Captura_de_pantalla_2021-01-29_a_las_19.23.19

En ocasiones es muy fructífero bucear en internet en lugar de perder el tiempo y la cabeza leyendo o viendo los media mayoritarios. Es más, puede afirmarse que lo es siempre.

            La plutocracia que nos tiraniza apenas deja algunas rendijas para ver la verdad y por ellas se pueden ver cosas “sorprendentes”. Un ejemplo es el sitio tuiter “LOQUEDIGAELFMI”. Compruébenlo en este mosaico de su reciente publicación. Se sorprenderán de la existencia de muy numerosos “negacionistas” y “terraplanistas” muy informados y valientes, e incluso de instituciones políticas, sanitarias y judiciales que, en ocasiones, cumplen con su función. Y no en otros planetas o “desiertos lejanos”.

            Por no ser muy prolijos, resumiremos que en los Países Bajos están a mucha más altura que aquí y se manifiestan, numerosa y diversamente, contra la demoníaca restricción de libertades, aunque sean mucho menores que aquí. Que el Parlamento Europeo, muy poco digno de encomio por lo general, ha dictado una resolución sobre la obligatoriedad de los Gobiernos de respetar la voluntad de no vacunarse.

            Además de lo recogido en esa red social, puede ampliarse las informaciones relevantes con otras que reseñan las acciones judiciales contra Christian Drosten, el asesor de Merkel y promotor, de facto, de los fraudulentos test PCR. Porque, ya saben, está documentado incluso por la OMS y sus astutamente cambiantes manifestaciones, que esos test son francamente poco fiables (tienen mucho “ruido de fondo”, máxime cuando los ciclos de amplificación son exagerados (lo que ocurre casi siempre). Incluso hay paquetes de test chinos que incluyen hisopos (escobillas) “positivas”, es decir, infectadas; es decir, que alguien puede utilizar esas infectadas para algo más que pruebas de funcionamiento.

 Captura_de_pantalla_2021-01-29_a_las_19.25.02

 

Gibraltar, Covid y traición

            Pero no queremos dispersarnos en esos tan importantes extremos y sí en otro más concreto y reciente. Gibraltar y el Campo de Gibraltar.

            Iker Jiménez, en su programa del 20 de enero, habló de que en esa vergüenza consentida y mantenida que es nuestra frontera Sur con Inglaterra, nuestra pérfida aliada, se están produciendo unas “incidencias” de Covid altísimas. En concreto, más de 2.000 casos por cada 100.000 habitantes. Algo que, sin duda, guarda relación con la tan cacareada “cepa inglesa” y el nulo confinamiento de La Línea de la Concepción con ese país extra-europeo al que pertenece el municipio de Gibraltar. Porque si en la mayoría de nuestros pueblos y ciudades no se puede “cruzar la frontera” con el de al lado, allí pueden los llanitos entrar y salir como y cuando quieren.

            Aquí no rige el aberrante y tiránico aislamiento social, como tampoco en Canarias, donde se admite, aloja, paga y aguanta (delitos incluidos de cualquier tipo) a todo inmigrante, sin pruebas de ningún tipo, Incluso el delegado de gobierno, Alfonso Pestana, acusa a los canarios de ser ellos los que contagian a esos privilegiados e impunes invasores mayoritariamente marroquíes.

            Bueno, aunque en Madrid, y también en Cataluña, se sujeta al bicho en cuanto a que se permite que los esposos y amantes que no convivan juntos puedan reunirse de vez en cuando. En esta ocasión el “virus” es anulado por el “amor” y no por la sumisión política.

Captura_de_pantalla_2021-01-29_a_las_19.25.47

       Pero lo más grave es lo que hemos leído de la mano de LOQUEDIGAELFMI:

«53 muertos en Gibraltar en 10 días después de que comenzaran las inyecciones experimentales de Pfizer. Antes del lanzamiento de las inyecciones, se informa que solo 16 personas murieron “por COVID” desde el comienzo de la “pandemia”».

       Sin duda en Inglaterra hay muchísima más transparencia informativa que aquí, donde no sabemos qué desastres inmediatos ha causado la vacuna de ARN mensajero de Pfizer, antes norteamericana y ahora irlandesa. Creemos que esos fallecimientos han sido causados por la vacuna y, mucho nos tememos, puede que efectos no deseados de la misma traspasen también la Verja antes de que la derribemos.

            El asunto es infinitamente más serio y trascendente de lo que pueda parecer a la mayoría. Inglaterra, después de marear la perdiz durante un año, ha salido de la Unión Europea, mandando, como siempre. Si a la España de Juan Carlos, para ingresar en la Unión Europea, se la hizo perder los beneficios del Acuerdo con el Mercado Común y tragar con la apertura de la Verja (imposición inglesa), a los british se les permite todo. Se les permitió no ahorcarse con la moneda común y, casualmente los días de Navidad y Año Viejo, se les ha concedido salirse de perlas, humillando a quien sea (Irlanda, España, Chipre). Aunque Irlanda, aunque sea “virtualmente”, ha recuperado la parte inglesa. Nuestros Gobernantes nos han traicionado.

 Gibraltar-Deaths-COVID-Injections

            González Laya

            Este Régimen, no lo olvidemos, y este Gobierno, ha formalizado la traición a España más visible y descarada desde hace centenares de años, con el agravante de que el Breixit ponía en la mesa las mejores cartas para, junto con las resoluciones de la ONU, obligar a Inglaterra a entregar la única colonia de Europa.

           Arancha González Laya, la ministro, no ha dicho más que falsedades edulcoradas, tonterías y zafiedades en su comparecencia para explicar el acuerdo previo alcanzado con Inglaterra, pero ha puesto en evidencia las verdaderas intenciones de la clase política: seguir humillándose ante los ingleses y, también, no nos engañemos, ante la Unión Europea.

Esta abogada vasca de 52 años, que marchó a Europa con 23, ha desarrollado su vida profesional en empresas privadas internacionales. Soltera, sin hijos y profundamente feminista, significativamente es, o ha sido hasta hace nada, Presidente del Consejo de Administración de International Gender Champions (IGC), un organismo ligado y financiado por Soros, con lo que ello pueda suponer de traba para la independencia de un miembro del Gobierno de España. Cosa que es totalmente congruente con un Presidente de Gobierno que recibió al citado personaje antes casi que hacerse cargo del despacho, y que se ha reunido más veces con él que con las cabezas del PP y Vox.

Pío Moa la tilda de “tiorra” en un magnífico artículo, recordando sus palabras respecto a que Gibraltar español no sirve de nada “llevamos 300 años de reivindicación siendo ignorados”, que hay que tirar la Verja, alcanzar la “prosperidad compartida” y la “gestión compartida de la interdependencia” con Gibraltar, así como la “prosperidad en las dos orillas” (en alusión a Marruecos). Ha sido desmentida inmediatamente por Boris Johnson y Picardo, a los que había felicitado, pues afirman que ellos harán los controles que quieran en la “frontera”.

             Respecto a la prosperidad compartida, recordemos que el contrabando a través de la colonia militar de Gibraltar supone para la Hacienda española, en datos de 2016, 1.000 millones de euros; la punta del iceberg de la evasión de capitales que se produce en el “top” de los paraísos fiscales. Y la gestión compartida de la interdependencia debe guardar relación con los 11 submarinos nucleares, dos de ellos norteamericanos, que se repararon allí.

            Para qué seguir. Las plagas de Egipto que se abaten sobre esta corrompida humanidad, en España vienen de la mano de nuestro Gobierno y del régimen de las autonomías. Seamos conscientes de ello si queremos acabar con la maldición o terminaremos como los egipcios.