Alejandro Vélez, de momento, sigue representando a Vox en Badajoz, y dejando las siglas del partido en muy buen lugar, los ciudadanos están contentos con su gestión. Su relación con Vox está judicializada a consecuencia de las irregularidades de su apertura de expediente. Tiene muy claro que si la justicia determina que quede como concejal no adscrito, seguirá en el Gobierno, evitando que Badajoz caiga en las garras de un socialismo delictivo. Atiende amablemente a ECDE para hablar de todo ello.

Usted ha declarado que su futuro en Vox lo ve muy negro...¿ve totalmente imposible que pueda permanecer en el partido?

Pues la situación es que la relación con Vox está judicializada a consecuencia de las irregularidades de mi apertura de expediente, y no está habiendo intención por Vox de reconducir todo a buen puerto, sino todo lo contrario. Estoy sufriendo como concejal de Gobierno de la única capital de provincia que tiene Vox, oposición política desde la propia Gestora de Vox Badajoz, amparados estos últimos por el diputado por la provincia, Sánchez del Real, y a su vez el avasallamiento del diputado es consentido por la Dirección Nacional. La militancia y afiliación provincial está fragmentada y con bajas continuas.

Es ante todo un asunto de justicia y de honor.

Pues sí he podido salir por mutuo propio antes de las filas del partido a consecuencia de la persecución a mi Grupo Municipal, pero he decidido permanecer, uno, defendiendo las ideas de Vox en todo momento, y dos, por mi honor, por justicia, porque Alejandro Vélez y su Grupo Municipal no han controvertido en ningún momento la línea política de Vox, sino lo único que no hemos consentido es en que se utilizaran las nóminas del Grupo Municipal para amigos de diputados que no iban ni a trabajar ni a aparecer en el Ayuntamiento de Badajoz, al que pertenezco como Gobierno.

Quizás lo fácil hubiese sido seguir como independiente, pero usted no mira lo fácil sino lo que es más correcto.

Como he dicho sigo representando a Vox como cargo electo, como cargo de Gobierno en la ciudad más importante de Extremadura, Badajoz, y dejando las siglas del partido en muy buen lugar, los ciudadanos están contentos con mi gestión de las Concejalías asignadas. Por el contrario, quienes están dejando mucho que desear es como dije anteriormente, la Gestora Provincial, la cual de la mano del PSOE hacen oposición política al tripartito que formamos en Badajoz Capital para evitar que gobierne la izquierda (PSOE+comunistas).

Anímicamente está un poco tocado y muy decepcionado.

Lo peor que puede hacer un político u organización política es crear frustración. Y Vox es lo que está consiguiendo en muchos de nosotros, está frustrando a muchos pacenses en cómo están maltratando a su único Concejal de Gobierno en una capital, y últimamente frustrando también por sus decisiones políticas nacionales, con esa abstención salvando in extremis al Gobierno socialcomunista, con el desliz de Ortega Smith de pactar con Illa, o de la fallida moción de censura que lo que ha hecho es abrir una guerra con quiénes habría que tender puentes de entendimiento. Recordemos las palabras de Abascal, el PP es nuestro adversario, pero no nuestro enemigo.

Una vez le dé o no la razón la justicia decidirá que hace.

Tengo muy claro que si quedo como concejal no adscrito, seguiré en el Gobierno, evitando como desde el principio, que Badajoz caiga en las garras de un socialismo delictivo. Seguiré siendo el mismo de siempre, porque los que me conocen saben que, Alejandro Vélez es un Patriota antes que existiera Vox, durante mi estancia en Vox, y seguiré siéndolo fuera de Vox. La Patria y los valores sociales, identitarios y soberanos están por encima de cualquier sigla política. Y por supuesto, es todo un orgullo como pacense, formar parte del Gobierno de Badajoz.

Por último, ¿cómo valora la labor de El Correo de España?

Supone un halo de libertad e independencia, de patriotismo, de ser políticamente incorrecto contra este correctismo progre global, supone un altavoz contra injusticias. Un lugar de encuentro de verdaderos amantes de España y valores en desuso. Es un placer camaradas.