÁN AL CONJUNTO DE LOS ESPAÑOLES; Y CON SU CONDUCTA IRRESPONSABLE INCLUSO PUEDE PONER EN RIESGO LA ESTABILIDAD ECONÓMICA Y SOCIAL DE CATALUÑA Y DE TODA ESPAÑA.

                 EN DEFINITIVA, TODO ELLO HA SUPUESTO LA CULMINACIÓN DE UN INACEPTABLE INTENTO DE APROPIACIÓN DE LAS INSTITUCIONES HISTÓRICAS DE CATALUÑA. ESAS AUTORIDADES, DE  UNA MANERA CLARA Y ROTUNDA SE HAN SITUADO TOTALMENTE AL MARGEN DEL DERECHO Y DE LA DEMOCRACIA. HAN PRETENDIDO QUEBRAR LA UNIDAD DE ESPAÑA Y LA SOBERANÍA NACIONAL, QUE ES UN DERECHO DE TODOS LOS ESPAÑOLES A DECIDIR DEMOCRÁTICAMENTE SU VIDA EN COMÚN..

                 POR TODO ELLO Y ANTE ESTA SITUACIÓN DE EXTREMA GRAVEDAD, QUE REQUIERE EL FIRME COMPROMISO DE TODOS LOS INTERESES GENERALES, ES RESPONSABILIDAD DE LOS LEGÍTIMOS PODERES DEL ESTADO ASEGURAR EL ORDEN CONSTITUCIONAL Y EL NORMAL FUNCIONAMIENTO DE LAS INSTITUCIONES, LA VIGENCIA DEL ESTADO DE DERECHO Y EL AUTOGOBIERNO DE CATALUÑA, BASADO EN LA CONSTITUCIÓN Y EN SU ESTATUTO DE AUTONOMÍA.

                   

                              Y así terminó mi paseo... preguntándome dónde estará hoy el hombre que pronunció estas palabras aquel 3 de octubre del 2017. ¿Seguirá siendo el Rey de España?¿Seguirá viviendo en la Zarzuela?... No, me dice, el Duque de Rivas, Don Felipe se marchó hace ya dos años largos y ahora okupan la Zarzuela... ¿cómo?...¿quién?...¡chiiiis, bajito, que corremos peligro,.. bajito...!... La duquesa del pueblo, Doña Irene, y el generalísimo de Caracas, el nuevo Lénin de España... ¡Qué me dice, Señor Duque!... Lo que oye... ¿Y dónde está el Cid?.... NO SE SABE... creo que ni está ni se le espera. ¡¡Pobre España!! ¡Dejadme que llore!.