Este domingo, 26 de julio, don Luis del Pino, en su programa Sin complejos, trató de realizar un acercamiento al asunto de los abucheos que recibió Monedero en Sanlucar de Barrameda, y los emitidos a la ministrilla de trabajo por trabajadores del sector taurino. 
 
Empezó bien don Luis haciendo mención a los mensajes del año 2013 en los que los susodichos consideraban los escraches como "jarabe democrático". He de decir que yo solo he visto el escrache que se le hizo a Cristina Cifuentes en la vía pública y a Rosa Díez en la Complutense. Respecto de estos hechos, estoy seguro que estos podemitas blandengues no calificaron a los bárbaros acosadores de dichas actuaciones como energúmenos. Es más, resulta vomitivo comprobar cómo en el escrache a Rosa Díez el "alma mater" y señalador de dicha actuación (Pablo "el hipócrita") disfrutaba lascivamente mientras se cometía ese salvaje ataque a su libertad. 
 
Pues este flojaina de Monedero ha calificado a los que le increparon en el bar de energúmenos y les ha achacado, además, que  eran de VOX (la simpleza de semejante imputación no merece ni contradicción). Han pasado 7 años desde sus posiciones ultramontanas contra políticos "hostiles" a sus tesis dictatoriales, y contra los cuerpos de seguridad del Estado, y el cambio operado en estos cobardes es llamativo porque sembraron tempestades y se quejan, ahora, de recoger vientos. No hacen más que llamamientos para rebajar la tensión cuando han sido ellos sus impulsores. Lo diré más claro, tienen exactamente lo que se merecen, no porque sean unos hipócritas aburguesados que han traicionado todo lo que se les ha puesto por delante para que sus privilegiadas élites pudieran pisar moqueta, si no por haber sido cómplices activos, y "apuntadores", de ese tipo de prácticas. Pues ¡Que se fastidien! (y no utilizo el término que se me viene a la boca por respeto a los lectores de este periódico).
 
Don Luis del Pino, con todos los respetos (soy asiduo de su programa), no es necesario justificar, ni valorar, los comportamientos exaltados de personas que abatidas por las políticas criminales y ruinosas de esta patulea muestran su disconformidad con semejantes tiparracos. La desesperación a la que han llevado a gran parte de la sociedad, estas alimañas socialcomunistas, tiene sus consecuencias. 
 
Y para la ministrilla de trabajo, tres cuartos de lo mismo porque han aplicado una pervertida y demencial agenda ideológica para perjudicar a los trabajadores del sector taurino ¿Es este el gobierno que no iba a dejar a nadie atrás? Desde luego que NO, y la lista de los que están sufriendo sus políticas sectarias es lo suficientemente amplia como para que sucedan estos hechos (¡Y aun son pocos para el daño que estan causando!). 
 
Lo de hace 7 años eran escraches, lo de ahora justicia, y VOX (Rocio de Meer) que tenga cuidado en no caer en condenas melifluas y acomplejadas por el abucheo a la ministrilla de trabajo porque ellos nunca hacen prisioneros (que se acuerde de la pedrada que le dieron en el País Vasco y la "compasión" de Echeminga Dominga y su ketchup). Para hablar con serpientes hace falta arrastrarse, y ese camino cobarde y buenista es el del PP, y solo conduce a la nada ¡para ese viaje no hacen falta alforjas! Mejor que consulte a Abascal, Hermann Tersch o Rocío Monasterio antes de realizar comentarios de esta guisa, porque como los de VOX sigan ese camino estéril y tramposo (el de poner la otra mejilla), corren serio peligro de perder su autenticidad y con ello a sus votantes y afiliados.
 
España, en esta hora aciaga, ya no está para medias tintas, y lo que ha "funcionado" en 40 años ahora está podrido. "Al pan, pan y al vino, vino".
 
Pero, como siempre, aún hay más: ¿Como es posible que estos satrapas de cuarta, o sus plataformas corruptas no-gubernamentales, planteen la condonacion de deuda a otros paises,  o la regularizacion, con paga, de casi un millon de inmigrantes ilegales, cuando deniegan la mínima consideración hacia los españoles, de toda la vida, que además están pagando los privilegios de los que disfrutan? 
 
Es evidente que la finalidad de estos socialcomunistas es empobrecer a todos los españoles y, de paso, crear descomunales redes clientelares para perpetuarse en el poder. 
 
Y, pase lo que pase,  que nadie espere actuacion positiva alguna entre el aborregado y traidor sequito de los diputados socialcomunistas. Su indignidad personal (la de todos ellos) está al nivel de su mendacidad e hipocresía (ver sus aplausos a Sánchez "el ridículo andante" debería servir para escarnio de ellos y sus descendientes) 
 
Estos tipejos están consiguiendo con sus devastadoras políticas antiespañolas, la pobreza y la ruina de la población, amén de los 50.000 compatriotas que, por culpa de su fanatizada agenda ideológica y gestión sanitaria criminal, se han llevado con los pies por delante. 
 
Cuando todo esto sucede es normal que aflore la mala sangre, ¡que no vayan, ahora, llorando por las esquínas!.