Vaya tropa. La frase se le atribuye a Romanones, pero es aplicable a gran parte de los políticos de hoy. En este caso le viene al pelo al Partido Popular, visto lo visto en lo que está aconteciendo en esta convención de no se sabe qué, que deambuló por las principales capitales españolas. ¿Para qué?

Este es el tema. A bote pronto lo que se me ocurre es que esta convención es para al que todos los cursis y no tan cursis del PP llaman "presidente Casado" se de una ducha -su insignificancia no llega a baño- de populismo y a su mayor gloria. Visto que la también "presidente" (sí, no se dice presidenta) Díaz Ayuso le está comiendo la merienda en popularidad al jefe, pues se organizan convencioncillas itinerantes, en cada una de las cuales contratan de teloneros a extras con el caché ya un poco deteriorado algunos, cuando no manifiestamente delictivo otro.

Para abrir boca, en Santiago de Compostela, sacan el primer día a pasear y decir sandeces a la momia rajoyiana que en un alarde de cobardía le entregó en bandeja de plata el poder a un psicópata, narciso y traidor. A quien la tarde de autos se fue junto con su guardia pretoriana a un tabernario de postín a ponerse hasta las trancas de tragos, que diría un mexicano. Sólo por eso no debería asomar la nariz ante un micrófono para dirigirse al pueblo que traicionó. Llegó a decir que lo que a él le pone es arreglar los desaguisados económicos que dejan los socialistas y que es lo que le gusta. ¿Y los otros que prometió en su programa? Ah, esos no, no vaya a ser que la parroquia socialista, comunista, terrorista y secesionista le llamen fachita. Todo un número y un desafuero.

Segundo día. Valladolid. Teloneros: Tajani, ex presidente del Parlamento Europeo y Tusk ex presidente del Consejo de Europa y de Polonia. En este día, quedó evidente la idea que tiene el PP sobre las autonomías y su nula voluntad, no ya de cerrarlas, sino de corregir nada. El baño que les dio, en concreto a Uriarte, Alejo Vidal-Quadras a este respecto fue abochornante. El argumento del PP: las autonomías son muy buenas allí donde gobierna el partido popular y por lo tanto no hay que enmendarlas. Véase el estado del español en Galicia, Baleares y las leyes de género de Madrid y otras autonomías gobernadas por el PP.

Tercer día: Madrid. Invitados, Durao Barroso expresidente de la C. Europea y de Portugal y el expresidente francés Nicolás Sarkozy. Un fichaje de primera para acompañar al "presidente Casado", hecho que debería merecer la condecoración al equipo de organización y comunicación del partido por su gran acierto. Solo un pero, resulta que el ex presidente francés tan elogiado en su día fue condenado hace siete meses por corrupción y tráfico de influencias. y al día siguiente a su intervención y sobeteo al presidente Casado, fue condenado por segunda vez a un año de cárcel, que podrá cumplir bajo arresto domiciliario, por la financiación ilegal de su campaña de 2012. Más brillo y esplendor, imposible.

Cuarto día: Sevilla. En esta ocasión sacan a un telonero acartonado en su imagen y políticamente que es "el presidente Aznar" y a un escritor como Mario Vargas Llosa, idem de lo mismo. Si estos son sus referentes e ideólogos para llevar a cabo el slogan de estas convencioncillas "Una semana por las ideas", que Dios nos coja confesados. Hasta ahora, las convenciones, ayunas de convicciones, han sacado a pasear a lo mejor del cartón piedra de los estudios de Samuel Bronston, para no decir nada nuevo ni acorde a la gravedad de los tiempos que vivimos. Están en otra realidad.

El quinto, en Cartagena. Con dos expresidentes, uno de México y el otro de Colombia, ceremoniando de teloneros y ambos muy apropiados para darnos lecciones con lo que han tenido y tienen en sus respectivos países. Por la parte autóctona, Fernando López Miras Presidente de la Región de Murcia y Noelia Arroyo Alcaldesa de Cartagena, el primero un mindundi intrigante, sin oficio ni beneficio político alguno, fiel siervo del jefe de turno.

Y el 2 y 3 de Octubre, la traca final en Valencia, la tierras de las mascletás y las hogueras, en el caso de esta convención más bien de las vanidades, que no tanto de las ideas. Si tienen la oportunidad, no dejen de ver el vídeo donde se recogen las intervenciones de los asistentes y en concreto la de Isabel Díaz Ayuso que al final de su intervención fue abrumadoramente aplaudida pon el auditorio puesto en pie, mientras que la primera fila con los máximos jerifaltes permanecían sentados. A uno de ellos, próximo a Casado se le ocurrió ponerse también en pie y fue cogido por el brazo por el "presidente Casado" y obligado a volver a sentarse. Por cierto, ¿qué hacía e hizo Díaz Ayuso visitando el Consejo de Relaciones Exteriores en su viaje a Washington, siendo este organismo uno de los bastiones de Soros en la capital de USA?

En fin, más de lo mismo, progresismo de pandereta, teloneros ya un poco revenidos y seguro que bien "empastados" (de pasta, claro), afines todos a la corriente globalista y muy guays, modernos y modernas, adorando a un "presidente Casado" que no sabe si va o viene, para ver si lo hacen presidente de verdad y les cae algo el día de mañana. De momento "la candidata" va piano piano, agazapada esperando que el hoy su jefe se la pegue en el gobierno o en la oposición y dar el salto sola, o en compañía de otros.

Resumiendo: convenciones 6 - 0 ideas y convicciones.