Dª Macarena Olona, nuestra adalid, siempre contra los pesebreros de “El Panfleto del 78”, se nos va

La candidata de Vox a la Junta de Andalucía, Macarena Olona, ha decidido dejar ala política. En un comunicado enviado a los medios, Olona asegura que "después de tres años dedicada en cuerpo y alma ha llegado el momento de poner fin a esta etapa por razones médicas ajenas a mi voluntad". Olona ya se lo ha comunicado al presidente de Vox, Santiago Abascal.

En la nota, Olona añade: "Ha sido un privilegio compartir estos años de enorme crecimiento para Vox, miles de kilómetros recorridos, jornadas interminables y la permanente entrega a España. Un honor ser parte de esta familia que no ha perdido la esperanza del cambio que merece España. Una familia cada vez mayor. De quien llevo conmigo su inmenso cariño y ejemplo de militantes, diputados, compañeros y, en especial, de Santiago Abascal, a quien quiero agradecer su confianza". 

"Conseguí concluir –añade Olona– la pasada campaña electoral andaluza, y quiero agradecer el esfuerzo de todo el partido para hacerlo posible, adaptándose a mis necesidades, protegiendo mi intimidad. Creí que bastaría con mi sola voluntad, pero la salud no entiende de compromisos y ahora debo afrontar un importante reto personal, por prescripción médica, incompatible con la exposición mediática y la entrega que Andalucía merece y exigiría, en mi nueva responsabilidad. Tan pronto como me sea posible, daré continuidad a mi vocación de servicio público como abogada del Estado. Desde donde seguiré sirviendo a los españoles"

 

La fortaleza, valentía, oratoria y seguridad en todas sus intervenciones, dejaba un olor fétido, en los pantalones de extremistas socialistas-comunistas-pro-etarras, pero también, en las filas de los peperos masones, liberticidas y traidores.

¿Qué ocurre en la directiva de VOX, para que los mejores dejen el Partido?

La gran Dama de Hierro, no es la primera y menos una excepción, antes de ella otros muchos personajes importantes dejaron el partido, mal llamado de “Ultraderecha”.

Mis queridos amigos y admirados grandes hombres y entre otros, lo abandonaron:

1º).- Mi querido amigo, D. Francisco Serrano, Magistrado y Juez, que dejó la Jurisprudencia, ante la injusticia, sufrida en sus propias carnes por el Tribunal Supremo, compuesto de marionetas políticas, sentadas por los Partidos dictadores de una Democracia inexistente, en su mayoría adscritos al  Partido Socialista y al Partido Popular, junto con otros de Izquierda Unida o Partido Nacionalista Vasco, fue deliberadamente depuesto por esta pandilla de indeseables. Recuperó la Magistratura, después de años perseguido y reclamando la derogación por todos los medios, hasta que el Tribunal Supremo, le dio la razón, pero él dijo: “Basta” y renuncio a seguir siendo Magistrado-Juez, para ejercer su trabajo como abogado.

Pues bien, D. Francisco, acusado por delitos que no cometió, fue líder de VOX, en Sevilla, portavoz y con posibilidades de llegar a ser Presidente de VOX en Andalucía, pero hubo problemas con la Presidencia, que la dirección del partido nunca solucionó.

2º).- Mi gran amigo y admirado Coronel de La legión, D. Enrique de Vivero, que luchó con honestidad, ilusión y valentía, para situar el Partido VOX, en el mapa de Málaga,  ganó las elecciones en dicha provincia por VOX, junto a su equipo y su secretaria y amiga mía Dª Nanda Agregano.

Pero en menos de dos meses, tomó la decisión de abandonar el partido, emitiendo un comunicado escueto, pero determinante:

“Diferencias irreconciliables, con algunos miembros de su Comité Ejecutivo” y matizó:

“No cuento con el apoyo del CEN a nivel nacional”

Con un intachable y excelente  “Curriculum Vitae” militar:

  1. ENRIQUE DE VIVERO FERNANDEZ, casado, con tres hijas y seis nietos nació en Tetuán en el año 1950 cuando su padre (gallego) fue destinado como Comandante a dicho territorio.

Vive en Málaga desde el año 1990 cuando ocupó la plaza de Comandante de Estado Mayor en el Mando de Legión con sede en Campamento Benítez (Málaga).

Es Coronel de Infantería de Estado Mayor retirado y Doctor en Ciencias Militares por la Escuela de Estado Mayor del Ejército Brasileño.

Ha ocupado distintos destinos en Cuerpos de Élite del Ejercito, entre ellos fue designado por el Ministro de Defensa Coronel del Primer Tercio de la Legión de la Guarnición de Melilla.

En el extranjero destacan, su paso por El Salvador, en la Misión para mantenimiento de la paz de Naciones Unidas “ONUSAL” (1992-1993), Argentina, en la Escuela Defensa nacional (1998) y finalmente en Brasil donde fue Profesor de la Escuela de Estado Mayor y Oficial de Enlace (2005 a 2008).

En su haber tiene otorgadas entre otras, la Placa de la Orden de San Hermenegildo, Cruz al Mérito Naval, Medalla de la Defensa Nacional Categoría Oro del Ejército Francés, Medalla del Pacificador del Ejército Brasileño, Medalla ONUSAL de las Naciones Unidas y Medalla de la Paz de Marruecos.

Es Consejero de Honor de la Congregación de Mena y Hermano Honorario de la Real Hermandad y Cofradía del Señor de la Caridad de Córdoba. Fue director de las Jornadas de Derecho Humanitario en el Primer Tercio de la Legión en Melilla con la colaboración de la Universidad de Granada (2000 y 2001) y autor de varias publicaciones sobre geopolítica, entre ellas para la Revista Internacional de Defensa y la Revista Extoikos;

Habla inglés y portugués.

Experto en Administración de Recursos: “La Guerra biológica es también objeto de la Defensa Nacional”

D. Enrique de Vivero Fernández inició su brillante carrera militar en el Sáhara cuando todavía era una de las provincias españolas. Vinculado siempre a la Legión (estuvo al frente del legendario Tercio Gran Capitán I de La Legión entre 2000 y 2002), ha participado en numerosas misiones internacionales y ha estado destinado en puestos de Estado Mayor. Católico practicante, Enrique de Vivero Fernández hizo siempre del compromiso ético con España una de sus principales razones de ser y de existir.

En la actualidad es componente del nuevo Partido Político: “TÚpatria” y lidera dicho partido en Málaga.

¿Y ahora, a quién votamos? Se nos ha ido la mejor 

Se nos ha ido una gran mujer, una Valiente Dama y una Oradora sin complejos