En España no hay rey, si no reinado, pero de la anarquía.  Cada cual, si no es un mindundi, incluso un hombre normal,  paga impuestos, hace lo que le da la gana, cuando debiera hacer todo lo contrario y predicar con el ejemplo. Está de jefe en el poder, bien pagado y con la potestad de hacer que las cosas funcionen y sean justas. Pero no pueden hacer nada bien porque la perversion y la maldad pudren su alma.  Los presos de ETA y los que andan con ellos como es Marlaska y el gobierno, tras perjurar que no harían más homenajes a etarras que salen de la cárcel, organizan el mayor homenaje  al mayor asesino etarra. Decenas de personas tributaron en Pamplona a Ignacio Etxeberria Martín, alias Mortadelo, el Homenaje que hace menos de un mes negaron que harían. La humillación de las víctimas sigue sin que al ejecutivo le importe un comino. Siguen los aquelarres de ETA por soltarlos de la cárcel para acceder a la política adonde están sus compañeros. Esas cosas no las ven los de la ceguera voluntaria. Y ya hay que estar ciego para siendo tan gordas, no verlas. La sentencia del Supremo en Cataluña por respetar una mínima parte del idioma español en las

clases es incumplida, como ya es una constante en la tierra que dicen que no es española. El gobierno no ha supervisado el mensaje del Rey del 24 de diciembre, se lo ha dictado entero, con la prohibición de no tocar todo lo que S.M. ha pasado por alto. Está dentro de la lógica, si le ha firmado los indultos de los supremacistas, ¿cómo no le va a decir Sánchez todo lo que tiene que hacer? El Rey que ha de ser el primer español ejemplar, no defiende a su pueblo y pasa a ser el último mono, dejándose caer en manos de esta chusma infecta de la guillotina. Y de los que le queremos parece pasar. Es que no se da cuenta que le quieren cortar la cabeza? Para qué la agacha? El del Falcón  ha preparado unos desfalcos últimamente que aparte de la administración despilfarradora y abusadora de dinero público, no sé cómo le puede llegar el dinero para tanto.  El del Falcon hace un desfalco a diario. Los catalanes hacen lo que les da la gana y él no va a ser menos. Es el voto que más pasta le cuesta pero como no es suya, le da lo mismo, porque lo pagamos nosotros. Y con ese ejemplo los demás no se van a quedar detrás. Las 17 pirañas autonómicas imitarán a su jefe. Lo malo será cuando el pueblo haga lo mismo y se dedique al robo, al pillaje y al pistolerismo. Qué pasará cuando el pueblo ya no pueda pagar más impuestos a toda esta banda de ladrones? En cuanto empiecen a salir con los pies para adelante todas estas alimañas de vagos y maleantes que tanto daño hicieron desde el poder tras romper la Paz de la transición, se acabará la casta política. A robar a un camino... Nosotros ya estaremos criando malvas.

Sánchez tiene entre engañada y comprada a más de media España y en contra de la otra media que castiga. Necesita crear un enemigo para justificar sus crímenes. Y su criminalidad la terminará pagando la España entera, no solo la mitad a la que culpa de todos los males, hasta de haber matado a Manolete, si no también a la otra mitad a la que compra su voto y regala el caramelo envenenado. Sánchez es un elemento tan peligroso que no convocará elecciones hasta que no esté seguro de ganarlas y aún así hará trampas y no faltará la manipulación propia del partido.  Intentará por todos los medios ilegalizar a VOX, para que nadie le delate. A Casado ya lo tiene medio enredado porque es peor que el demonio. El quitarse de encima este lastre parece imposible. Arruinará España como hacen siempre los socialistas, pero además seguirá con lo que ellos llaman Hoja de Ruta y que termina en la tercera Republica . Antes la guerra civil que deben ganar, para instaurar una republica, que no va ser mejor que las dos anteriores. La primera tuvo cuatro presidentes, y duró un año, lleno de disturbios, guerras y serios problemas. La segunda duró más pero con el mismo estilo hasta terminar en guerra civil.  Aún hay tanto cabestro en este santo país que no se enteró cómo es esta gente que empieza por manipular el lenguaje y que entonces se llamaban "rojos" por su amor a Rusia, y ahora se llaman "progresistas" por su amor a la estupidez. Son tan tercos como necios y no cejarán en el empeño ni aunque escarmienten porque por su naturaleza nunca escarmientan. De ahí su necedad. Su maquiavelismo les lleva a creer que el fin justifica los medios y todo lo que hacen es ir hacia ahí.

Entonces como ahora España cayó en la anarquía, que es previa a la desesperación que lleva al enfrentamiento armado.  Esto le gusta a Sánchez y a todos sus votantes, adictos y palmeros. Esto que parece imposible por surrealista, es la pura realidad. Es la maldad que tienen en la cabeza y terminarán ejecutándola, a no ser que se equivoquen creyendo que todo el monte es orégano y les salga el tiro por la culata.

Han degenerado tanto que los terroristas cuando se cansaron de matar pasaron a la política y fueron bien colocados por los socialistas. Los etarras siempre encabezaron la macabra procesión de la izquierda con el puño en alto y toda la chusma les siguió cantando la Internacional puño en alto también. Esa es la izquierda progresista y feminista y antifascista. Ahora los terroristas se cambian por las víctimas que causaron y estas pasan a ser los verdugos. En cualquier orden son atroces. Véase lo que están haciendo en Madrid con una pésima escritora revolucionaria de extrema izquierda que nos la meten hasta en la sopa desde que pasó a mejor vida. Pusieron el mundo al revés y ahora no hay quien lo ponga derecho porque se cae. Ojalá se les caiga a todos ellos encima y los entierre en el infierno del que nunca debieran salir.

Ojalá vuelva a ser este país normal. La España de toda la vida.