Señores, lo de ayer en el Congreso de los Diputados (el Acto oficial en recuerdo del 23-F) fue digno de Mariano José de Larra y seguro estoy que si hubiese estado sentado en la Tribuna de Prensa ahora mismo ya estaría escribiendo otra vez su famoso artículo "Todo el año es Carnaval"... porque todos, desde el Rey Don Felipe VI hasta el diputado Núñez Encabo (por desgracia ausente) pasando por un puñado de Presidentes (del Gobierno, del Congreso, del Senado, del Tribunal Constitucional, del Supremo y alguno más, que de Presidentes andamos sobrados) aparecieron con la Máscara de las grandes orgías puesta (aunque en este caso escondidas bajo el bozal del virus del Illa y el Simón). ¡Dios, cómo se pueden decir tantas palabras para no decir la verdad!
      Señores, ya me lo decía mi amigo "Don Sabino": Merino, no sigas intentando averiguar qué fue de verdad el "23-F", porque aunque llegaras a saber toda, toda, la verdad no ibas a cambiar la VERDAD OFICIAL, la que los Gobiernos, la Prensa para-gubernamental, los demócratas de toda la vida y hasta los Cardenales subvencionados, se montaron para esconder sus miserias".
              El Rey para ocultar que su padre fue el  inventor de "aquello"el PSOE para ocultar, ellos también, que fue posible llegar hasta donde llegó "aquello" porque ellos lo amparaban y los Gobiernos nacionales y auonómicos porque les interesaba seguir chupando de la teta de la mamandurria.
                  Así que se montaron su película: el "23-F" fue la asonada de un loco que apoyado por unas "tramas civiles" de la extrema derecha entró  en el Congreso y lo tomó a tiros y por unos ambiciosos generales y que el Rey Juan Carlos, en un acto de valentía sin igual,  lo paró todo y, como gran demócrata, salvó la Democracia.
        Ea,y ya está la película, sea verdad o no lo sea. A VIVIR QUE SON DOS DIAS... ¡y viva la libertad y viva la Democracia!
             Bueno, pues no, la verdad, ya demostrada, es que fue el Rey Juan Carlos el que le pidió a su servil Secretario General Armada que le organizara "algo" para echar al Presidente Suárez  (o sea la "Moción de Censura") y que el General se alió con el socialista Múgica y que entre ambos (con el Visto Bueno, uno de S. M.y el otro, con el de Don Felipe)... y que la "Moción Real-socialista" ya estaba ganada cuando por una torpeza del propio Rey, que se va de la lengua y alerta al incalificable Señor Suárez de la encerrona que le preparan, va y dimite... y eso les "jode" el invento. Ah, amigos míos, pero como los Protagonistas ya estaban relamiéndose  (S.M. porque, por fin, iba a tener un Gobierno de Izquierdas; el señor González porque ya se había visto en la Moncloa; el general Armada porque iba a ser Ministro (o incluso Presidente del Gobierno) y el general Milans porque ya habia conseguido lo máximo a lo que él aspiraba) no se dieron por vencidos y en pocos días, y a la carrera, se inventan la "Moción Tejero"... que es la que fracasa por culpa de un hombre que va por la vida sin máscara.
              Señores, y ustedes van, y sabiendo lo que sabe media España, montan una Pantomima como la de ayer para quedar bien y demostrar que son más demócratas que el que inventó la Democracia y elevar a los altares democráticos al Rey que se cargó el "23-F" que él mismo había ideado para, entre otras cosas, cargarse todo lo que os está dando de comer desde el 77.
                 Pues, yo me voy con Larra y os dejo con vuestras caretas.
                 Libertad y democracia sí... PANTOMIMAS, NO.