Ha sido su primer penalti con el Atlético de Madrid, pero le ha valido el pase a cuartos de final de la Champions. Juanfran ha sido el autor del tanto que ha permitido a los rojiblancos continuar vivos en Europa, a pesar de haber terminado con el marcador a cero tanto en la ida de octavos frente al PSV Eindhoven como en la vuelta en el propio Calderón, después de 30’ de prórroga y los cinco primeros penaltis materializados por ambos equipos. El del valenciano ha sido el octavo.

 

“Hoy me ha tocado a mí. Ha sido mi primer penalti con el Atleti y estoy muy contento”, aseguraba un Juanfran pletórico tras el encuentro. Como para no estarlo, porque este tanto (8-7, en los penaltis) ha supuesto subir un escalón más en Europa, donde ahora le esperan los cuartos de final de la Champions League. Mucho le ha costado al Atlético de Madrid llegar hasta este escalón, pero la victoria ha sido muy dulce después del sufrimiento con el que se ha conseguido en esta ocasión. Y si no que se lo pregunten al ‘Cholo’ Simeone, que enloqueció en el terreno de juego cuando el valenciano materializó el que supuso el gol de la victoria rojiblanca. Muy merecida, por otra parte, porque a pesar del resultado los locales fueron mejores que su rival.

 

Al Atlético le ocurrió lo mismo que el año pasado frente al Leverkusen, donde ya tuvo que recurrir a los penaltis para alcanzar los cuartos de la Champions. En esta ocasión tuvieron que jugarse nada más y nada menos que 210 minutos y se llegaron a tirar 16 penaltis. Unos datos que muestran la agonía por la que tuvieron que pasar los del ‘Cholo’ y la afición colchonera hasta alcanzar la sufrida victoria. Es así como alcanza el Atlético la felicidad, aunque si el resultado es como el obtenido frente al PSV merece, y mucho, la pena. Mención especial para la afición rojiblanca, que fue, una vez más, el jugador número 12 del Calderón.