Decia, hace algo más de tres meses, el Lamban, presidente del Gobierno de Aragon,  que "salvar vidas es mas importante que salvar politicamente a Sánchez". Si no fuese una tragedia, resultaría hasta enternecedor dicho comentario que procede de un sujeto que junto a Fernandez Vara de Extremadura y Garcia Page de Castilla la Mancha forman el trío calavera de las "voces criticas"del PSOE. Estos satrapillas de medio pelo son unos perritos falderos del ridículo andante de Sánchez que cuando las cosas van muy mal (por aquellas fechas la situación era criminal) hacen el comentario de turno para tratar de minimizar los daños a su partido, conciliando una pseudo respuesta crítica, que aparente la existencia de disidencia interna, para no hundir, aún más, la imagen del mismo entre sus bases adocenadas y pastueñas. 
 
Estas sanguijuelas autonómicas jamas tendran la gallardia de decir: nuestros diputados en el Congreso apoyaran cualquier iniciativa para formar un gobierno de emergencia nacional que minimice los estragos sanitarios y económicos de esta epidemia china. Una crisis cuyos devastadores efectos se han debido a la gestión nefasta, mendaz, hipócrita y criminal del malgobierno socialcomunista. Llegan tarde y mal a todo, y al igual que sus congéneres monclovitas da mala gana verlos y oirlos. Ya se ha visto recientemente, en el asunto de los ayuntamientos con superávit, el cobarde y traidor comportamiento de los ediles de la PSOE.
 
Pero resulta, además, que Aragon es, actualmente, la comunidad con las peores ratios de infectados y fallecidos de España y que el gobierno que preside el susodicho ha sido condenado por no dotar, con equipos de protección individual, a personal de su responsabilidad. Lo de salvar vidas, han demostrado que es difícil hacerlo peor, sin embargo en salvar al líder máximo, a esa garrapata bipeda que habita en la Moncloa, ponen, y pondrán, todo su empeño y sumisión. 
 
Me pregunto si para llegar al Congreso, o para tener puestos relevantes a nivel autonómico, hace falta tener trapos muy sucios ocultos, pero conocidos por la direccion del partido, que coadyuven a mantener la servil disciplina de voto.
 
Y para colmo de males este alcahuete de Lamban es el responsable de haber derogado la muy bien encaminada política lingüística de la gran Luisa Fernanda Rudi para convertir Aragon en una prostituta rastrera (con perdón de las del oficio) al servicio del pancatalanismo lingüístico. 
 
Resulta vomitivo ver como Sánchez "el MENTIROSO", y sus secuaces, montan sus espectáculos parlamentarios, y sus aplausometros, con la cómplice actuación de esa caterva de borregos modorros socialcomunistas.
 
Imagino que la mayoría de avezados y cultos lectores de este gran periódico habrán visto la película Espartaco. Al final de la película cuando es derrotado el ejército de gladiadores en una suprema, y épica, muestra de dignidad, libertad y sacrificio se levantan y gritan ¡Yo soy Espartaco! 
 
Ya veremos, en septiembre, cuantos borregos modorros se convierten en homericos gladiadores libres (y serán las 350 señorías las que se tendrán que retratar). De lo que venga después, que Lucifer les pase las cuentas a los traidores.