La Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, de Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, tiene por objeto ampliar y reforzar la transparencia de la actividad pública, regular y garantizar el derecho de acceso a la información relativa a aquella actividad y establecer las obligaciones de buen gobierno que deben cumplir los responsables públicos. Esta Ley obliga a las entidades públicas a dar a conocer los datos que les afectan para garantizar la transparencia en su actividad.

Gracias a esa norma, aprobada no olvidemos por un gobierno no socialdemócrata ni de progreso, tenemos datos diarios de la evolución de la pandemia publicados por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Cualquier ciudadano, cualquiera de nosotros, puede acceder a ellos y comprobar cómo está evolucionando, diariamente si quiere, la enfermedad por el coronavirus (COVID-19).

Los datos correspondientes al día 14 de agosto de 2020 (publicado el día quince), los pueden ver si pulsan el siguiente enlace:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Actualizacion_185_COVID-19.pdf

Si además quieren consultar cualquier otro anterior, en la barra de direcciones del navegador sólo deben cambiar el número. Así por ejemplo, la actualización 184, que corresponde al día 13 de agosto de 2020, tendría por enlace:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Actualizacion_184_COVID-19.pdf

Lo especifico así para que puedan comprobar por ustedes mismos que vean que los datos que voy a ofrecer a continuación no son inventados, manipulados ni tergiversados, sino que son los que ofrece el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España.

Voy a comparar los datos ofrecidos entre dos fechas, entre el 08-05-20 (Actualización nº 100) y la última publicada el día que escribo este artículo, la número 185, el día 14-08-20.

 

 

Confirmados por PCR

Hospitalizados

Ingresados en UCI

Fallecidos

% con respecto a "Confirmados por PCR"

 

Hospitalizados

UCI

Fallecidos

08/05/2020

223.578

122.265

11.292

26.478

54,69%

5,05%

11,84%

14/08/2020

342.813

129.247

11.933

28.617

37,70%

3,48%

8,35%

Diferencia

119.235

6.982

641

2.139

5,86%

0,54%

1,79%

 

En primer lugar, llama la atención que entre las fechas antes mencionadas hay ¡119.235 casos nuevos! Ése es el dato en que se basan el Ministerio de Sanidad y el resto de consejerías de cada una de las Comunidades Autónomas para alertar a la población de que la pandemia no ha remitido y que es necesario endurecer las medidas que están llevando a cabo.

Ahora bien, ¿realmente es tan alarmante ese aumento? No puedo dar una respuesta sanitaria al respecto y sería una temeridad por mi parte hacerlo porque no tengo la formación necesaria para ello. Pero, atendiendo al análisis causa-efecto, como economista, quiero llamar su atención sobre varias cuestiones relacionadas con los datos anteriores:

1.- Mientras el 8 de mayo, de 223.578 positivos, hubo 122.265 hospitalizados, de los 119.235 nuevos casos sólo se ha hospitalizado a 6.982. O dicho en forma relativa (porcentual), el 8 de mayo el 54’69% de los confirmados por PCR fueron hospitalizados, mientras que de los positivos entre ese fecha y la del  14-08-20 sólo se ha ingresado al 5’86%. Una reducción del 54’69% al 5’86%, no creo que signifique que se deban disparar la alarmas, sino más bien al contrario.

2.- El 8 de mayo, habían ingresado en la UCI 11.292 personas. El número de ingresado totales a fecha 14 de agosto era de 11.933, es decir los ingresados en UCI entre ambas fechas fueron 641. De forma relativa (porcentual), el 8 de mayo el 5’05% de los confirmados por PCR fueron hospitalizados, mientras que de los positivos entre esa fecha y la del  14-08-20 ingresaron en la UCI el  0’54%. De nuevo, ¿una reducción del 5’05% al 0’54%, significa que se deban disparar la alarmas?

3.- Y por último. A causa de esta enfermedad, el 8 de mayo, habían fallecido 26.478 personas, y ha ascendido la cifra hasta los 28.617. De forma relativa (porcentual), el 8 de mayo el 11’84% de los confirmados por PCR fallecieron, mientras que de los positivos entre ese fecha y la del  14-08-20, lo hizo el 1’79%. Es decir, que de los 119.235 nuevos casos confirmados, el porcentaje de fallecidos ha disminuido del 11’84%, al 1’79%. Debemos sentir todas y cada una de dichas muertes, pero ello no es óbice para que podamos preguntar si de verdad el número es como para justificar un aumento de la alarma social al respecto.

Por eso me pregunto: Si de 119.235 nuevos casos sólo hay hospitalizados 6.982, ¿es tan dañino esta virus como nos lo están presentando? Que ingrese en UCI el 0’54% de los positivos es tan grave como para tener pánico al respecto?

¿Qué está pasando realmente?