Victor  Mora hizo  una magna obra,  de la que  soy gran aficionado,  Capitán Trueno,  Jabato, Corsario de Hierro  entre  otros  fueron  tres  formatos  prácticamente  iguales  en  tres  escenarios  distintos,  que reflejaban los  valores  que  el  Régimen propugnaba; mientras  el  muy  hijo de puta,  masón  y comunista  no  creía una Palabra de los valores que a sus héroes  caracterizaban.


Pues jodete  amigo  Víctor,  que  aún  sin  quererlo a algunos  nos  educaste con unos  sentimientos  parejos a aquellos adalides de lo mejor del carácter hispánico,  y de los que tú más tarde renegaste.


Algunos vivimos enamorados de Sigrid de Thule,  vimos en Crispín al predecesor de Roberto Alcázar,  y en los dalinianos Fideo de Mileto o Merlín,  la fidelidad,  o la  nobleza  casi baturra de Goliath,  Taurus  o el escocés Mac Meck.


Mientras su creador cual padre desnaturalizado  los repudiada demostrando que tras esa fachada... Sólo había un truhán,  un malvado perillán, o un barbián muy malandrín y de la peor estofa.Que te den,  impresentable