Alfredo Perdiguero, actualmente portavoz del MIP (Movimiento Independiente de Policías) es un buen policía que siempre ha luchado desde los sindicatos policiales por defender la verdad y la justicia, aunque ello le costase sanciones policiales. Aunque él dice que lo de ahora no tiene nada que ver, en la actualidad han iniciado una brutal persecución contra su persona con 5 expedientes disciplinarios totalmente injustos y abusivos. ECDE se ha puesto en contacto con él y amablemente nos lo cuenta.

¿Cómo empezó esta nueva persecución?

El año pasado colgué un vídeo de un equipo de balonmano, el Anaitasuna, en el que todo el mundo entendíamos que decían “Gora ETA”. Yo simplemente puse un twitt de comprensión lectora, en el cuál decía que eso de Gora ETA sería un montaje. Pero como Chivite, presidente de Navarra, se quejó y Marlaska subió a Navarra a escucharla y dijo que no iba a permitir a funcionarios que dijesen esas (supuestas) barbaridades, me metió dos faltas graves por las que estoy suspendido ahora mismo hasta el 17 de diciembre.

¿Cuál fue su segunda sanción?

En la manifestación que hubo en Castellana tras el confinamiento en la cual iba en coche con la bandera de España y dije que era una vergüenza quitar la bandera de España en nuestro país. Dicen que eso es mentira, me han dejado sin la fase de prueba, que dejan al peor delincuente en España y me han impuesto 30 días y el director lo ha elevado a 60 días.

Pero no hay dos sin tres y el ensañamiento siguió...

Fue por un almacén que salió en la tele en el que decían que era de material sanitario y luego eran folios. Yo dije que que pena que haya para unos sí y para otros no. Eso lo consideran otra falta grave.

En la cuarta le denuncian por cumplir su deber.

Fue un incidente con un marroquí en Lavapiés en el que le decía que mantuviera la distancia y se pusiera la mascarilla. Le dije que al final lo iba a detener porque llevaba 30 minutos insultándonos y amenazándonos a los que estábamos por allí. Yo estaba grabando un programa de internet, Estado de Alarma.

Y con la quinta acaba hasta el moño...

El instructor me preguntó por qué digo al vicepresidente Pablo Iglesias el del moños y por qué digo Unidas Podemos y por qué afirmo que son asquerosas y repugnantes las declaraciones de Sánchez cuando dice que le da pena que se suicide un etarra y nunca le ha dado pena que se suicide un compañero de la Policía Nacional o de la Guardia Civil. Estos son los 5 expedientes que tengo abiertos ahora mismo. Entre todos ellos pueden llegar hasta el año de sanción.

¿Pero cuál fue el punto de inflexión por el que ha explosionado todo?

Fue desde que el Secretario General del Partido Comunista, Enrique Santiago, en la Comisión de Interior del Congreso dijo que yo repartía odio, racismo y xenofobia por las televisiones y pedía que me echasen del Cuerpo de Policía porque no se podía permitir que una persona como yo estuviese en él. No le puedo denunciar porque no tiene inmunidad parlamentaria y no tiene cojones a decirlo en la calle para que se le puedan interponer acciones penales. Y el mismo individuo me ha denunciado tres veces a la Fiscalía por pertenencia a grupo criminal organizado con intención de desestabilizar al gobierno, decía que creaba bulos, Las tres denuncias ni la Fiscalía General ni la Fiscalía de la Audiencia Nacional las ha admitido a trámite.

¿Por qué le persiguen a usted?

Eso nos gustaría saber a todos: ¿Qué buscan? ¿Por qué yo? ¿Por qué entre 65000 policías y 85000 guardias civiles soy yo el blanco de sus iras y el blanco de sus denuncias? Eso es lo que nadie sabemos, algo debo estar haciendo o diciendo que tanto les fastidia.