La FUNDACIÓN NACIONAL FRANCISCO FRANCO presentó escrito formulando demanda contra el acuerdo del Pleno de la Ciudad Autónoma de Melilla de fecha 22 de febrero de 2021 que acordó la retirada de la estatua del Comandante Franco de la vía pública de forma taimada, semiclandestina y opaca para evitar que se pueda recurrir el acto antes de materializarse, justo al día siguiente, antes de la publicación de dicho acuerdo y antes de ser conocido por la ciudadanía y en el que también se planteaba CUESTIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD con relación al artículo 15 de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, conocida como Ley de la Memoria Histórica, por considerar que vulneran los artículos 1.1, 9.3, 10.1, 14, 16 y 18.1 de la Constitución Española.

Tras este escrito de la FNFF, el juzgado de lo contencioso-administrativo, además de haber admitido a trámite la demanda, ha ordenado abrir pieza separada con testimonio de ese escrito para que cuando sea el momento procesal oportuno -el pleito quede visto para sentencia- tramitar la cuestión de inconstitucionalidad planteada de acuerdo con lo dispuesto en la Ley.

Como no puede ser de otra manera, esta Fundación no va a cejar en su empeño de pedir la justicia que merecen las virtudes y los hechos heroicos que, en beneficio de la ciudad de Melilla y los melillenses, llevó a cabo el Comandante Franco, si cabe con más energía, al comprobar que los motivos que mueven a la Asamblea de Melilla son el sectarismo y un ajuste de cuentas histórico que para nada quedan recogidos en la Ley de Memoria Histórica.

“Las virtudes más grandes son aquellas que más utilidad reportan a las otras personas”. Aristóteles