Pandemia para acá, pandemia para allá saturan los noticieros mientras que de los problemas para mi más graves que sufre España no se dice apenas una mierda. Parece todo esto más una distracción de los problemas reales que otra cosa. Encima pretenden ser solucionados con más liberalismo y mediante la represión utilizando como excusa una pandemia.

Y es que la culpa no es de Pedro Sánchez, ZP o de la izquierda en general sino del sistema que entre otras cosas los protege. Nos tienen continuamente enzarzados en disputas estúpidas, ¡la culpa la tiene la izquierda, con Pedro Sánchez o ZP!, dice uno que se proclama así mismo de derechas, ¡no!, ¡la culpa la tiene la derecha por ser unos blandos y bla, bla, bla!, dice uno de derechas, total una conversación de sordos y la historia de nunca acabar. Porque quitamos a Pedro, cojonudo, ¿pero el que le sustituya debe ser un pepero, un ''voxista''?, ¿qué ha aportado el PP a España?, ¿que va a aportar vox que no ha aportado el PPSOE?.

En fin, el país necesita una regeneración pero ningún partido la propone, como mucho, meros parches, es decir, medias tintas como siempre y así no vamos a ningún sitio, lo he dicho cientos de veces.

La Jefatura del Estado debe ser una monarquía tradicional, no liberal donde el rey reina pero no gobierna peor aún, es gobernado como el pueblo, por una partitocracia al servicio de la oligarquía de turno. Una de las claras evidencias de que la institución monárquica no existe desde hace décadas en España a sido durante esta pandemia, el ''rey'', ha permitido la nefasta gestión del señor Pedro Sánchez, ha permitido que nos redujera derechos y libertades mientras el totalmente callado e inactivo haciendo dejación de funciones. También es verdad que, ¿cómo ''moderar'' o gobernar directamente si la monarquía ha sido de nuevo vaciada?, bien es cierto que permitido y aceptado por los propios monarcas. Los partidos deben ser suprimidos para llevar a España a unos cauces más naturales de representación y así unir y no atomizar a la población española. Las ''taifas'' autonómicas deben ser suprimidas retirando competencias que no les corresponden a las regiones y potenciando las Diputaciones forales. Dar a España la estructura de un Estado corporativo ayudando a la colaboración y no a la gresca entre el patrón y el obrero. Potenciación de la pequeña y mediana empresa española frente a las multinacionales y bancas internacionales potenciando de paso las cajas de ahorros y nacionalizando la banca y recursos básicos. Sin olvidarnos de que la religión católica debe ser la mayoritaria y por ello protegida por el Estado.

¿Alguien da este tipo de soluciones entre los grandes partidos ''del sistema''?, no, porque sino no serían los sostenedores del mismo sistema liberal nefasto. Aunque, ¿de verdad nos creemos que esa regeneración se hará sin actuar con cierta violencia?. Ojalá que no pero tengo mis dudas. Porque, ¿la mayoría de los políticos abandonarían las agencias de colocación también llamados partidos y los chollos de las taifas autonómicas sin resistencia?. Lo dudo. Además habría que contar con la resistencia exterior. Entiendo que haya miedo a eso pero seamos serios, no quedará otra que alguien de vez en cuando suelte unos cuantos puntapiés a toda la canalla que dirige España. Pero sin un Estado autoritario al principio para cambiar la Estructura del Estado español no se podrá tampoco llevar a cabo esa regeneración tan necesaria para España.

Resumiendo. Aquí dejo las acertadas palabras, más actuales que nunca, de Donoso Cortés, ''el liberalismo y el parlamentarismo producen en todas partes los mismos efectos: ese sistema ha venido al mundo para castigo del mundo: él acabará con todo, con el patriotismo, con la inteligencia, con la moralidad, con la honra. Es el mal, el mal puro, el mal esencial y substancial. Eso es el parlamentarismo y el liberalismo. Una de dos: o hay quien dé al traste con ese sistema, o ese sistema dará al traste con la nación española, como con toda la Europa''.