“¿Por qué es artístico cuando las modelos tienen los pechos pequeños y pornográfico cuando son grandes?”. Con esta pregunta lanzada en las redes sociales, la infartante Lindsey Pelas reivindicaba a las mujeres que como ella poseen unos pechos extralargos.

Hace unos meses, estos comentarios generaron la polémica en las redes, donde se debatió si sus pechos son naturales o siliconados.

 “Mucha gente cree que son fake”, escribía junto a un vídeo en el que se la ve practicando varios deportes.

 

 

El caso es que la duda sigue mientras ella ya empieza a promocionar, como véis en el mensaje de arriba, su “sucio” calendario para el 2017.

Mientras decides si comprarlo o si sus pechos son o no naturales, mira su galería.