Como siempre, lo del Ayuntamiento de San Lorenzo, no tiene nombre.

Cada día me avergüenza más nuestro Ayuntamiento, cuando tiene que tomar alguna decisión con respecto al Valle de los Caídos. No importa si la decisión la tiene que tomar un ayuntamiento de izquierdas como el de Blanca Juárez en la anterior legislatura y gobernando Vecinos y PSOE o en este caso Carlota López del PP, gobernando con Ciudadanos y sujetados por VOX, siempre da la impresión que más que un beneficio turístico y económico de nuestro pueblo, el Valle de los Caídos es un problema que nos toca vivir cada poco tiempo por la “mala suerte” de estar en nuestro término municipal.

Las prisas por conceder licencias al vecino más importante del municipio, que es Patrimonio Nacional y por ende el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las cortes y Memoria democrática, del que depende, ¡para nosotros las quisiéramos el resto de los vecinos!, algunos lo llamarían desigualdad de derechos, otros, cobardía administrativa.

Pero ¿de donde procede esta desigualdad de derechos y esta cobardía municipal?

No hay duda que existe un agravio proverbial por parte de estos organismos públicos con nuestro ayuntamiento y por ende con los vecinos del mismo. Debería ser conocido por los mismos que Patrimonio Nacional tiene a gala no contestar las peticiones del municipio que no le parecen bien, Así y desde hace varios años existe la petición de autorizar la entrada gratuita a los vecinos de San Lorenzo en el Valle de los Caídos, no hay respuesta. La solicitud del Ayuntamiento para poder poner una oficina de Turismo en el Valle y mostrar a sus visitantes las excelencias de nuestra gastronomía, lugares de interés y cercanía de los mismos y que fue contestada con un “el Valle de los Caídos no tiene interés turístico”. A la petición de declaración de BIC (Bien de Interés Cultural), en este caso Comunidad de Madrid (PP y VOX) no saben, no contestan y así tantas otras peticiones.

No obstante, nuestro Muy Ilustre Ayuntamiento “pierde el c…”, ante cualquier petición del mismo, con celeridad y premura para atender lo que el número 1 de los vecinos le pida. Eso sí, exigirle lo que exige a otros vecinos, no.

Si a cualquier vecino se le desprende un trozo del tejado, fachada o balcón son raudos en exigir su reparación, se les multa por falta de mantenimiento (si es así) y se les repara en caso de peligro y ya se resarcirán los gastos si fuese necesario. A este vecino se le viene cayendo el monumento 20 años, recibe miles de visitantes, cierra negocios y espera que se caiga una cruz de 150 m de altura y nuestro Ayuntamiento, concede un permiso para consolidar, habilitar y afianzar los accesos a las criptas, y ¿no han pedido para conservar el monumento en general? Mientras hay desprendimientos, goteras, grietas no han pedido licencia para repararlas, pero para las criptas sí. (Base de la cruz abandonada, goteras generalizadas, viviendas abandonadas, ascensores averiados, funicular sin funcionamiento, jardines abandonados, fuentes sin agua, yesos caídos, esculturas con desprendimientos etc.).

Ahora nos dirán que la licencia no es para exhumar, toca fase “derechita cobarde”. Pasito a pasito, se anda el camino. Esto es un país de locos, un ayuntamiento de cobardes, un gobierno de aprovechados, un pueblo, como el de San Lorenzo, dejado de la mano de Dios y un Valle de los Caídos en fase de desahucio.