Suelo escribir mis Cartas al Director desde un punto de vista digamos histórico, tratando de recopilar, y mostrar, hechos relevantes ocurridos en el pasado (más o menos recientes) que la vorágine del día a día no haya sometido a su ostracismo feroz. 
 
Tenía preparada otra Carta distinta para que, tras el visto bueno del estupendo Editor de este gran periódico D. Alvaro Romero, fuese publicada hoy miércoles día 26 de agosto. Sin embargo, he preferido sustituirla por la presente, para tratar un asunto que va a centrar la crónica política del próximo mes y medio y que no es otro que la moción de censura de VOX.
 
Sobre este asunto me llaman la atención varias cuestiones :
 
En algún medio se ha publicado hoy que, a falta de candidatos,  será Abascal quien lidere la moción. La vaselinizada ralea "comunicativa" filopepera ha puesto toda su maquinaria a trabajar para fagocitar dicha noticia, y aunque pueda entender las directrices recibidas me desagrada su total falta de independencia. La estigmatizacion contra VOX es manifiesta, y cuando no se les omite se les ataca, con independencia de la filiación del medio (desde luego que este periódico tiene la autonomía y la elegancia como para no censurar, mostrando filias y fobias sin tapujos). 
 
Aquí nadie, excepto VOX, da un paso al frente. Yo personalmente confío tanto en que salga la moción como en la bondad de los posibles resultados electorales de una próxima cita con las urnas (por lo visto, va a ser uno de los ejes vertebradores de la moción). Pero lo que resulta evidente es que nadie en España, tanto desde la perspectiva de las formaciones políticas, como de los contribuyentes, tendrá argumentos para quejarse después si sale rechazada.  
 
La sistemática mendacidad e hipocresía de los partidos socialpodemitas ha provocado, hasta ahora, la obnubilacion de muchos votantes, pero como sus mamporreros medios de comunicación van a seguir realizando su infame labor (por la que se les paga) para que gran parte de la sociedad siga en el adoctrinamiento y el pastueño seguidismo partidista.
 
Decía este lunes Almeida en Libertad Digital que el PP no ha renunciado a la batalla de las ideas, y tiene razón, porque, sencillamente, ni la ha comenzado. Las gansadas que dicen estos peperos darían risa sino fuese una tragedia su cobardía endémica, su filibusterismo, y su masoquismo pertinaz. 
 
No tengo ninguna confianza en este emasculado PP, a pesar de lo mucho que ha hecho VOX por ellos sin pedir nada a cambio. Pero aunque se omita,  porque el objetivo principal son Sánchez y sus mariachis invertebrados, es evidente que la moción también pondrá a prueba a estos palanganeros maricomplejines y sorayos. 
 
Abascal ira con su VERDAD por delante y tal vez se pegue una hostia potente, pero a nivel de calle dispondrá de una ocasión con la que hacer llegar su mensaje y sus propuestas, y dispondra, además, de la oportunidad para denunciar todas las felonias, corrupciones y traiciones de estos aprendices de Satanás que nos malgobiernan.