Patriota español, eres heredero de la santa tradición cristiana, tus padres y los padres de tus padres te han trasmitido una forma de pensar y ser edificada sobre el verbo de Dios encarnado en Cristo: hijo de Dios, Verbo hecho carne, rey de reyes. No puedes dar la espalda al legado de tu pueblo, por muchas falsas doctrinas que intenten imponerte párate a pensar en quien eres, de dónde vienes, y descubrirás que la verdad está dentro de tu alma. No aceptes que eres una masa de materia dotada de forma por la casualidad, busca en ti a tu padre Dios y recupera tu dignidad como ser humano dentro del plan divino.

Nada importa que hasta ahora no hayas visto el engaño al que te han sometido durante años. Aquellos que te han apartado del camino de Cristo,  te han obligado a renunciar a tu fe sin que te hayas dado cuenta, te han presentado una caricatura de tu padre, de tu religión y de la iglesia para que ahora la identifiques con la superstición, la irracionalidad y el fanatismo, cuando son precisamente ellos los fanáticos supersticiosos que imponen doctrina irracionales que se apartan de las intuiciones verdaderas que dentro de nuestra individualidad todos poseemos como regalo divino.

Vuelve a la que fue la casa de todos tus ancestros, vuelve a la fe cristiana sin miedo, la luz de Dios recae sobre todos y no exige condiciones para alzar la mirada al cielo. Liberate de las cadenas de la superstición laicista que niega a Dios padre a la vez que gusta de ridículas supercherías: piedras, amuletos, libros estúpidos que te prometen el bien sin sacrificio, prácticas orientales desordenadas, dietas ascéticas sectarias.

Acuérdate de que los cristianos nos regimos por cuatro virtudes cardinales: Templanza, prudencia, fortaleza y justicia, que solo necesitas un libro para conducirte por la vida: el Nuevo Testamento, y que debes confiar siempre en tu padre Dios. Aspira a una vida sencilla y descontamínate de toda tendencia materialista que te impida reconciliarte con tu verdadera tradición.

Patriota español, ha llegado la hora de que te plantes, de que digas no al exterminio de tus valores ¿Qué vas hacer ahora que la oscuridad se cierne sobre tu patria? ¿Te rendirás ahora cuando más se te necesita? ¡No! ponte en pie orgulloso, afíliate a partidos, sindicatos o participa en asociaciones que defiendan a ultranza la vida y los valores cristianos de los que eres heredero universal, alza la voz contra los movimientos malignos que odian tu pasado, tu presente y tu futuro, que buscan destruir todo lo que tus ancestros se esforzaron en construir para ti, lucha por tus padres que lloran el expolio de lo que sembraron con su trabajo, lucha por tus hijos para que no sean esclavos de globalismo y el capital extrajeron.

Patriota español, nunca te vuelvas a avergonzar de tu pasado. Siente orgulloso de pertenecer a la estirpe de los que un día evangelizaron el mundo, de los que apartaron a los pueblos de la oscuridad primitiva, de la esclavitud, del desorden de la superstición, de los que vencieron a los invasores extranjeros y del único pueblo que supo vencer a la barbarie marxista. Recuerda que somos gente de cruzada, que vivimos en tierra de cruzada y estos son tiempos de cruzada.

Se amigo de Dios, practica tu tradición, honra a tus antepasados y encontrarás la fuerza que necesitas para trabajar duro por tu familia y por tu patria. Estos son tiempos decisivos para la historia del hombre y aunque parezca que ya todo está perdido acuérdate de que nuestra fe se extendió por toda la tierra con Cristo crucificado.

Patriota, tu patria te necesita.