*El Doctor y los suyos elogian a la república. Azaña no: “política incompetente, tabernaria, de amigachos, de codicia y botín sin ninguna idea alta”. Y es que con quienes se identifican el Doctor y los separatistas es precisamente con la política denunciada por Azaña.
*Gregorio Marañón, que tanto contribuyó a la llegada de la república (“No merecemos perdón”, dijo), definió la república como  “estupidez y canallería” ¿Puede extrañar que el Doctor y los separatistas la admiren? ¡Es pura lógica!
*Julián Besteiro resumió la república como “el poder de las tinieblas” basado en “Un Himalaya de falsedades”. Lo saben muy bien el partido del Doctor,  los separatistas y la ETA. Pero es que precisamente les parece muy bien.
*El Doctor,  los separatistas y la ETA  llaman “víctimas del franquismo” a los torturadores,   asesinos y ladrones de las chekas, abandonados por sus jefes, y que fueron juzgados y fusilados por la justicia franquista. Es obvio que se sienten identificados con ellos.
* Explican unos “entendidos”:  “El sueño de Azaña era convertir un país atrasado en uno moderno”.  Ese era el “sueño” de todo el mundo, desde los comunistas a los falangistas (quizá menos los carlistas y algunos católicos). La cuestión es qué entendían por moderno y cómo querían conseguirlo. Y también qué entendían por atraso. Y el “sueño” de Azaña se combinó con los separatistas, comunistas y  PSOE para traer la guerra civil.
*Entender la república es esencial para entender la política de ahora mismo.