Como ustedes conocen yo realizo un programa de temas generales los domingos por la noche en radioya. Este domingo pasado al revés que el resto de los programas de carácter general o específicos de información, obvie la situación, la noticia, la actualidad del día. Simplemente en el primer minuto dije que no iba a hablar de las elecciones y apuntilla argumentando algo parecido a: que no tenía ningún interés algo que yo presumía que no era verdadero, no con esas palabras, pero si con esa idea.

 

Dirán ustedes, que como podía pensar yo eso y además decirlo. Bueno, sencillamente lo creía y el tiempo, aunque corto desde entonces, me ha venido a dar la razón. La situación era auténticamente kafkiana, en medio de una situación como la Plandemia, algo que yo he padecido y por lo cual no me pueden llamar negacionista, pero que intuyo que está: planificada, organizada y ejecutada por, llamemoslas, las fuerzas del mal y sus representantes en el Mundo y en concreto aquí, por los políticos que nos ha tocado sufrir.

 

Volviendo a las elecciones, era más que previsible el resultado, de hecho en varias ocasiones, y ahí está la hemeroteca, yo dije públicamente el resultado aproximado, y excepto en el resultado del propio doctor Illa que lo aproxime, lo de los demás lo clave al ciento por ciento. Era fácil prever el desastre de quien, durante años ha engañado al electorado, presentándose como los auténticos representantes de todos los españoles y defensores de la españolidad catalana, para luego compadrear con los "indepes" por un plato de lentejas. Y lo de los "indepes", que con el tema de la Plandemia y la posible abstención por el miedo en los pueblos, era de prever, solo me ha llamado la atención de dos Fuenteovejuna, que se pueden multiplicar, porque hay mucha gente que esta harta de chulitos y mafiosos, y solo es cuestión de tiempo que al no darles salida, pues pongan pie en pared.

 

También era fácil calcular la espectacular entrada de VOX, pues los que se siguen sintiendo españoles necesitaban una tabla de salvación a donde agarrarse y era la única. Respecto a VOX decir que no entiendo como no han presentado recursos en la jornada del miércoles ante las diferentes juntas electorales para recontar los votos de las actas electorales, y que simplemente no cuadran, entiendo que se conforman con once diputados, cuando posiblemente les corresponda una cantidad muy superior. Esa reclamación ya la ha hecho Elecciones Transparentes, pero como siempre les han maltratado o ignorado, eso de ser Pepito Grillo no es popular en esos ámbitos de poder.

 

También, podrían haber reclamado revisiones los otros partidos en debacle y cuesta abajo, pero en estos casos, con seguridad, no tenían nada que reclamar, y pasaron a la situación de plañideras, en realidad de ponerse a dar explicaciones que son un auténtico despropósito en ambos casos. Para empezar los de la Veleta Naranja, más conocidos por Ciudadanos, echaron la culpa a que sus votantes se quedaron en casa, por no estar motivados. Me gustaría saber si quien los tenía que motivar era yo, o usted lector; porque eso se deduce de lo que ellos explican, cuando entiendo que es Ciudadanos y sus hechos, quien debería motivarlos, algo imposible si tenemos en cuenta que por dos veces Ciudadanos ha ido a lo suyo y ha dejado colgados a sus votantes. En definitiva ¡Palabras!.

 

El otro posible reclamante habría sido el PP, pero que iban a reclamar, diez o quince votos, que no arreglaría nada, pues su problema es y ha sido siempre el mismo: Palabras, Palabras, Palabras, pero en realidad sus votantes no pintan, ni han pintado nunca nada, pues los dirigentes siempre han ido a lo suyo, desde "el Patrón" a Mariano, pasando por el que hacía todo tipo de tratos con Pujol. En definitiva, que importaban los españoles, que se sienten españoles en Cataluña. Por eso, a la hora de explicar lo que les ha pasado, yo no he conseguido saber lo que Teodoro García Egea dice en su alocución explicativa por más que lo oigo y, por otro lado, el presidente del partido ha decidido que esto era la señal para cambiar de edificio la sede del partido, pues seguramente es el culpable de que ya no confíen en ellos. En fin, como siempre el PP confunde "el culo con las temporas". En definitiva: Palabras.

 

Y ahora llegamos al razonamiento más próximo al resultado del domingo: El resultado es el que mejor venía, el que matemáticamente, algo curioso, encaja mejor con el futuro ajuste de cara a la formación de un desgobierno en la Generalidad de Barcelona. Pues, contempla las dos posibilidades que curiosamente les viene bien a unos y a otros. Ninguno de los "gurús" que elucubraban los resultados predecían exactamente ese resultado, porque según ellos la igualdad entre los tres primeros partidos va a dificultar la formación de gobierno. ¿de que gobierno? Si esto estaba pactado antes de empezar. Menos elucubraciones y más matemáticas. Hagan diversas conjugaciones entre los números y verán que hay dos posibilidades perfectamente visibles. A saber plan "A" y plan "B", según tercien las posibilidades de gestión de lo pactado y además, sirve para marear la perdiz hasta llegar a lo solución anterior sin que se note, decidiendo lo que más guste en el momento final, pues siempre se puede escoger la variación más interesante para quien de verdad manda en este país, justificando de paso lo injustificable por bien de la gobernabilidad.

 

Alguien dirá: que como estoy tan seguro y como lo estaban ellos de llegar a ese resultado. Pues es muy sencillo, el resultado era previsible, pues la gente votando, el paripé de las mascarillas, la campaña electoral, etc., era y será siempre una cortina de humo. Un triunfo de Iván Redondo y sus tejemanejes. En definitiva, que estoy segurisimo, que hubiese votado el personal, lo que hubiese votado, el resultado será siempre el que ha salido, era cuestión de furgonetas de correos, con votos ídem, que para eso, nuestro amado líder y gran timonel, puso de jefazo de Correos a un amiguete. De todas formas si fallaba el plan "A", siempre tendremos el plan "B", o sea volcado de los resultados a la empresa de digitalización Indra y todo solucionado. Igualico que en Estados Unidos, o se piensa aquí alguien que no existe el globalismo.

 

Lo que más me llama la atención es que unos actores de teatro tan malos, ya que si se ganasen la vida como actores se iban a morir de hambre. Aunque como gestores no son mejores que digamos. Piensen que nos han vendido la burra ciega y la verdad es que casi, pero como siempre los teatreros se han pasado de frenada, pero da igual porque el pueblo está como si nada. No reacciona, ni reacciona, pues el pueblo está hipnotizado por las telecuatreros, que se están ganando con su trabajo los 112 millones de "pavos" que les han dado por ser correa de transmisión y tan amigos.

 

Finalmente, mi opinión es que quien ha ganado las elecciones son ese cuarenta y siete por ciento que no han ido a votar, que deslegitimizanizan a quien se autoproclama ganador y a quien forme gobierno. Porque ciertamente el pueblo está anestesiado por los medios de comunicación y la propaganda, pero no todos, la abstención tarde o temprano les pasará factura, porque es así y no hay nada más que mirar la historia del mundo, cosa que esta partida de políticos, que en su mayoría no ha terminado ni el bachillerato, desconoce y es incapaz de comprender. Lo peor de todo es que los demás , los que escribimos y los que leen, somos los que al final pagaremos los platos rotos.

 

Señoras y señores, esto es lo que hay... Y para más datos y opiniones me acompaña Don Ernesto Ladrón de Guevara, antiguo político, profesor y analista en el siguiente video.