¡Pero Dios mío, en qué manos estamos!

Qué falta de respeto hacia las víctimas.

Los hechos sucedieron ocurrieron el pasado veintidós de abril, a las 12:27 horas, en el cierre de la morgue provisional del Palacio de Hielo de Madrid. Vean el vídeo y juzguen ustedes mismos.

Que la ministro social-comunista “robles” no respete el himno de España y más en un homenaje a los caídos víctimas del “virus chino” SARS-Cov2, mal conocido como COVID-19 lo entiendo, pero que la presidente de la Comunidad de Madrid, Sra. Ayuso y el Alcalde de Madrid, Sr. Almeida la secunden no lo esperaba, aunque pensándolo bien, no era de extrañar.

El PP ha sido y será siempre sinónimo de traición.

No iban a cambiar en esta ocasión.

No tengo ninguna duda, de que si ambas instituciones estuvieran gobernadas por VOX, la “ministra robles” sin duda se hubiera ido, pero los representantes de VOX hubieran permanecido impertérritos hasta la finalización del himno por dos motivos.

Primero, por respeto hacia los fallecidos y segundo, por respeto a España.

Ahora, el Partido Popular que no nos engañe contándonos que el acto ya se había realizado y eso fue después de la comparecencia pública de los tres ante los medios de comunicación para darse su minuto de gloria, después de la ineptitud de los tres antes del 14-M, cuya lamentable gestión ha dado lugar a miles y miles de muertos.

Siempre que suena el himno hay que respetarlo hasta su terminación y más en un acto simbólico homenaje y respeto hacia los fallecidos.

No son dignos de los cargos que ostentan.

Váyanse los tres ya.

Es la hora de VOX.