**Marina Castaño ha escritor una carta abierta a Cela explicándole algunos cambios habidos en estos 20 años desde que el escrito pasó a mejor vida. Ha despertado el cabreo de los progres, lo que indica que en conjunto no está mal.
**Aniversario de la muerte de Cela: “Nadie lo lee ya”, dicen editores y libreros. Los gustos cambian, y desde mucho antes de muerto Cela vienen cambiando hacia una banalidad creciente. España entró en el remolino de la cultura “europea”, y su cultura actual viene a ser un apéndice más bien tosco de la cultura anglosajona. 
**A vueltas con el Ulises de Joyce, que, se afirma, nadie ha leído o sido capaz de leer. Otros dicen que hay que leerlo por narices, ya que “abrió las puertas a la modernidad”. Me puse a leerlo cuando era joven y no me interesó en absoluto, aunque hice algún esfuerzo. Una palabrería interminable sobre un personaje insignificante y sus, digamos, fecalidades. Como burla de la Odisea podría tener un pase, pero tampoco. Lo significativo es el prestigio literario conseguido en “la modernidad”.  
**Un gobierno pederasta (porque lo es, entre otras “virtudes”) asesta a la Iglesia una patada en la entrepierna acusándola a su vez de pederasta. Similarmente, el jefe de ese gobierno,  cabecilla del PSOE, el partido más ladrón y corrupto de la historia de España trepó al poder  acusando de corrupción a otro partido también corrupto, pero algo menos. Solo que en lo de la pederastia hay algo de justicia poética: por congraciarse con los estafadores, el grupo de los obispos amparó con silencio cómplice la profanación de la tumba de Franco, que precisamente había salvado a la Iglesia de un completo exterminio por el PSOE, entre otros. Y ahora este le paga así su complicidad. Es todo tan increíblemente farsante, que tiene finalmente una comicidad amarga.
**Por una vez tiene razón la izquierda cuando moteja la canción eurovisiva española de “choni”. Porque lo es: chabacana, pueril y por supuesto en la onda de la colonización cultural, de la infracultura chillona y putilla que hoy ocupa el espacio público en España. Claro que a la izquierda eso no le importa, lo que le fastidia es que esa basura de canción haya ganado a otra basura feminista.  VOX debería elaborar  una línea cultural, pues lo que llaman “batalla cultural” no se limita a la política directa. 
**VOX ha cometido un grave error al ponerse del lado de “Ucrania”, es decir, de la OTAN y de la provocación a Rusia. Una de las lagunas de ese prometedor partido es una concepción de política  exterior que solo puede ser neutralista. La OTAN puede venir bien a Polonia, pero de ningún modo  a España. Y a Ucrania tampoco, so pena de amenazar la paz de Europa.
**La OTAN nació para frenar el expansionismo soviético y defender los intereses de Usa e Inglaterra. en aquellos momentos, las dos clases de intereses coincidían y coincidían también con los de los países de Europa occidental, incluida España. Caída la URSS, la OTAN defiende los intereses nacionales o imperiales anglosajones, su expansionismo mundial. Que son realmente hostiles a España.