El pasado 21 de julio de 2021, unos 9 meses antes del inicio de la Guerra ''para la desnazificación de Ucrania'', el presidente ucraniano de origen judío, Volódimir Zelensky, promulgó una ley sobre "pueblos Indígenas".
 
En dicha ley se reconocen ''los derechos humanos y las libertades fundamentales para los ucranianos de origen escandinavo o germánico'', excluyendo a los ucranianos de origen eslavo. 
 
Esta es la primera ley racial que se adopta en Europa en 77 años. 
 
El Presidente de Rusia, Vladimir Putin protestó por la implicación que dicha ley ''segregacionista y de limpieza étnica'' tiene en los rusos (étnicamente eslavos la mayoría de ellos, pero no todos) que hay en Ucrania y que constituyen aproximadamente un tercio de la población de Ucrania.
 
La mencionada ley ''neonazi'' promovida por el ya ''estado fallido ucraniano'' establece una taxonomía o clasificación pseudobiológica y una división en indígenas y categoría de personas de primera, segunda y tercera clase. 
La teoría y práctica que rezuma y expele dicha ley, a algunos les evocará la ''Alemania Nazi", pero algo así no se desarrolló ni por los científicos más ''etnicistas'' de dicho régimen y que habían mamado de las mismas fuentes evolucionistas, materialistas y elitistas talmúdicas por vía de la masonería.
 
En el Art.1, párr.1. de dicha ley se identifica:
1 - Tátaros de Crimea,
Islam suní hanafí.
 
2 - Caraítas de Crimea, Judaísmo no talmúdico. 3 - Krymchaks,
Judaísmo talmúdico ortodoxo. 
 
Estos tres ''pueblos indígenas'' son considerados como los tres únicos pueblos indígenas que el gobierno neonazi y nacionalista ucraniano (con un presidente judío financiado por élites judías, talmúdicas y cabalistas) considera verdaderos ucranianos. 
 
¿ Es esto algo atípico en otros gobiernos europeos u occidentales ? No. 
 
El Ku Klux Klan y los movimientos ''White Power'' son el ejemplo modelo, pero hay muchos otros y de ellos hablaremos, Dios mediante, en futuros artículos en este Digital.