Entrevista con Tymoteusz Zych, Doctor en Derecho, vicepresidente del Instituto Ordo Iuris y de la Confederación de Iniciativas No Gubernamentales de Polonia, y rector del Collegium Intermarium.

¿Qué es el Instituto Ordo Iuris y cuáles son sus principales objetivos?

Básicamente, Ordo Iuris es un think tank de los derechos humanos que pretende recuperar el sentido consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 y en el Pacto de Nueva York de 1966 frente a unos derechos humanos emergentes que surgen de ONGs internacionales y desde una ideología radical que en realidad no tiene nada que ver con los derechos humanos. Una ideología que no busca mejorar o ayudar a la sociedad y que muy a menudo va contra el hombre mismo y contra todos los cimientos de la sociedad. Ordo Iuris hace frente a esta ideología desde el derecho y también desde el campo científico y filosófico, ahora también mediante el Collegium Intermarium.

Su objetivo es devolver el significado a los derechos humanos, pero actualmente en Europa se define la ideología LGBT como un valor europeo fundamental y se están alterando todos los valores tradicionales.  

Sí, coincido con lo que dice, hay una alteración del significado de los derechos humanos y desde luego la ideología LGBT no tiene nada que ver con ellos porque no tratan de proteger los derechos humanos de un determinado grupo de personas, sino que se trata de algo completamente distinto. Se trata de un movimiento político e ideológico que trata de dirigir la sociedad en base a la orientación sexual de las personas. Los derechos humanos son algo mucho más complejo que la mera sexualidad. Todo esto no tiene nada que ver con la igualdad de las minorías sexuales, una igualdad que ya existe en la ley, sino en cosas como en la enseñanza de la ideología LGBT en las escuelas. Es ideología y, por supuesto, los padres tienen derecho a que no se les dé esa educación a sus hijos.

Lo mismo ha sucedido con el aborto, que se quiere convertir en un derecho humano obviando el derecho humano más importante que es el derecho a la vida. Por esa razón es tan importante devolver su significado a los derechos humanos.

Ha mencionado el aborto. En diciembre el periódico izquierdista Gaceta Wyborcza publicó un anuncio de la Abortion Support Network ofreciendo aborto gratuito a las mujeres polacas, algo ilegal en Polonia. Ordo Iuris remitió una denuncia a la fiscalía. ¿En que ha quedado este asunto?

Por el momento la denuncia no ha progresado. Nuestra postura en este asunto de Gaceta Wyborcza no fue motivada no sólo por la falta de respeto a la ley polaca, sino también porque se trata de un procedimiento ilegal y de un tipo de operación peligroso. Por esa razón quisimos pararlo, pero desconozco si el gobierno polaco ha tomado alguna medida. Nuestra denuncia no se basó en la ley criminal, sino que recurrimos a la ley relativa al uso de medicamentos porque es obligatorio señalar todos los componentes de un medicamento y todas las consecuencias negativas que puede tener su uso. Esto se hace con todo, pero en lo referido al aborto parece que no le importa a nadie y se trata de medicamentos que pueden tener consecuencias muy dañinas para la mujer. Este es otro aspecto en el que creemos que se debe abrir el debate.  

El Tribunal Constitucional polaco ha declarado que las leyes polacas tienen prevalencia sobre las leyes comunitarias. ¿Cuál es su opinión sobre este asunto?

Creo que no es una controversia. En otros países como Alemania o Rumanía, los tribunales se han manifestado en el mismo sentido, las leyes nacionales, la constitución, tienen prevalencia sobre las leyes comunitarias. La Unión Europea no está autorizada a interferir en casos reservados a los Estados miembros y su catálogo de competencias se encuentra claramente delimitado en los Tratados y por los principios de subsidiariedad y proporcionalidad.

En octubre comienza el primer curso del Collegium Intermarium. Además de este proyecto tengo entendido que hay otro por parte del ministerio de Justicia. ¿Era necesario crear estas instituciones? ¿Ha llegado también a las universidades polacas la enfermedad de lo políticamente correcto que se ha extendido por toda Europa Occidental?

El proyecto del ministerio de Justicia es diferente al nuestro en el sentido de que está dirigido únicamente a estudiantes que quieren cursar estudios relacionados con el derecho y la carrera judicial. El Collegium Intermarium no sólo está dirigido al derecho, también a las relaciones internacionales, y su plan interdisciplinario abarca otras ciencias sociales como la filosofía, la economía y la historia.

La “cultura de la cancelación” ha llegado también a las universidades polacas. Por ejemplo, en la universidad de Katowice se presentó una denuncia ante el rector contra una profesora por sus “opiniones homofóbicas” y promover puntos de vista católicos radicales. La denuncia señalaba que la profesora se manifestaba en contra del aborto, equiparaba la ideología de género con el comunismo y defendía la familia tradicional, la unión de un hombre y una mujer. ¿Qué hay de radical en esto? Ordo Iuris intervino en favor de la profesora Ewa Budzyńska, pero finalmente ha sido sancionada por la Comisión Disciplinaria de la universidad. Este es un claro caso de ataque a la libertad académica, pero parece que esto no le importa a nadie y es algo muy grave. Podría darle más ejemplos. En Poznan, Ordo Iuris ha logrado que las autoridades municipales retiren un proyecto de educación de clases “contra la discriminación” para las escuelas, que en realidad no era más que adoctrinamiento en ideología de género.    

El Collegium Intermarium es un regreso a la idea clásica de Universidad, como usted ha definido, “la antítesis del proyecto de Soros”. ¿Un regreso al mérito ante unas universidades que sólo promueven ideología?

Un regreso a los valores tradicionales para restaurar el papel de las universidades en la vida pública. Hoy en día, las universidades han abandonado ese papel y el Collegium Intermarium pretende volver a los fundamentos de la cultura clásica, un espacio de formación de opinión, donde se produzca el intercambio de ideas y la transferencia de conocimientos y sistemas de valores a los estudiantes. Algo muy necesario cuando cada vez hay menos espacio para un debate académico libre y una respuesta a la crisis de la vida académica. Nuestra universidad tiene como base las ideas inmutables de la Verdad, el Bien y la Belleza, y no reniega de los fundamentos de nuestra civilización: el derecho romano, la filosofía griega y la herencia viva del cristianismo.

El Collegium Intermarium cuenta con un equipo docente excelente e internacional y en la presentación estuvieron presentes figuras como David Engels, Chantal Desol o Vaclak Havel y organizaciones como el Centro de Derechos Fundamentales de Hungría. ¿Qué importancia tiene para el Collegium Intermarium la cooperación internacional?

Uno de los pilares del Collegium Intermarium es la cooperación con socios científicos, sociales y empresariales en el extranjero, principalmente con los países que forman parte del Intermarium, la “Iniciativa de los Tres Mares” que incluye a 12 países comunitarios en la región entre los mares Báltico, Negro y Adriático. Pero, por supuesto, también buscamos la cooperación con centros académicos, empresarios y think tanks de Europa Occidental y de los Estados Unidos, e incluso de países que no son miembros de la Unión Europea pero que históricamente pertenecen al Intermarium, como Ucrania, Serbia o Bosnia y Herzegovina entre otros.

Ahora mismo existe una oferta para estudiantes internacionales, un Máster de Derecho Europeo en Derechos Humanos y Resolución de Conflictos Internacionales. Tenemos un profesorado internacional con verdaderos especialistas en sus campos como el Prof. Andras Lanczi, Rector de la Universidad Maciej Korwin en Budapest, la Princesa Prof. Dra. Ingrid Detter de Frankopan, a cargo del Departamento de Derecho Internacional y que trabajó con San Juan Pablo II en derechos humanos, el Prof. Stephen Baskerville, a cargo del Departamento de Ciencias del Estado, o el Dr. Gregor Puppinck, uno de los mejores especialistas en procedimientos ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Este Master es muy asequible para los estudiantes, que pueden informarse de sus condiciones y contenidos en nuestra página web.