Existe un aguafuerte de D. Francisco de Goya titulado "El sueño de la razon genera monstruos" En España el sueño de la "perfecta" democracia y la "perfecta" libertad que obtuvimos tras la muerte de Franco también,  para mi,  ha creado monstruos.
 
Este malgobierno socialcomunista es el sublime, y perfecto, exponente de que ni cayendo en una sima se podría llegar tan bajo, y de la profunda corrupccion de las elites politicas y de importantes grupos de nuestra sociedad.
 
Se comenta (como si estuviéramos lejos de esa realidad) sobre el saqueo, y destrucción del Estado, al que someten las dictaduras bolivarianas a los paises hispanoamericanos donde alcanzan el poder, sin darnos cuenta de que eso mismo es, precisamente, lo que está sucediendo en nuestro propio país. Puedo admitir que existan algunas diferencias digamos de forma, pero la sistemática y los objetivos son idénticos. 
 
Para empezar, los socialcomunistas han inoculado su ponzoñosa visión de la sociedad creando importantes redes clientelares y una sumisión de la misma a sus arbitrariedades y delirante agenda totalitaria. Al igual que en nuestros países hermanos de América vienen realizando, simultáneamente, una labor de demolición del propio Estado socavando al resto de sus poderes, empezando por la Justicia, mediante la corrupción de la Fiscalia General del Estado y del Tribunal Constitucional y, algo más atenuado, del resto de la judicatura.
 
Pero, no contentos con el sometimiento del poder Judicial, se dedican con infame desvergüenza al saqueo de nuestro patrimonio otorgando contratos millonarios opacos a sus amiguetes, colocan en puestos muy bien pagados (aunque sus ocupantes carezcan de la minima capacidad para ellos) a una legion de paniaguados y sanguijuelas. Sitúan a queridas, amantes, esposas, parejas sentimentales, compañeros de pupitre y un largo etcétera en puestos de privilegio a costa del erario público y, por supuesto, no se olvidan de disponer, todos ellos, de los oportunos asesores,  traductores, coches oficiales,  escoltas,  etc., etc.
 
La hemeroteca ofrece un ingente material de la indigencia intelectual de estas alimañas, solo valen, dada su naturaleza, para cometer felonías y daños. 
 
Comprobar diariamente la clase de botarates que nos malgobiernan causa sonrojo a todo bien nacido. Para ilustrar esta última afirmación pondré un ejemplo reciente: por orden directa, o subordinada, de ese orondo ministrillo de Fomento se tiraron unos vagones de tren (procedentes de un reciente accidente ferroviario) al río Sil. Las gansadas que dijo, al dar explicaciones de lo ocurrido, demuestran que aún no se ha recuperado, del todo, después de haber llevado en brazos a Delcy Rodríguez por todo Barajas para que no pisará suelo español. Yo he estado en Barajas, unas cuantas veces, y creo que su "titanico" esfuerzo debería haber obtenido un mayor reconocimiento, y recompensa, por parte de su amo. 
 
Bueno aquí dejo dos de sus perlas :
 
- "Los vagones estaban vacíos y no podían contaminar". 
 
- "No se han producido daños, pero depuraremos responsabilidades". 
 
Pacientes lectores, ¡sin comentarios!
Buen fin de semana. 
 
P.D.: Un afectuoso, y emocionado, recuerdo para quien, hace 7 lustros, me mostró la impresionante sima de San Pedro en Oliete (Teruel). 
 
¡Menos mal que por allí no pasa ningún tren!