Ya lo saben. Por asombroso que pueda parecer la Guardia Civil ha colocado como su foto de perfil en redes sociales la bandera que representa el movimiento LGTBI. Uno creía, inocentemente, que la Guardia Civil se abanderaba exclusivamente en la de todos los españoles pero ya veo cuan equivocado estaba. ¿ Y cual será mañana ? ¿ la de los amantes del surf o de la pelota vasca?

Craso error han cometido los que han ordenado y permitido esto. Estoy seguro de que la inmensa mayoría de los componentes del Cuerpo están en contra de esta medida aunque leyendo las diferentes opiniones que encuentro al respecto en redes sociales, donde la polémica se ha extendido, empiezo a no tenerlo tan claro.

Vamos a dejar la inocencia a un lado. Venga de donde haya venido la orden su único objetivo es simplemente dividir a los guardias civiles y a la sociedad. Vieja táctica comunista en este caso amparada por un moldeable Sr. Sánchez cuyo único objetivo es permanecer en el poder sea como sea.

Se achaca al Sr. Marlasca el origen de esta orden por su conocida orientación homosexual ,y tal vez sea así, pero entonces ¿ qué pasa con la Policía Nacional? ¿ acaso no depende esta, al igual que la Guardia Civil, también de él ?

Dividir y enfrentar a los españoles en rojos y azules ; hombres y mujeres, heterosexuales y homosexuales ; ricos y pobres ; catalanes, vascos y el  resto de los españoles …etc,etc …todo vale en aras de la añorada revolución del Sr. Iglesias con el ninguneo creciente de un PSOE tan radicalizado que ni ellos mismos se reconocen.

Y faltaban la Guardia Civil y por supuesto el Ejército. En la Benemérita hemos asistido recientemente al baile de sus altos mandos y ahora dando un paso adelante nos encontramos con esta pantomima de la bandera “gay” a la que el Gobierno social comunista , ya más comunista que socialista, quiere hacer representativa del citado Cuerpo en sustitución de la de España.

Y no me olvido del Ejército o la Fuerzas Armadas. Aquí la labor de división lleva años perpetrándose paso a paso como en el baile del minué. Normas impuestas que benefician a unos y perjudican a otros, minoración de las responsabilidades de los mandos - hoy prácticamente anuladas - selección y elección de mandos desde muy jóvenes creando rivalidades que afectan directamente al compañerismo y a la cohesión …..etc.

Lo último ha sido la externalización de la elección de los generales en el Ejército ¿ porqué no en la Armada o en el Ejército del Aire? algo que si bien no será vinculante ya intuimos que será muy complicado el oponerse a su dictamen. Quizás el último paso para la pérdida absoluta de la reserva de dominio que aún conservaba el Ejército sobre su personal y organización. Una gran parte ya se perdió o entregó al Gobierno con el nuevo sistema de acceso a Oficial. Hoy por primera vez en toda nuestra historia nuestros nuevos oficiales dependen de lo se dictamine en universidades que no en los ejércitos.

Y vuelvo adonde estaba. No le den vueltas. La imposición de la bandera Gay a la Guardia Civil no es más que una acción con el único objeto de dividir y neutralizar al Cuerpo dentro de los pasos revolucionarios que se están dando. “ Alcanzar el cielo por asalto” dijo en una ocasión el conocido como Marqués de Galapagar o algo así. Hoy cuando ya el asalto al poder ejecutivo y al legislativo son reales y el cuasi inminente al judicial es también casi un hecho, como hemos visto con el nombramiento de Fiscal General del Estado de la Sra Delgado - la de “la vía vaginal un éxito seguro” - ,la revolución del Sr. Iglesias necesita neutralizar a las FAS y a la GC. ¡ Ah ! Y por supuesto la Monarquía algo que a base de un desprestigio continuo esperan que caiga como fruta madura. Cuestión de tiempo.

Los comunistas liderados por Pablo Iglesias saben muy bien que por la vía de elecciones democráticas jamás llegarán al poder y que son precisamente las situaciones de crisis - “la revolución se mueve en el caos como pez en el agua” dijo Mao - las que tienen que aprovechar. Y la crisis sanitaria así como la económica que se avecina constituyen el terreno idóneo para alcanzar sus fines. Una crisis agudizada por la adormecida sociedad española representada en gran medida por un Partido Popular indiferente a las cuestiones ideológicas de todo tipo : han abandonado la defensa del derecho a la vida, se pliegan a la doctrina LGTBI, traicionan a sus fundadores con su escasa o nula defensa de la memoria histórica plegándose a la doctrina socialcomunista …

Sólo queda VOX que tal que Astérix en Petibonum lucha con denuedo y valentía como estamos viendo en las vascongadas y en Galicia en estos días.

Habrá alguien que se de cuenta que en estos momentos la acción revolucionaria tiene como objetivo empobrecer España creando la situación  necesaria para que los capitales huyan, que las empresas no se instalen, que no haya inversión y al tiempo crear un pueblo subvencionado de votantes agradecidos. ¿ Porqué no se leen lo que pasó en Venezuela ?

Siquiera sea la única esperanza que nos quede es que el ideólogo de la revolución en marcha, Pablo Iglesias, una vez alcanzado un “status”  social  inesperado para él - de Vallecas a chalet con piscina en Galapagar con vigilancia incluso de la Guardia Civil - considere en algún momento que es mejor quedarse como está con su inmejorable estilo de vida actual e incorporarse de pleno a su nueva casta. No lo descarto. Picaros como este personaje hay muchos en la historia.