En plena eclosión del coronavirus estalla una noticia bomba en la casa real, que es de suma gravedad y que puede provocar una gran crisis en la institución y en la familia.

Ante el escándalo de Corinna y el dinero que recibió el Rey emérito de Arabia Saudí, el actual monarca Felipe VI en un acto sin apenas precedentes en España ha decidido renunciar a la herencia de Don Juan Carlos "que personalmente le pudiera corresponder".

Lo acaba de anunciar la Casa del Rey, en un comunicado oficial en el que también informa de que Don Juan Carlos deja de percibir la asignación que tiene fijada en los Presupuestos de la Casa de S.M. el Rey.