Casi toda la humanidad domiciliariamente secuestrada, mentalmente violada y brutalmente torturada por una presunta enfermedad producida por un virus que no existe y detectada mediante un test que no sirve para detectar virus, dando cifras de contagio falsas como falsos son los colapsos hospitalarios. Y surge, súbita, la fantasmal presi Díaz Abuso. Atiende, vas a durar menos en el cargo que un pedo en el culo. Es lo que hay, moza. Memento, Cifuentes. Titular de Abc, domingo 5 de octubre, glorioso y lúcido deliquio de la fantasmal pepona. "Ha habido una farsa sobre Madrid. Es una estafa para vender el caos y justificar la intervención". La Vanguardia, antaño española, hogaño globalista. "Ayuso acusa a Sánchez de infundir miedo para tener a la gente sometida".

Ayuso, tú nos torturaste, ahora te torturan políticamente

Abuso, mientes. Por omisión. Claro que es una farsa. Y una estafa. Obvio. Pero no sobre Madrid. Sobre la humanidad entera. Y ante eso, tú- repito, tú- nada hiciste. Al contrario, quisiste demostrar, valga la expresión, que la tenías más larga que el psicópata monclovita. Con tus caniculares y repugnantes medidas liberticidas. Dando, con tu mierdera taifa, una vuelta de tuerca a la PLANDEMIA (incluso a tu consejero Ruiz Escudero se le escapó, bendito lapsus linguae, la admirable expresión). Anhelaste escenificar y mandar. Más y  mejor, nada más.

Miedo y gente sometida, agregas, qué lista eres. Añade mentira masiva. Es lo propio de las operaciones militares psicológicas de falsas banderas. Marca OTAN/ Bilderberg. Como la que padecemos, en parte, por ti. Y, te recuerdo, refrescando memorias, con los principales documentos, cómo se ha ido diseñando, en el tiempo, la falsa pandemia. Para que tengas un par de ovarios, y denuncies TODA - TODA- la PLANDEMIA y no solo aquello que afecte a tu chiringuito. El dilema es sencillo, Abuso. Poder o Verdad.

Evento 201 e Informe de la Fundación Rockefeller

Me voy a ceñir al boceto de esta falsa pandemia. Ya he tratado en más de una ocasión a los machos alfa del cotarro. Los genocidas informes Iron Mountain, Armas silenciosas para guerras tranquilas o el del Club de Roma para el Control Mundial de Alimentos y Control Poblacional o Informe Kissinger (1971). Lo dicho, centrarse en la falsa pandemia, 2020…

  1. Event 201 (Ejercicio 201). Ensayo general en vivo para "preparar" a significativos líderes públicos y privados para una respuesta ante una pandemia. Sea cierta o falsa. En nuestro caso, más falsa que un sordo afinando una guitarra. El Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud en asociación con el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates organizaron dicho ejercicio de corte político- militar. Hotel The Pierre, Nueva York, Usa, viernes 18 de octubre. Hora, traspasada la alborada. Dos meses antes de empezar a oír hablar de pangolines locatis y encabronados murciélagos.
  2. Escenarios para el futuro de la Tecnología y el Desarrollo Internacional (2010). El informe estuvo patrocinado por la Fundación Rockefeller y GBN (Global Business Network), siendo esta última una corporación fundada por las grandes compañías farmacéuticas. FARMAFIA, vamos, que algo parece que tiene que ver con nuestro delirante descalzaperros. En ese sentido, el primer escenario denominado llamado Bloqueo de Paso (Lock Step), representa una pandemia global que, curiosamente, radiografía milimétricamente la paranoia actual.

Informes del Banco Mundial

III. El informe Facilitación para emergencia por pandemia. Redactado entre  2016 y 2017. El documento del Banco Mundial trata sobre los fondos de financiación que se repartirían en caso de declararse una emergencia por pandemias, en alguno de los países que han contratado este producto financiero, obviamente, "facilitado" por el mismo Banco Mundial. Grosso modo, y resumiendo mucho el informe, las "catástrofes epidemiológicas" se transmutarían en  productos financieros beneficiosos para inversores de la banca internacional. Tiranizar poblaciones enteras, bajo falaces pretextos sanitarios, para mayor gloria y beneficio de inversores. “Multilateralismo” y “cogobernanzas”, esa babosa y diarreica charlatanería de las élites, di que sí. Por qué lo llaman inversores cuando quieren decir buitres.

  1. Otro del Banco Mundial. Memorando del Banco Mundial. Desde el Pánico y la Negligencia a la inversión en seguridad sanitaria. Financiación para la preparación por pandemia a nivel nacional. La vaina está escrita en 2017-2018. Ofrece y desarrolla doce recomendaciones a sus marionetas nacionales. Les cito la primera que ilumina las restantes once. "Los gobiernos nacionales y los socios para el desarrollo deben comprometerse con un camino hacia la seguridad sanitaria universal adoptando e implementando el marco establecido en este informe y plasmado en las Recomendaciones 2–12.” Asegurándose, eso sí, no les quepa duda, de que sus respectivos títeres obedezcan perruna y financieramente.
  2. Y el cierre de la trilogía del Banco Mundial. Un Mundo en Peligro. Informe de 2019 y muy vinculado al anteriormente citado Desde el pánico y la negligencia a la inversión en seguridad sanitaria. En esta ocasión son siete sugerencias a sus polichinelas políticos y empresariales. Aunque ambos informes del Banco Mundial guardan semejanzas, germinan diferencias. El del pánico y la negligencia es de altísimo y muy enjundioso nivel, para aquellas personas que poseen el suficiente poder como para influir en gobernantes, entre otras entidades, y Un mundo en peligro es el elaborado por estos últimos para “intervenir” en cada país. Todo muy piramidal, ¿les suena?

Informes militares: OTAN y soldadesca española

  1. La criminal y terrorista OTAN pergeñó en 2003 Urban Operations in the Year 2020. Un nuevo capítulo de esta “guerra global”, de cuarta generación, que se viene desenvolviendo desde hace tiempo. Tan solo estamos asistiendo al primer acto de esta representación teatral que ansía una transhumanizada y posthumana esclavitud. Milicos, funciones de policía territorial, mientras ésta se “paramilitariza”. Los ejércitos, además de ser minuciosamente "blanqueados" y "naturalizados" en nuestras vidas, tendrán que llevar a cabo actividades de gestión (vigilancia y control) de la población civil. ¿Les suena el abyecto rollo del “rastreo”? Gestión física y gestión psicológica. Tortura psicológica, seamos precisos.

VII. Todos los cuadernos de estrategia militar de la soldadesca dizque nacionales. A través del Instituto Español de Estudios Estratégicos y el CESEDEN (Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional). El más clarividente, el 203. Emergencias pandémicas en un mundo globalizado: amenazas a la seguridad. O el escalofriante 201, curioso número. Límites jurídicos de las operaciones actuales, nuevos desafíos. O el lóbrego 199, Gobernanza futura: hiperglobalización, mundo multipolar y Estados menguantes. Cuadernos, pésimamente escritos, al servicio de las élites psicópatas. El ejército español es Otan, el genuino estado profundo, con sus superferolíticas y sofisticadas armas asesinas.  Por ejemplo, el célebre Club Bilderberg es evidentísima creación de la OTAN. Ergo, nuestra soldadesca, 100% perteneciente a la escoria globalista genocida. Eugenésica suena más fino.

Universidad de Hong Kong y el Pentágono

VIII. Un estudio de la Universidad de Hong Kong (financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates), en octubre de 2007, ya advirtió de que la presencia de un gran reservorio de virus como el inexiste Sars-CoV-2 en murciélagos de herradura (rinolófidos, constriñamos), junto con la cultura de comer mamíferos exóticos en el sur de China, era una "bomba de relojería" para la aparición de nuevos virus similares, como ha ocurrido con el Sars-CoV-2, causante de la inexistente enfermedad Covid-19. "Los coronavirus se someten a una recombinación genética, lo que puede dar lugar a nuevos genotipos y brotes. No debe ignorarse la posibilidad de que el Sars y otros nuevos virus reaparezcan en animales o laboratorios y, por consiguiente, la necesidad de estar preparados", alertaban los investigadores en una investigación publicada en la revista Clinical Microbiology Reviews. Estar preparados.

  1. Pentágono, 2017. Documento confidencial dirigido al actual falso enfermo Donald Trump. Se alertaba claramente de que “la amenaza más probable y significativa para los ciudadanos estadounidenses es una nueva enfermedad respiratoria” y que, en ese escenario, “todos los países industrializados, incluido Estados Unidos, carecerían de respiradores, medicamentos, camas hospitalarias, equipos de protección y mascarillas para afrontar una posible pandemia”. Sic. Resic. Siempre pronosticando, todos los documentos, las negligencias y torpezas gubernamentales, tan fingidas ellas.

La CIA, clave

  1. Informe Global Trends 2025, A Transformed World, poro abierto. Y clave. Este crucial análisis fue presentado en noviembre de 2008, por el National Intelligence Council (NIC), la oficina de anticipación geopolítica de la CIA. Estos profetas de los cojones, con inaudito sentido de la anticipación, anunciaban, para antes de 2025, “la aparición de una enfermedad respiratoria humana nueva, altamente transmisible y virulenta para la cual no existen contramedidas adecuadas, y que se podría convertir en una pandemia global”. El informe anunciaba que “la aparición de una enfermedad pandémica depende de la mutación o del reordenamiento genético de cepas de enfermedades que circulan actualmente, o de la aparición de un nuevo patógeno en el ser humano que podría ser una cepa de influenza aviar altamente patógena como el H5N1, u otros patógenos, como el SARS coronavirus, que también tienen este potencial”. Ay, raza de videntes y hechiceros. Negros, of course. Como sus reverenciadas noblezas.

El informe también advertía, con sorprendente antelación, que “si surgiera una enfermedad pandémica, probablemente ocurriría en un área marcada por una alta densidad de población y una estrecha asociación entre humanos y animales, como muchas áreas del sur de China y del sudeste de Asia, donde no están reguladas las prácticas de cría de animales silvestres lo cual podría permitir que un virus mute y provoque una enfermedad zoonótica potencialmente pandémica”. Lo clavaron. Otra vez, doce años antes.

Los autores del informe también preveían el riesgo de una respuesta demasiado lenta de las autoridades: “Podrían pasar semanas antes de obtener resultados de laboratorio definitivos que confirmen la existencia de una enfermedad nueva con potencial pandémico. Mientras tanto, los enfermos empezarían a aparecer en las ciudades del sureste asiático. A pesar de los límites impuestos a los viajes internacionales, los viajeros con leves síntomas o personas asintomáticas podrían transmitir la enfermedad a otros continentes”. Otra vez las simuladas desidias de las ilegítimas autoridades de cada nación.

De tal modo que “olas de nuevos casos acontecerían en pocos meses. La ausencia de una vacuna efectiva y la falta universal de inmunidad convertiría a las poblaciones en vulnerables a la infección. En el peor de los casos, de decenas a cientos de miles de estadounidenses, dentro de los Estados Unidos, enfermarían, y las muertes, a escala mundial, se calcularían en millones”. Lo dicho, clavadito. Clavadita, mejor expresado, ya que nos la han metido doblada.

Ayuso, todo – todo- es una colosal farsa

El diseño sobre el "ataque inminente" de un nuevo coronavirus devenía palmario. Podrían haber escogido una "amenaza global" real o falsa. Eligieron un virus inexistente. La gripe estacional fue rebautizada, apropiándose de toda su sintomatología.  Mientras, nos enredaron con sus habituales tintas de calamar. A saber. Origen chino vs. Origen yanqui. Génesis natural vs. Génesis artificial. Confinamientos buenos vs. Confinamientos malos. Cortinas de humo para ingenuos. O para covidiotas, sin más. No se necesitaban investigaciones de espías ultrasecretos para saber lo que se avecinaba. Se sabía… Lo sabían…Lo diseñaron. Pues eso, Ayuso, anímate y denuncia la farsa. TODA. En fin.

Plandemia