Declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid en Sevilla, durante un coloquio con el director de El Independiente

Esto es una estrategia que viene desde hace ya muchos años y que tiene un recorrido y está perfectamente trazada, donde Madrid es un impedimento más y no es tanto por parte del presidente del Gobierno, que él tenga una hoja de ruta donde está ahora mismo de manera calculada, intentando transformar el país. Directamente lo único que tiene es ansia de poder, de mantenerse en el poder y perpetuarse haciendo lo que sea. 
 
Son sus socios los que tienen muy claro lo que tienen que hacer en España y como él, lo que necesita es seguir manteniéndose para salir con su Falcon para arriba para abajo, para seguir con sus viajes, para seguir siendo el presente todos, como lo quiere hacer a costa de lo que sea, mientras, les permite todo lo demás.
 
¿Qué impedimentos hay por el camino? La monarquía parlamentaria, la unidad de los españoles, la historia de España, el legado, nuestras tradiciones; la empresa, porque en la empresa y la familia la persona encuentra la libertad para ser uno mismo y para salir por sus medios sin depender de otros; y, por supuesto, Madrid, porque Madrid es la capital de todos también. 
 
Entonces todo lo que le recuerde a este gobierno dónde están los límites (es un impedimento): todas las instituciones y no digamos la independencia del poder judicial, la Policía Nacional, la Guardia Civil, todo lo que es impedimento para sus socios está cuestionado y Madrid es una más, es una china más, porque Madrid es unidad.
 
Porque en Madrid es cinco siglos de capitalidad y, por eso, ahora la quieren descentralizar, descapitalizar, la España policéntrica, nación de naciones, todos esos experimentos que con lo único que buscan es crear al final una España intratable donde no haya espacios comunes, donde hombres y mujeres no nos entendamos, donde la gente el campo con la gente de la ciudad tampoco, donde el pasado y el futuro entran en conflicto. 
 
Está totalmente perfecto todo urdido para que no haya espacios comunes, para que no haya unidad, porque cuando España está unida, está centrada en lo importante, cuando cada ciudadano tiene sus proyectos vitales, cuando las cosas funcionan, las instituciones son fuertes, pues evidentemente, él ni los totalitarios y los revolucionarios, es decir, los socios de Sánchez tienen nada que hacer.